Política
Ver día anteriorMartes 18 de marzo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Astillero

Protestas sin unidad

PRD y Cárdenas, por su lado

AMLO en Villahermosa

Informe de Artículo 19

Julio Hernández López
Foto
AUTODEFENSAS DEL LIMÓN. En el tianguis limonero de Apatzingán, Michoacán, productores encabezados por el Comandante Cinco votan para fijar el precio del producto en 23 pesos y combatir a los especuladoresFoto Pablo Ramos
U

n buen aliciente para la desmemoria histórica ha sido el traslado de fechas nacionales simbólicas a los lunes más cercanos, en un tributo a la compactación de días no laborables (puentes, en el lenguaje más técnico de los mexicanos) para propósitos turísticos pero también de disipación cívica (¡cuántas esdrújulas en este párrafo!).

El 18 de marzo, transitoriamente conocido aún como día de la expropiación petrolera, llega así a su cumplimiento de calendario sin mayor crispación real, diluido su sentido y compromiso entre los arreglos de privatización profunda que para beneficio de firmas trasnacionales y nativas ha hecho el peñismo cedente y entre las dispersas y poco eficaces protestas simbólicas que una izquierda doblegada ha hecho para cumplir con la efeméride más bien vacacionista.

En la ciudad de México, el (todavía) principal partido de izquierda ha organizado una reunión en el Monumento a la Revolución. Está citada para comenzar a las 11 horas y, aparte de las cúpulas directivas dominantemente chuchas y de las bases móviles no aerotransportadas, se espera la presencia de Cuauhtémoc Cárdenas en su papel de principal figura del sol azteca, particularmente como promotor de la consulta popular que el PRD asegura que se realizará en las urnas de 2015 aunque no sea sobre la suerte mayor, las reformas constitucionales, sino la secundaria, la de las leyes reglamentarias (de lo perdido, lo que aparezca, o lo que parezca).

La movilización perredista tiene como telón de fondo el jaloneo entre el hijo del general Cárdenas, con su pretensión de ser candidato único a la presidencia del partido que fundó y del que ya fue primer dirigente, y la resistencia de la corriente dominante, la de los Chuchos, cuyo abanderado, Carlos Navarrete, nomás no va a declinar para que Cuauhtémoc Cárdenas avance (de eso y más se hablará en próxima entrega astillada pero, por lo pronto, y al menos hasta hoy, los apostadores podrían cambiar sus fichas de la casilla tarasca a la guanajuatense).

En la Plaza de la Revolución, de Villahermosa, Andrés Manuel López Obrador encabezará su propio acto recordatorio del golpe histórico contra las trasnacionales petroleras en 1938. Pez en su agua, la reunión se espera multitudinaria, cuando menos con dos telones de fondo. Por una parte, se esperan definiciones del dos veces candidato presidencial respecto de la forma de gobernar que ha realizado Arturo Núñez, llegado a nombre del PRD pero entendido hasta ahora como una especie de cuota cedida al lopezobradorismo. Núñez no ha satisfecho las expectativas populares de un cambio de estilo en la administración pública, obligado a navegar entre las exigencias de Los Pinos y sus llaves presupuestales manejables a voluntad priísta y las presiones tanto del sol azteca como de Morena, que le exigen fidelidad y militancia cada cual en exclusiva. En las últimas semanas, Núñez se ha enredado con varios problemas a la vez, el más reciente, el de los centenares de policías que incluso con violencia contra algunos de sus jefes exigen la renuncia del general Audomaro Martínez, secretario de seguridad pública estatal que fue responsable de la seguridad personal del entonces candidato López Obrador.

El mitin villahermosino, convocado para las 4 de la tarde, también servirá para tratar de impulsar las deserciones del padrón perredista para sumarse al de Morena. Hasta ahora no se han producido las renuncias en cascada, las migraciones masivas de cuadros y bases que se suponía habrían de dejar al sol azteca con el puro cascarón. Hoy, en Tabasco, Morena espera que haya esas separaciones del tronco amarillo y negro, con la esperanza de que sean una especie de banderazo de salida para acciones similares a nivel nacional.

A las 3 de la tarde, en la sede de la Bolsa Mexicana de Valores, en el capitalino Paseo de la Reforma, el Congreso Popular realizará una jornada lúdica-cultural absolutamente pacífica y festiva durante la cual se darán por simbólicamente clausuradas esas instalaciones. Será un auténtico carnaval antineoliberal a favor de la patria y en defensa de nuestros derechos, han anunciado los organizadores.

Una hora después deberá comenzar una marcha con predominancia del sentido unitario a la que han convocado sindicatos, organizaciones políticas, sociales y cívicas además de ciudadanos en lo individual. Saldrá del Ángel de la Independencia y pretende llegar a la Plaza de la República, el emblemático zócalo largamente secuestrado por las autoridades pero que ahora podría ser negociadamente abierto como excepción a manifestaciones de protesta. En varias ciudades del país habrá actos similares.

De esa manera, dispersa, con sus principales figuras u organizaciones centradas en lo electoral, insuficientes aún los intentos de generar nuevas formas de participación cívica sin partidos ni caudillos, la izquierda mexicana cumplirá con la conmemoración de una fecha que en términos prácticos ha sido vaciada de contenido, mero pretexto vacacional, historia sin vigencia actual, retroceso entreguista sin oposición eficaz al frente.

El desexpropiador del petróleo, Enrique Peña Nieto, estará por su parte en el complejo petroquímico de Cosoleacaque, acompañado por el secretario de energía, Pedro Joaquín Coldwell; el director de Pemex, Emilio Lozoya; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, y el secretario general del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps. Habrá discursos bonitos, anuncios de modernizaciones y prosperidad por venir, promesas de honestidad y de lucha contra la corrupción y juramentos solemnes de que la riqueza energética seguirá siendo de los mexicanos.

Y, mientras hoy se rinde un informe sobre la situación del periodismo en México, con un acto que comenzará a las 10 horas en la plancha del zócalo capitalino, para de allí caminar silenciosamente al Centro Cultural España, donde Juan Villoro dará lectura a la relatoría anual de Artículo 19, seguido luego por el director de esta organización, Darío Ramírez, cuya casa sufrió un selectivo robo el domingo pasado, ¡hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Hernández