Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 1º de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Entrega a la SEP los resultados del primer censo de educación básica y especial

Inegi: en planteles básicos, 25 millones de alumnos y dos millones de trabajadores

El levantamiento de datos no fue completo en Oaxaca, Michoacán y Chiapas, informó

Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Martes 1º de abril de 2014, p. 33

En México existe un total de 207 mil 682 planteles de educación básica y especial, a los que asisten más de 25 millones de alumnos y en los que laboran más de dos millones de trabajadores, entre profesores y personal administrativo.

Éstos son los resultados definitivos del primer censo de escuelas, maestros y alumnos de educación básica y especial, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que anoche fueron entregados por el presidente de esa dependencia, Eduardo Sojo, al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayffet Chemor.

En conferencia de prensa, Sojo dio a conocer algunos resultados de este ejercicio, que se aplicó del 26 de septiembre al 29 de noviembre de 2013 en los planteles del país, aunque en Oaxaca y Michoacán no se censó 27 por ciento de las escuelas y 41 por ciento en Chiapas, equivalentes a 9.2 por ciento de todos los centros escolares. En estas entidades existe amplia presencia del magisterio disidente, que se ha opuesto a la reforma educativa y a este censo.

Este censo es el primero en su tipo que se realiza en el país y, en palabras del titular de la SEP, ya era necesario. Especialistas en educación han criticado que antes de obtener la información certera sobre el sistema educativo nacional el gobierno federal haya realizado una reforma en la materia, pues hay disparidad en los datos de los estados y la información federal que existía antes de este ejercicio.

De acuerdo con los datos, se estima que en el país hay dos millones 247 mil 279 trabajadores de la educación, de los cuales pudieron ser censados un millón 949 mil 105. Sojo dijo que de esa cifra hay 39 mil 222 que nadie conoce (y podrían estar cobrando) y 30 mil 695 cuentan con algún tipo de licencia o comisión, con o sin goce de sueldo. Ambas situaciones serán investigadas, aclaró Chuayffet.

Del total de trabajadores contabilizados, un millón 128 mil 319 son plazas de maestro frente a grupo, ocupadas por 978 mil 118 personas (algunos tienen dos plazas).

El presidente del Inegi destacó que 68 por ciento de los trabajadores de la educación son mujeres y 32 por ciento hombres.

Al dar a conocer el número de alumnos, se dijo que pudieron ser censados 23 millones 562 mil 183 menores y adolescentes, a los que se deben sumar aproximadamente 2 millones 215 mil 201 que no formaron parte del censo, por lo que el total general podría ser de 25 millones 777 mil 384 estudiantes.

De este total, 55.8 por ciento asiste a primaria, 25.6 a secundaria, 18.3 a prescolar y 0.3 a centros de atención especial.

Sojo destacó que nueve de cada diez estudiantes acuden a escuelas públicas, pero 18 de cada 100 maestros laboran en escuela privadas. Esto es un dato que debe atenderse, añadió el titular de la SEP, pues muestra una mayor atención en los colegios particulares hacia los alumnos.

Los resultados también revelan que en el país existen 207 mil 682 escuelas, de las cuales 42.5 por ciento son primarias, 40.1 por ciento de preescolar y 16.7 por ciento secundarias. Del total, 86.4 por ciento son públicas y 13.6, privadas.

Las entidades con más de 20 por ciento de centros escolares de tipo particular son el estado de México, Baja California, Morelos y el Distrito Federal.

Del total de planteles públicos, 48.8 por ciento carecen de drenaje, 31 por ciento no tienen agua directa, 11.2 no cuentan con energía eléctrica y 12.8 no tiene baños.

Chuayffet informó que con base en estos resultados, la SEP y las autoridades educativas estatales analizarán la situación del sistema educativo, a fin de continuar con la conformación del Sistema de Información y Gestión Educativa, a partir del cual se echará a andar la nómina única, que dependerá del gobierno federal, y en la que los profesores que no otorguen información o no sean identificados corren el riesgo de no recibir salario.

Los funcionarios detallaron que con esta información se podrá realizar una planificación detallada para conocer las necesidades de las escuelas en infraestructura y servicios, así como las del personal y de los estudiantes.

Los resultados del censo pueden consultarse en los portales de Internet de la SEP y del Inegi. El costo de este ejercicio fue de 724 millones de pesos. El año entrante se realizará un levantamiento similar en las escuelas de educación media superior.