Política
Ver día anteriorViernes 4 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Astillero

Secuestro mutuo

Partidos satisfechos

Consejeros IFE-INE

Noroeste y radio 97.7

Julio Hernández López
Foto
PROMUEVE TOLEDO RECHAZO AL MAÍZ TRANSGÉNICO. El Patronato para la Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca AC inició este jueves la recolección de firmas con la finalidad de que el presidente Enrique Peña Nieto detenga definitivamente la utilización en México de maíz transgénico. El pintor Francisco Toledo, quien promueve esta iniciativa, consideró muy preocupante el uso de estas semillas alteradas genéticamente, mismas que, advirtió, sólo traerán graves enfermedades. Al rato, todos vamos a estar llenos de bolas"Foto Jorge A. Pérez Alfonso
F

ue un secuestro mu­tuo, de común acuerdo. Las tres élites partidistas coaligadas llegaron a acuerdos satisfactorios para distribuirse las plazas del Instituto Federal Electoral (IFE), ahora etiquetado para fines de mercadotecnia de sexenio como Instituto Nacional Electoral (INE), y con ello se apropiaron de los mecanismos de organización y validación inicial de los procesos comiciales futuros, garantizándose así esos cárteles de la política partidizada el pago periódico de rescates de los nuevos ejecutores electorales cuya superviviente camarilla experta, también de tres, encabezada por el jefe Lorenzo Córdova Vianello, a partir de ahora conocido como El consejero presidente, impuso a su vez condiciones lindantes con el chantaje para conseguir que se mantenga en lo esencial el modus operandi practicado en 2006 y 2012 con éxito (para fines de esos partidos y de esa privilegiada burocracia autónoma).

Cierto es que las cúpulas del tripartidismo de pacto ahora inconfeso, vergonzante, lograron su objetivo de repartir el pastel en rebanadas que perpetúen el pecado original, el de los nexos políticamente agradecidos de los consejeros con sus promotores, con quienes les instalaron en esos cargos tan exageradamente bien pagados. Pero esa distorsión prevista, cantada, se hizo acompañar esta vez de la presión, con una suerte de implícita solicitud de renovación de contrato, de cuando menos tres de los cuatro consejeros que habían quedado en vías de liquidación en el presuntamente desechable IFE (a fin de cuentas, María Marván no continuó en el INE, como sí lo han hecho Marco Antonio Baños, Benito Nacif y el mencionado Córdova).

Además de pronunciamientos de la cuarteta, el ahora consejero presidente, Córdova, alertó en enero de este año de lo que se vendría en el IFE-INE si expertos en la materia (como ellos) no daban continuidad a una transición que pondría en riesgo los comicios de 2015. Una reforma constitucional atípica, como calificó a la electoral, suscita, como nunca antes, una serie de dudas e incertidumbres que abren escenarios inéditos de complejidad. Esa reforma, afirmó, no fue discutida a plenitud en sus méritos, como fue reconocido por los mismos actores políticos; la misma estuvo condicionada en sus tiempos de procesamiento y hasta en sus contenidos a cambios constitucionales de otra índole. Es decir, Córdova planteaba que los pactos relacionados con otras reformas habían condicionado la electoral.

Hubo, además, una serie de juicios, en ocasiones someros y en todo caso sumarios, para definir ese texto tan trascendente. Pero, a pesar de tan graves manoseos e insuficiencias, que a otros funcionarios electorales podrían haber movido a denunciar y a renunciar, el ahora conductor de los trabajos de reparación electoral aceptó el peso de lo numérico, la fuerza de los pactos, al decir que reconocemos, sin embargo, que detrás de la reforma subyace un amplio consenso político que ha permitido la aprobación en el Congreso de los cambios constitucionales con la mayoría calificada requerida.

Para ello, para la recreación de la democracia y bajo advertencia de que “si queremos acotar los escenarios de riesgo –lo decimos sin medias tintas– el IFE debe ser escuchado, entendido y atendido” (http://bit.ly/1eeKl4O), ayer ese viejo IFE fue restituido y atendido. Las mafias partidistas y los consejeros electorales, entreverados. Día de luto, como dijo el diputado Ricardo Monreal.

El diario sinaloense Noroeste, con ediciones en Culiacán y Mazatlán, ha estado en la mira de agresores hasta ahora tan impunes como la aplastante mayoría de quienes en todo el país actúan contra periodistas. De 2010 a la fecha ha habido de todo: un ataque con ráfagas de armas de fuego contra la fachada, mantas amenazantes, una cabeza humana depositada a las afueras de oficinas, ingreso de un grupo armado a la casa en fraccionamiento privado del director ejecutivo, y golpes, amenazas y robos de equipo a periodistas en las dos ciudades antes mencionadas y en Guamuchil, en el contexto de la búsqueda de Joaquín Guzmán, el Chapo, y de las posteriores marchas a su favor.

Ahora tocó el turno a Adrián López Ortiz, director general de ese medio, fundado en 1973 por Enrique Murillo Padilla, Manuel J. Clouthier del Rincón (quien fue candidato presidencial del PAN) y Jorge del Rincón Bernal, y que ha tenido entre otros directores a Jesús Cantú (luego consejero del IFE) y a Manuel J. Clouthier Carrillo. El actual responsable de Noroeste, @adrian_l_o en Twitter, había llegado por aire de la capital del país, donde había participado en actos con la organización Artículo 19 sobre el gasto de publicidad oficial en los estados y su instrumentación para condicionar y reprimir el ejercicio periodístico. En el mismo vuelo comercial venía el gobernador, Mario López Valdez, conocido como Malova.

A bordo de su auto, rumbo a su casa, el director de Noroeste fue interceptado por dos unidades, de las cuales bajaron dos empistolados que le quitaron el vehículo y sus pertenencias, lo golpearon y, en un lance extraño, uno de ellos regresó a pegarle un tiro en las piernas. La casa editorial no ha dudado en calificar lo sucedido de acto intimidatorio. Como es ya de rutina, los hechos provocaron declaraciones de condena, promesas de esclarecimiento, inicio de averiguaciones previas, toma de medidas cautelares y ajetreo circunstancial (http://bit.ly/1eeKl4O).

También como parte del proceso de silenciamiento de medios de comunicación no alineados al modelo oficial que se busca imponer, la noche del pasado 25 de marzo fue confiscado el equipo transmisor de la radio ciudadana 97.7 de Hermosillo, Sonora. La acción fue ejecutada por funcionarios del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) que se hicieron acompañar de seis miembros de la Policía Federal. La radiodifusora, con una potencia de solo 150 vatios daba información cotidiana de los múltiples problemas políticos, sociales, sindicales, académicos y culturales de aquellas latitudes (http://bit.ly/1h9LC35). ¡Feliz fin de semana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Añadir un comentario