Política
Ver día anteriorViernes 4 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

‘‘Buscamos romper la tradición de maquila’’, porque no genera empleos bien pagados

Reforma energética, asidero para impulsar el crecimiento, dice Peña Nieto en Panamá
Foto
En el marco del Noveno Foro Económico Mundial sobre América Latina, realizado en Ciudad de Panamá, el presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que su gobierno ha venido trabajando para lograr mayor acercamiento con los países de la región latinoamericana, muy particularmente de la zona de Centroamérica y del Caribe, con los que está ensanchando los mecanismos de cooperación y colaboración. Lo anterior, señaló, se acredita con la relación diplomática que ha venido trabajando de manera intensa en los encuentros que ha sostenido con presidentes de esta regiónFoto Presidencia
Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Viernes 4 de abril de 2014, p. 5

Ciudad de Panamá, 3 de abril.

La reforma energética será el ‘‘asidero’’ más importante que México tenga para impulsar su crecimiento económico, la generación de empleos y el desarrollo regional, aseguró el presidente Enrique Peña Nieto. El país, indicó también, busca romper la ‘‘tradición de maquila’’, porque no genera empleos debidamente remunerados.

Ante empresarios, políticos y analistas asistentes al capítulo América Latina del Foro Económico Mundial, el mandatario enarboló nuevamente la pertinencia de los cambios legislativos impulsados argumentando que ‘‘si bien México había tenido tasas de crecimiento positivas en promedio en los últimos años (han estado) por debajo’’ de su potencial, pues sólo han sido en promedio de 2.4 por ciento anual, muy por debajo y en contraste con otras economías de la región latinoamericana.

En un panel conducido por el ex presidente de República Dominicana Leonel Fernández, el mandatario mexicano ponderó sobre todo las posibilidades para la inversión privada en las reformas de telecomunicaciones y de energía. Para el primer caso destacó la característica incluida en la reforma de crear dos nuevas cadenas de televisión, una de ellas del Estado.

Mencionó la posibilidad, en el nuevo esquema, de aceptar inversión extranjera, pero condicionada en porcentajes a las posibilidades recíprocas permitidas por el país de origen de aquel capital.

En la rápida visita de Peña Nieto a este país (segunda desde el inicio de su gestión), también estuvo en una ceremonia donde atestiguó con su homólogo panameño, Ricardo Martinelli, la firma del Tratado de Libre Comercio entre México y Panamá, proyecto ideado desde hace 15 años y cuyas negociaciones se reanudaron hace apenas 7 meses.

Este instrumento consta de 29 capítulos y busca incrementar los términos de intercambio de comercio e inversión bilaterales, actualmente de sólo 1,064 millones de dólares anuales, y donde de ese monto México solamente compra 64 millones de dólares al país centroamericano. Para Panamá este acuerdo es importante en su interés por integrarse a la Alianza del Pacífico.

Ya en la sesión del Foro Económico Mundial, Peña Nieto habló largo de la reforma energética. La propiedad de los hidrocarburos, insistió, ‘‘continuará siendo del Estado’’; sobre la posibilidad de abrir su explotación a la iniciativa privada, ésta pretende que Petróleos Mexicanos (Pemex) tenga mayor capacidad y fortaleza para competir.

Informó también que tras realizarse la llamada ronda cero, donde Pemex dirá cuáles son los campos que desarrollará, ‘‘seguramente al inicio del próximo año se estarán estableciendo otras rondas en las que se posibilite la participación del sector privado’’.

Indicó que para impulsar la reforma energética, México se basó en ‘‘experiencias de éxito’’ regionales como las realizadas en Colombia y Brasil, así como en los cambios que ha sufrido el ‘‘mapa mundial’’ en este sector y donde, dijo, Estados Unidos ‘‘ha logrado mayor autosuficiencia’’ con nuevas fuentes de explotación como el gas shell.

Resumió el sentido de la reforma: energía más barata, ampliar la explotación de los recursos energéticos, generar mayor competencia y desarrollar una industria con mayor tecnología y con capacidad innovadora.

‘‘Y al mismo tiempo (que) podamos generar más energía eléctrica con participación del sector privado y que esto beneficie a los mexicanos y especialmente a pequeñas y medianas empresas, las mayores generadoras de empleo en el país’’, puntualizó

La ruta de crecimiento elegida por México para dejar de ser sólo un país maquilador, dijo el mandatario, ‘‘ha motivado estos cambios estructurales para elevar la competitividad y tener una capacidad mayor para la producción que pueda competir en otros mercados’’. En suma, defendió, al gobierno le interesa desarrollar áreas de manufactura especializada.

Añadir un comentario