Mundo
Ver día anteriorMiércoles 9 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Recuerda que la NSA espió poblaciones enteras con criterios como la creencia religiosa

Snowden aboga desde Moscú por normas internacionales contra la vigilancia masiva

Máximo tribunal de la UE invalida petición a compañías telefónicas para almacenar datos de usuarios

Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de abril de 2014, p. 34

Estrasburgo, 8 de abril.

El ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), Edward Snowden, abogó hoy ante los diputados de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, con sede en esta ciudad, nuevas normativas internacionales en materia de vigilancia de datos con la finalidad de evitar nuevos casos o abusos de espionaje como los que implementó la NSA.

Tenemos la obligación de desarrollar normas internacionales para evitar que se generalicen los abusos, declaró Snowden en una videoconferencia desde Moscú, donde está refugiado.

La NSA desarrolló algoritmos para determinar personas de interés, es decir, que todavía no son sospechosas de ningún crimen, recordó el ex contratista que el año pasado reveló el espionaje masivo que Estados Unidos realiza a través de Internet, así como vigilancia a jefes de Estado incluso de naciones amigas.

Snowden apuntó que la vigilancia masiva creó sociedades no sólo menos liberales, sino menos seguras. Afirmó que la NSA aplicó esta práctica no sólo para la protección contra el terrorismo y otros graves delitos, sino para espiar a poblaciones enteras con base en criterios como creencia religiosa, afiliación política o posesión de armas.

Snowden dirigió sus críticas contra el servicio de inteligencia británico GCHQ, al que acusó de recoger imágenes de cámaras en Internet, algunas de las cuales eran sumamente privadas.

El estadunidense de 30 años advirtió del riesgo de que la tecnología caiga en manos de regímenes autoritarios. Ese no sólo es un problema para Estados Unidos o la Unión Europea. Es un problema global, agregó.

En tanto, el máximo tribunal de la Unión Europea (UE) dictaminó este martes que la directiva de retención de datos de la UE, que requería a las compañías de telecomunicaciones almacenar dos años la información sobre las comunicaciones de los ciudadanos europeos, no es válida.

Supone una interferencia de amplio alcance y es particularmente grave respecto de los derechos fundamentales como el respeto a la vida privada y la protección de datos personales, indicó.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks