Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 9 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Afecta más a las mujeres y los síntomas suelen ser confusos, dice

Sufren hipotiroidismo de 2 a 4% de mexicanos, asegura experto
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de abril de 2014, p. 47

La mayor parte de los síntomas de hipotiroidismo suelen no ser percibidos por los pacientes o bien confundidos con otros malestares, señaló Alejandro Sosa, presidente de la Asociación de Postgraduados en Endocrinología. Precisó que por ello la atención puede ser tardía.

El endocrinólogo añadió a La Jornada que de 2 a 4 por ciento de la población en general padece hipotiroidismo, pero el porcentaje se eleva a 10 en personas mayores de 60 años. Subrayó que este padecimiento es más común en las mujeres, pues hay un hombre con hipotiroidismo por cada ocho mujeres.

Sosa, quien es médico endocrinólogo por la UNAM, precisó que los síntomas, entre ellos fatiga, tendencia a subir de peso, estreñimiento y depresión se acompañan de afecciones en la piel como resequedad, caída de cabello y uñas quebradizas, son una señal de alerta para detectar hipotiroidismo.

Puntualizó que éste se produce cuando la glándula tiroides empieza a producir menos hormonas tiroxina y triyodotironina. Refirió que puede haber un factor heridatario o “las defensas del cuerpo pierden el control y atacan la tiroides“, ubicada en el centro del cuello por delante de la laringe y de la tráquea. La causa más común son enfermedades autoinmunes como lupus, artritis o diabetes tipo 1. Este hipotiroidismo se conoce como tiroiditis de Hashimoto.

Indicó que puede haber hipotiroidismo congénito, el cual es posible detectar a tiempo mediante el tamiz neonatal para dar tratamiento a tiempo y evitar consecuencias como menor desarrollo intelectual y crecimiento en el infante (condición denominada cretinismo). Agregó que también puede ocurrir en mujeres adultas, lo que afecta el desarrollo intelectual del producto y complica el embarazo y el parto. Dijo que incluso el hipotiroidismo puede originarse por alguna intervención quirúrgica en la tiroides.

Sobre las afectaciones en la piel indicó que ésta “se vuelve seca y más gruesa, como acartonada, dura porque se acumula mucho líquido bajo la piel, empieza a producir menos sudor y secreción de grasa, lo cual hace que la piel sea más sensible y esté expuesta a infecciones“.

Explicó que la enfermedad en la mayor parte de los pacientes avanza lento y la gente se acostumbra a ciertos síntomas o los atribuye a otra condición. En casos extremos se peude llegar a un coma mixedematoso.