Política
Ver día anteriorJueves 10 de abril de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cualquiera puede aspirar a mejores condiciones de vida; migrar no es delito: Plascencia

Culpa Wayne a empleadores en EU de la precaria situación de miles de migrantes

Han ocasionado que 11 millones de personas vivan en las sombras, dice en foro en el Senado

Víctor Ballinas y Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de abril de 2014, p. 5

El embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, destacó en el Senado que la prioridad para el presidente Barack Obama es una reforma migratoria integral que ayude a proteger a los migrantes a través de un sistema inteligente y eficaz, que continúe los esfuerzos para tener una frontera segura y tomar medidas contra los empleadores que abusan del sistema.

Al participar ayer en el foro Persona migrante, centro de la política migratoria, que organizó la Cámara de Senadores, el diplomático estadunidense subrayó: ‘‘Tristemente algunos empleadores en Estados Unidos abusan del sistema al dar trabajo a migrantes sin papeles, ocasionando que 11 millones de personas vivan en las sombras. Esta situación no es buena para la economía, el país o la seguridad de las poblaciones migrantes’’.

Wayne insistió: ‘‘Podemos ayudar a proteger a los migrantes que están en busca de una vida mejor. Les debemos eso’’. Enseguida refirió: ‘‘Voy a concluir con la cita del presidente Obama: ‘Nuestro viaje no está completo hasta que encontremos mejor manera de dar la bienvenida al esfuerzo y la esperanza de los migrantes, que todavía vean a Estados Unidos como una tierra de oportunidades’’’.

En su discurso aseveró que cuando se habla de migrantes a menudo parece ser un tema político o económico, pero es mucho más que eso, ‘‘se trata de una cuestión humanitaria, una cuestión moral. Tenemos que ver a los migrantes como algo más que números. Podrían ser padres con vejez o incluso niños. Son humanos y debemos ayudarles en lo que podamos’’.

Foto
Hondureños mutilados a raíz de accidentes de ferrocarril asistieron ayer al foro senatorial. Detrás, el embajador Anthony WayneFoto Marco Peláez

A su vez, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva, destacó ante senadores, funcionarios del gobierno federal y el embajador Wayne, que los migrantes sufren victimización por parte de delincuentes, pero también de malos servidores públicos, sólo por ingresar al país en vía de tránsito para buscar mejores oportunidades.

El ombudsman nacional nsistió en que ‘‘ser migrante no es delito. El ser migrante se tiene que reconocer hoy por hoy como un derecho para todas las personas y tienen que existir todas las medidas adecuadas para que cualquiera pueda aspirar a mejores condiciones de vida, a mejores condiciones de desarrollo’’.

México, abundó Plascencia Villanueva, pasó de ser un país con clara vocación de recibir con las manos abiertas a los migrantes a un punto de peligro para su tránsito.

Por su parte, el sacerdote Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, de Ixtepec, Oaxaca, informó que el presidente Enrique Peña Nieto aceptó hablar con los migrantes que llegaron de Honduras y que en el trayecto al caer del tren conocido como La Bestia perdieron brazos o piernas. ‘‘Gracias a Dios ya nos dieron esa información, la cual agradecemos de verdad, y creo que es un gesto de muy buena voluntad de un mandatario que acaba de estar en el país de procedencia de estos hermanos migrantes’’.