Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 14 de mayo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Paul Livingstone, virtuoso del sitar, busca crear un centro para las sonoridades del mundo

La música pura, la que toca los corazones, no viene del ego

Que Ravi Shankar me considerara parte de su familia fue la primera experiencia transcendental de mi vida, afirma

Hoy empezará el Gharana Fest, en el Foro Tlalpan, para reunir fondos a fin de comprar sede para su proyecto

Participarán Lluvia de Palos, Eblen Macari y RagaSON, entre otros

Foto
Los raga, formas de melodía de India, tienen colores que sólo se ven en el interior, se sienten, expresa Paul LivingstoneFoto cortesía del músico
Juan José Olivares
 
Periódico La Jornada
Miércoles 14 de mayo de 2014, p. 8

¿De qué color son los sonidos que produce con su sitar?, pregunta La Jornada al estadunidense de origen libanés Paul Livingstone, reconocido intérprete de este instrumento de la India y alumno del gran Ravi Shankar.

Responde: En el sánscrito hay un dicho sobre que lo que colorea a la mente son los raga: formas de melodías de India. Esta definición la compartimos los músicos que pintamos con sonido en el aire, porque sabemos que los raga tienen colores que sólo se ven en el interior, que se sienten.

Paul está de acuerdo en que el artista es un puente entre una divinidad y la gente que lo escucha: Hay muchos que entienden ello y otros que no, porque están tocando por otras razones. La música pura, la que toca los corazones de la gente no viene del ego. Puedes impresionar con grandes habilidades, pero con sólo éstas no tocas los corazones.

Livingstone es reconocido por su virtuosismo en el sitar. En México ha impartido clases de ese instrumento 16 años, cultivando así a un talentoso grupo de estudiantes en la ciudad de México y en Xalapa.

Ahora, en conjunto con esos aprendices y músicos de renombre que comparten el interés por los ritmos tradicionales de India, convoca al público mexicano a unirse a un centro internacional que será conocido como la Gharana Mexicana, que se creará en la atmósfera de la tradición gurú shishya parampara. Cohabitarán maestros y alumnos.

Pero necesitan un nicho donde realizar ese sueño.

Su objetivo: una casona abandonada en la colonia Chimalistac, la cual quieren comprar. El inicio de su proyecto es recaudar fondos y adquirir el lugar para lo cual organizan tres días de conciertos: el Gharana Fest, que se realizará hoy, jueves y viernes en el Multiforo Tlalpan, con la participación de 15 grupos, entre los que destacan Rubén Albarrán (Café Tacvba), HHBotellita de Jerez, Eblen Macari, Lluvia de Palos, Proyecto Sahaja, Didar Ensamble, Iris Bringas, Raga Tala y Livingston, quien actúa con RagaSON.

Bautizó en el raga

El primer encuentro que tuvo este aventurero con la música de la India fue a los 12 años. Escuchó una raga de 20 minutos, interpretada por Ravi Shankar.

Recuerda: “Con ojos cerrados me imaginé debajo de una cascada con la música sanando todo mi corazón. Cuando terminó la pieza sabía que era el instrumento que tocaría. Luego a los 15 años me fui a vivir a la India, donde comencé a introducirme en el sitar y la tabla. Eso me puso en este camino. Tiempo después estudie siete años con un discípulo de Ravi, a quien conocí en persona luego de un concierto. Al final me acerqué y le dije que era un estudiante de su discípulo. Eso fue lo que hizo que no sólo me invitara a tomar clases con él en San Diego, sino que me considerara ‘parte de su familia’”.

Livingstone abunda: Fue un regalo de Dios, porque fue el cierre de un círculo: estar con el hombre que me había impactado desde joven y que después dijera que yo era parte de su familia. Fue la primera experiencia trascendental de mi vida.

Livingstone es un habitual en nuestro país. Ha ofrecido conciertos, impartido cátedra y ha conectado con otras sonoridades, como el son jarocho. RagaSON son miembros de Son de Madera que tocan aderezados de esas dulces armonías hindi. Desde hace años tuvo el sueño de establecer una ashram de música, pero no sabía dónde. Hay que recordar que un ashram es una casa de aprendizaje creada por gurúes que conjuntan personas para vivir centrados en Dios y su voluntad.

Recientemente dio un taller en la casa de un alumno en la colonia Chimalistac. En un paseo por sus calles encontró una casa que le impresionó.

En el lugar sólo habitaba una familia de gatos, pero fue una energía extraña la que lo atrajo. Durante dos años dejó recados al dueño para saber si vendían la propiedad. Luego, éste apareció y entonces comenzaron una campaña para reunir fondos y comprarla, y así tener una centro de cultura para la música del mundo.

Explica: El proyecto para mí y para los involucrados es establecer una Asociación Civil. El grupo RagaSON es el ejemplo para el trabajo que queremos hacer en el ashram. Queremos conservar las tradiciones y presentar a los mejores maestros de la India del Son o de cualquier tradición. Llevar a ese sitio a los maestros de la calidad más alta. Sabemos que la música es un lenguaje universal y por eso creemos en las posibilidades crearcosas y construir puentes.

Gharana es un linaje. En India, las gharanas son específicas para un lugar, una región en la que se practica un estilo muy definido de música. Para nosotros es una metáfora, es un linaje nuevo el que estamos confluyendo de tradiciones de todas partes del mundo. No pretendemos ser como las gaharanas de la India porque éstas son milenarias. La idea es crear un linaje simbólico, asegura en la charla.

Livingstone retoma su sutil forma de ver la música. “Su práctica –confiesa– es un camino espectral. No debe ser para promover tu nombre ni para ser famoso, o tener muchas mujeres como un rockstar; es algo sobre conexión. Cuando dejas el ego a un lado, las posibilidades de la música son infinitas, pero cuando piensas en un yo tocando para un público te vuelves limitado. Creo que para mí el espíritu sagrado es la parte más poderosa en la música”.

Canto para mi alma

–¿Para usted qué es el silencio?

El sitari hace una larga pausa y expresa: “El silencio es muy importante en la música. Hay muchas agrupaciones que tocan en un mismo nivel de volumen y para mí eso es aburrido porque no hay variaciones. También es muy importante para mi persona porque practico la meditación, canto para mi alma, y cantar de esta forma es como estar desnudo con la música. Para practicarlo (el silencio) es como estar desnudo frente a Dios.

–¿Qué es la enseñanza?

–Pasar la música a otros es importante, porque cuando yo aprendí fue especial. Entonces forma parte de mi responsabilidad. Si no lo hiciera no respetaría lo que he recibido. Para tener un linaje tenemos que pensar que la música es regalo, no negocio. Por eso hay que tener fe en que los recursos para la casa van a venir”.

El miércoles subirán al escenario del foro tlalpense Dufradash, A Campo Traviesa, Lluvia de Palos, Verónica Valerio y Los Botellos. El jueves actuarán Iris Bringas, Didar Ensamble, Gallina Negra, RagaSON y Rubén Albarrán. El viernes: Proyecto Sahaja, Eblen Macari, Laura Rebolloso, Raga Tala y Help! Los conciertos comienzan a las 17 horas. Multiforo Tlalpan está ubicado en Avenida San Fernando esquina Juárez. Colonia Tlalpan Centro.