Capital
Ver día anteriorJueves 22 de mayo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
San Bartolo Ameyalco, convertido en polvorín; al menos 110 heridos

La reanudación de los trabajos para introducir una tubería de agua potable desata la violencia en ese poblado de Álvaro Obregón

Opositores enfrentan con piedras, palos y bombas molotov a 2 mil policías

Habitantes reportan nueve detenidos y retienen a uniformados

Por la tarde son rescatados

Foto
Habitantes del poblado de San Bartolo Ameyalco, en la delegación Álvaro Obregón, que se oponen a la introducción de una tubería de agua potable del Sistema Cutzamala, hicieron sonar las campanas y armados con tubos, palos, piedras y bombas molotov trataron de impedir los trabajosFoto Alfredo Domínguez
Foto
La refriega se desarrolló a lo largo de la calle Francisco I. Madero hasta la plaza principal, donde granaderos fueron retenidos por los pobladores, mientras un grupo de personas, entre ellas jóvenes que se cubrían el rostro con paliacates y lanzaban botellas con gasolina, fueron detenidas por los uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito FederalFoto Alfredo Domínguez
Rocío González, Mirna Servín y Alejandro cruz
 
Periódico La Jornada
Jueves 22 de mayo de 2014, p. 34

Con la finalidad de evitar la realización de una obra hidráulica en el pueblo de San Bartolo Ameyalco, en la delegación Álvaro Obregón, habitantes se enfrentaron ayer por la mañana con policías capitalinos. Los inconformes retuvieron a varios uniformados, los cuales fueron rescatados por la tarde, tras un nuevo enfrentamiento.

A lo largo del día, luego de horas de tensión, el lugar quedó rodeado por cerca de 2 mil uniformados en medio de barricadas, fogatas y calles llenas de enormes piedras que fueron utilizadas como proyectiles.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) reportó alrededor de 50 policías lesionados, de los cuales dos se encuentran graves por traumatismo craneoencefálico, por lo que fueron trasladados en un helicóptero al hospital Mocel.

Al menos 60 vecinos fueron atendidos en el Centro de Salud de la comunidad por heridas en la cabeza y golpes en diversas partes del cuerpo.

La tensión se inició cuando, ayer por la mañana, trabajadores del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex) reanudaron los trabajos de colocación de una tubería sobre el camino viejo a Mixcoac, resguardados por los elementos de la SSPDF, por lo que los habitantes hicieron sonar las campanas del pueblo y armados con tubos, palos y piedras trataron de impedir las obras.

La refriega se suscitó a lo largo de la calle Francisco I. Madero hasta la plaza principal, donde los granaderos fueron retenidos por los pobladores, mientras un grupo de personas, entre ellas jóvenes que se cubrían el rostro con paliacates y lanzaban bombas molotov, fueron detenidas por los uniformados.

A la par, en el otro extremo del poblado ingresaba la maquinaria y a marchas forzadas, custodiado por otro numeroso grupo de uniformados, el personal del Sacmex abría las zanjas para introducir las tuberías.

Después del cese de hostilidades y tras una aparente calma, los granaderos regresaron a la plaza principal poco después de las 16 horas para rescatar a dos de sus compañeros, que los vecinos habían retenido en el Centro de Salud.

Esto suscitó una nueva refriega, en la cual al menos otros cuatro granaderos quedaron en manos de los habitantes de San Bartolo Ameyalco. Ante ello, al menos cien uniformados regresaron por ellos y salieron entre una nueva lluvia de piedras.

Los habitantes hablaban de que al menos nueve personas habían sido detenidas, y que por ello habían retenido a los policías.

Los trabajos para construir la red hidráulica comenzaron a principios de año, pero fueron suspendidos el pasado 14 de febrero, cuando se suscitó un enfrentamiento entre elementos policiacos y opositores a la obra, quienes argumentan que se pretende conectar la tubería, que traerá agua del Sistema Cutzamala, a los manantiales de la zona.

Al cierre de la edición los trabajos continuaban en la zona del antiguo camino a Mixcoac, con el resguardo de cientos de granaderos, y según autoridades de la delegación concluirían alrededor de la una de la mañana. Mientras, los vecinos inconformes que se encontraban reunidos en el centro de San Bartolo poco después de las 23 horas se habían retirado a sus casas.