Capital
Ver día anteriorMiércoles 4 de junio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Primero debió salir la reforma política del Distrito Federal, señala el comisionado

Sólo un parche, armonizar leyes locales con la reforma electoral: Muñoz Ledo
Raúl Llanos
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de junio de 2014, p. 30

Las modificaciones que se deben hacer al Estatuto de Gobierno de esta ciudad y a diversas leyes locales para armonizarlas con las reformas constitucionales y las leyes secundarias federales en materia electoral están creando confusión entre la opinión pública y pueden poner en riesgo la necesaria aprobación de la reforma política del Distrito Federal.

Así lo consideró Porfirio Muñoz Ledo, comisionado del gobierno de la ciudad de México para la reforma política del Distrito Federal, quien manifestó que esa armonización no es más que “un arche a la ley, por lo que se manifestó en favor de que el Senado vaya a fondo y promueva dicha reforma para esta capital y se incluyan todos esos aspectos electorales, que darían fortaleza al régimen jurídico local.

Entrevistado en su oficina del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, dijo que se está avanzando en esas modificaciones electorales, cuando lo lógico es sacar primero o de manera paralela la reforma política del Distrito Federal.

“Lo más aconsejable sería, en estos momentos, que en vez de ajustar el Estatuto de Gobierno –que ya está llegando a un término de vigencia– se aproveche esta oportunidad para reformar la Constitución en términos del Distrito Federal, y ahí se determinen las fechas de inicio del proceso electoral, los procedimientos para la designación de consejeros electorales, lo de las coaliciones, partidos políticos y las reglas para candidaturas independientes”, entre otros puntos, aseguró el político.

Resaltó que en lo de la reforma política del Distrito Federal ya hay pocas diferencias e incluso se tiene un dictamen listo, el cual podría salir adelante sin mayores complicaciones.

Sólo se crea confusión

Advirtió que “si se llegara a hacer correctamente la armonización de leyes y la modificación al Estatuto –como se está vislumbrando–, correríamos el peligro de que se confundiera eso con la reforma política del Distrito Federal y luego ya no se hiciera nada de ésta”.

Por ello, demandó al Senado no demorar más esta reforma, ir a fondo y darle a la ciudad de México ese marco legal, no contaminarla con otras modificaciones y mantener el plan como estaba trazado, porque si no vamos a traslapar una serie de leyes que crearán un embrollo donde puede haber muchas inconformidades.