Política
Ver día anteriorViernes 20 de junio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks en La Jornada
Ecuador promete refugiar al periodista australiano el tiempo que sea necesario

Sus sacrificios no deben ser inútiles, señala el canciller Patiño

Dpa, Afp, Reuters y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Viernes 20 de junio de 2014, p. 2

Quito, 19 de junio.

El fundador del portal Wikileaks, Julian Assange, dijo este jueves, en una declaración conjunta con el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, que no abandonará la embajada de Ecuador en Londres, al cumplirse dos años de su encierro en esa legación, adonde acudió para solicitar asilo.

Patiño y Assange participaron en una videoconferencia organizada por la cancillería, en ocasión del segundo aniversario del ingreso del ex hacker australiano a esa embajada, en momentos en que era solicitado en extradición por Suecia, donde enfrenta dos acusaciones por abuso sexual.

El gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa aceptó dos meses después otorgarle el asilo, tras considerar que de ser extraditado a Suecia corría el riesgo de ser enviado a Estados Unidos, donde podría ser condenado a muerte por la filtración en Wikileaks, a partir de noviembre de 2010, de cientos de miles de cables secretos del Departamento de Estado, así como información confidencial de las invasiones a Irak y Afganistán.

Sería tonto en este caso dejar mi condición de asilado y de cierta manera las circunstancias aquí son diferentes a estar en una prisión real, dijo Assange, mientras seguidores suyos se manifestaban afuera de la embajada.

Expuso: sigue siendo un riesgo serio que sea extraditado a Estados Unidos, si el Departamento de Justicia continúa con su investigación de carácter criminal, al ratificar que seguirá el consejo de sus abogados, que es no abandonar el asilo político que me ha sido otorgado.

Demandó que Estados Unidos “abandone el caso", porque, dijo, aún hay cientos de documentos que serían liberados y que realmente darían lugar a gran cantidad de información, de la que no especificó detalles.

Agregó que se siente agradecido con el gobierno del país andino y comentó que el pueblo ecuatoriano debe sentirse orgulloso de que su gobierno no ha cedido a presiones.

Manifestó: es difícil para mis hijos; la situación aquí hace que no los haya visto en cuatro años, en alusión a los dos años que estuvo en libertad condicional en el Reino Unido y los dos que ha pasado en la embajada por la causa judicial sueca.

El líder de Wikileaks no quiso revelar detalles sobre sus hijos: como cualquiera que haya sufrido serias amenazas a su familia, no puedo hablar de ello. Sí explicó que algunos familiares se mudaron, se cambiaron el nombre, y eso incluye a mi madre.

Patiño, quien desde la capital ecuatoriana mantuvo una videoconferencia con Assange, indicó que su gobierno va a proteger al australiano el tiempo que sea necesario, ya que sufre persecución política y no podemos permitir que sus sacrificios hayan sido inútiles.

Agregó que las convenciones internacionales que hemos firmado y nuestra Constitución establecen clara y contundentemente la imposibilidad de que el Estado ecuatoriano, sea cual fuere el gobierno, pueda entregar alguna persona que ha sido beneficiada por un asilo.

Patiño hizo alusión a la prohibición que establece la actual Constitución de entregar a Assange ante una pregunta sobre qué sucederá una vez que termine el mandato del presidente socialista Rafael Correa, en mayo de 2017.

El diplomático dijo que las conversaciones con Reino Unido sobre el asilado Assange están estancadas y que existe un clamoroso silencio del caso en los diarios que publicaron inicialmente las denuncias de Wikileaks, y pidió a los organismos de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas defender al australiano.

La calidad de vida y de salud de Julian Assange se han agravado, afirmó. Añadió que podría llegar a pagar con su vida su servicio a la humanidad.