Política
Ver día anteriorViernes 27 de junio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

PRD y PT piden intervenga el presidente de esa cámara

Exigen que senadores con conflicto de intereses se excusen de leyes energéticas
Andrea Becerril y Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Viernes 27 de junio de 2014, p. 7

PRD y PT en el Senado solicitaron la intervención del presidente de esa cámara, Raúl Cervantes, con la finalidad de que se respete la legalidad en la discusión de las leyes secundarias de la reforma energética y se impida que legisladores con conflicto de intereses –los integrantes de la petrobancada– participen en los trabajos de comisiones y en la votación de los dictámenes.

El coordinador del PT, Manuel Bartlett, hizo llegar un oficio a Cervantes, en el que advierte: es inadmisible que el senador David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía, secuestre los supuestos dictámenes y administre los tiempos a su antojo.

Recalcó que Penchyna viola el reglamento y lo reconoció el pasado día 18 al señalar que aguardará los tiempos y espacios para soltar el tercer dictamen.

En tanto, la vicecoordinadora del PRD, Dolores Padierna, señaló que pedirán formalmente a la mesa directiva del Senado que se realice una investigación y se separe a los integrantes de las comisiones dictaminadoras que tuvieron relación laboral con Petróleos Mexicanos o desde la función pública solaparon la corrupción en la paraestatal.

“Así como pedimos que (la diputada) Purificación Carpin-teyro, que estaba soñando con un negocio en telecomunicaciones, se excusara, al igual que los miembros de la telebancada, exigimos que también se retiren los integrantes de la petrobancada.

No lo precisó, pero las alusiones fueron para los senadores panistas Jorge Luis Lavalle y Salvador Vega Casillas, integrantes de las comisiones dictaminadoras, y para Ninfa Salinas, del PVEM, quien tiene probable conflicto de intereses tanto en las leyes de telecomunicaciones como en las del sector energético.

Pedimos que se generen las condiciones adecuadas en el Congreso para que pueda darse la discusión sin presiones de los poderes fácticos, sin legisladores con negocios millonarios en las materias que dictaminan.

Por su parte, en un oficio que ayer entregó a Cervantes, Bartlett advirtió que además de imponer un formato que impide el debate, y permite que se sesione sin quórum y se discutan los dictámenes en lo particular sin haberse aprobado en lo general, tanto Penchyna como el panista Raúl Gracia presentaron proyectos con modificaciones, en los que los integrantes de las comisiones no participaron.

“Ello lleva a concluir que los cambios a las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto son realizados por el Poder Ejecutivo Federal, institucionalizando la práctica del addendum”.

Bartlett resaltó que se sabe que tanto Penchyna como Gracia no actúan motu proprio, sino que responden a instrucciones extraparlamentarias precisas, de aprobar, pronto y como sea, las leyes secundarias energéticas.

Insistió en que Cervantes, en su calidad de presidente del Senado, intervenga para que las comisiones se apeguen a derecho, con el propósito de que esa cámara recupere la dignidad y legalidad vulneradas.