Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 4 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En carta abierta solicitan la destitución de Norberto Rivera por encubrimiento

Piden al papa Francisco remitir pederastas a la autoridad civil

Demandan que prohíba su relocalización y derogue disposiciones para imponer silencio a las víctimas y a quienes conocen de los delitos

Solicitan impulso de programas de prevención

Foto
Eduardo López, de la Comisión de Derechos Humanos de la Infancia en la Cámara de Diputados; Alberto Athie, ex sacerdote; Luis Nava, de Iniciativa Ciudadana, y José Barba, ex legionario de Cristo e investigador, durante la lectura de la carta dirigida al papa Francisco en el Centro Nacional de Comunicación SocialFoto Roberto García Ortiz
Alma E. Muñoz
 
Periódico La Jornada
Viernes 4 de julio de 2014, p. 40

Víctimas de abuso sexual de sacerdotes, así como investigadores y defensores de derechos humanos solicitaron al papa Francisco que establezca claramente en todas las normas y jurisdicción de la Iglesia católica que ese tipo de conductas son delitos penales que deben ser sancionados por las autoridades civiles; prohíba la relocalización de clérigos pederastas y derogue todas las disposiciones para imponer silencio a las víctimas y a quienes conocen de los delitos.

En carta abierta le demandaron que destituya al cardenal Norberto Rivera Carrera por su clara participación en el encubrimiento de los padres Marcial Maciel, Nicolás Aguilar y de otros pederastas en nuestro país.

Lo mismo piden para el arzobispo de San Luis Potosí, Jesús Carlos Cabrero, además de que entregue toda la información que tenga sobre el sacerdote Eduardo Córdova y todos los casos de pederastia en su jurisdicción.

Al dar a lectura al texto, en instalaciones del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Alberto Athié, ex sacerdote que lucha contra la pederastia clerical, pidió ayer al pontífice detener los crímenes de lesa humanidad en contra de víctimas inocentes de diferentes partes del mundo; nosotros le urgimos acabar con esta dolorosa e injusta situación que está al alcance de su mano, leyó.

En la carta, que se da a conocer previo a los dos encuentros que sostendrá el Papa con las comisiones que formó para atender los casos de abuso sexual clerical y una reunión con cuatro víctimas, tras el informe donde el Comité de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos de los Niños critica severamente al Vaticano, convocan al jefe de la Iglesia que remita a todos los abusadores y sus protectores a las autoridades civiles de los países donde cometieron los delitos de abuso o de encubrimiento estableciendo reglas, mecanismos y procedimientos claros para la denuncia obligatoria.

Le demandan que entregue al cardenal Bernard Law a las autoridades competentes de Estados Unidos y al nuncio Joseph Wesolowski a las correspondientes de República Dominicana.

Asimismo, a que impulse programas y políticas de prevención de cualquier forma de abuso en su jurisdicción; reconozca la primacía del interés superior del niño y la reivindicación de la dignidad y los derechos de todas las víctimas en el mundo, así como la reparación del daño, su recuperación integral y el derecho al desarrollo de su personalidad, de su fama y honorabilidad pública.

La carta se dio a conocer en conferencia de prensa en Cencos. Asistieron, además de Athié, José Barba, víctima de Marcial Maciel–; Humberto Abaroa, abusado por el padre Eduardo Córdova, actualmente prófugo de la justicia; el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, Fernando González; Luis Nava, representante de la organización Iniciativa Ciudadana, y Marissa Noriega, de Observatorio Eclesial.

Estuvo, además, Eduardo López Betancourt, quien anunció que la próxima semana el PRD presentará en la Cámara de Diputados una iniciativa de ley donde se plantea que no prescriba el delito de abuso sexual clerical, sin retroactividad en la aplicación de la norma.

Por otra parte, el Vaticano nombró a un abogado canónico jesuita como asesor especial del papa para los Legionarios de Cristo que ayudará a la congregación a continuar su reformación.

El sacerdote Gianfranco Ghirlanda es el segundo enviado pontificio que ha sido nombrado para tratar de mejorar a la legión que continúa reponiéndose tras el escándalo por las revelaciones de que su fundador, el mexicano Marcial Maciel, era un pedófilo que defraudó a la Iglesia.

El cardenal Velasio de Paolis estuvo al frente de la iniciativa de restructuración de tres años que terminó en febrero. Ghirlanda era uno de los curas bajo el mando de De Paolis.

(Con información de Ap)