Política
Ver día anteriorSábado 12 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Crisis humanitaria

Pide atender las causas que impulsan a partir a los indocumentados

Hay preocupación y dolor por menores que viajan sólos, señala Lira Rugarcía
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Sábado 12 de julio de 2014, p. 5

Los obispos mexicanos y en especial la Dimensión Pastoral de Movilidad Humana (DPMH) han hecho todo lo que está a su alcance para incidir en la solución al problema que enfrentan los migrantes nacionales y centroamericanos que van a Estados Unidos, sobre todo por los niños que se dirigen a la frontera norte, aseguró a La Jornada, Eugenio Lira Rugarcía, secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

El jerarca remarcó que todos los países involucrados en el problema deben atender las causas que provocan la migración: pobreza y violencia del crimen organizado; se deben atender los problemas estructurales y destacó la preocupación que tienen los obispos centroamericanos, estadunideneses y el Vaticano.

“Entendemos que no han salido de sus países por gusto, sino por necesidad. Se han visto obligados a salir por la miseria, la violencia y el deseo de reunirse con sus padres o familiares. Lo importante es enfrentar este drama teniendo presente la dignidad de la persona humana y el respeto a sus derechos fundamentales, sea cual sea su condición migratoria.

Es necesario entender las causas de este problema: pobreza e inseguridad, por eso la solución está en garantizar que en los pueblos de América Latina, Centroamérica sobre todo, se den condiciones para un desarrollo integral del que nadie quede excluido y garantizar la seguridad de los ciudadanos para evitar que por la violencia se sientan empujados a migrar, comentó.

Lira Rugarcía destacó la declaración conjunta emitida el jueves por las conferencias episcopales de México, Honduras, El Salvador, Guatemala y Estados Unidos en la que expresan su preocupación y dolor por el sufrimiento de los niños migrantes y recordó que el lunes el secretario del Estado Vaticano, Pietro Parolín; Carlos Aguiar, presidente del CELAM; Guillermo Ortiz Mondragón, presidente de la DPMH; el cardenal José Francisco Robles Ortega, presidente de la CEM, y él en su calidad de secretario general del episcopado mexicano estarán presentes en el encuentro que sobre migración organiza la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Descartó que la DPMH y su presidente, Ortiz Mondragón sean omisos ante la crisis que experimentan los niños migrantes, luego de que el miércoles pasado el obispo de Saltillo, Raúl Vera, aseguró que dicha instancia de la CEM no está respondiendo a las urgencias existentes en el tema.

Monseñor Ortiz Mondragón está haciendo una gran labor, está trabajando bastante. Ha tenido reuniones con autoridades de Estados Unidos y ha solicitado entrevistas con autoridades migratorias (mexicanas). Ha hecho un intenso trabajo. (El obispo Vera) no está totalmente informado de lo que se está haciendo.

Remarcó que los obispos de los países involucrados hacemos lo que podemos y subrayó que así como el episcopado estadunidense está haciendo su parte, llamando al gobierno de su país a respetar los derechos de los niños migrantes, los obispos de los demás países también.

Indicó que la iglesia no sólo dialoga con autoridades competentes en el tema, sino que también continúa con su tarea evangelizadora y educativa, promocionando una cultura de valores y respeto a la persona, pero esto requiere que toda la sociedad le entre.

Añadir un comentario