Economía
Ver día anteriorMiércoles 16 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Dimos un paso por reconfigurar el sistema de gobernanza internacional, dijo Rousseff

Crean BRICS su propio banco de desarrollo y fondo de reserva

Buscan impulsar un sistema global más justo e igualitario, capaz de generar un crecimiento más incluyente, dice su declaración

Deben utilizar sus riquezas naturales en su beneficio: Putin

Foto
La presidenta de Brasil Dilma Rousseff saluda al presidente chino Xi Jinping, antes de comenzar el segundo día de la sexta cumbre de los países BRICS en FortalezaFoto Reuters
Roberto González Amador
Enviado
Periódico La Jornada
Miércoles 16 de julio de 2014, p. 22

Fortaleza, Brasil, 15 de julio.

El bloque de países BRICS, formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, avanzó en su intención de ganar influencia política y convertirse en una importante fuerza de cambio de la estructura de gobierno de las instituciones multilaterales, ancladas en un sistema de toma de decisiones que no se ha movido en siete décadas y que es dominado por Estados Unidos y algunas naciones europeas.

Los BRICS formalizaron la creación de dos instituciones de carácter colectivo y económico: un banco de desarrollo y un fondo de reservas de divisas. Anticiparon que buscarán, como siguiente paso, reforzar el control sobre sus fuentes de energía y materias primas.

Dimos un paso en trabajar por la reconfiguración del sistema de gobernanza internacional, afirmó la presidenta brasileña Dilma Rousseff, al término de la segunda de tres jornadas de la cumbre de presidentes y jefes de Estado de los BRICS, en la que fue presentada la Declaración de Fortaleza.

Por su tamaño, población, el peso de sus economías y la influencia que ejercen en sus regiones, y crecientemente en el mundo, Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica no pueden estar lejos de las grandes decisiones internacionales, sostuvo Rousseff. Sin embargo, acotó, nuestro activismo no debe ser confundido con el ejercicio de un poder hegemónico o un deseo de dominación. Tampoco debe ser visto como una opción estratégica contraria a los intereses de otros países. La fuerza de nuestro proyecto es su potencial positivo de transformación del sistema internacional, que queremos más justo e igualitario, aseguró la presidenta brasileña ante los líderes de los BRICS.

Mañana, los líderes del bloque se reunirán en la capital Brasilia con los presidentes de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), a la que pertenecen Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay, Venezuela y el propio Brasil. El encuentro repetirá uno que sostuvieron hace un año, en Sudáfrica, con los mandatarios de la Unión Africana.

Los países BRICS dieron en esta reunión de Fortaleza, la sexta que celebran a nivel de presidentes y jefes de Estado, dos pasos concretos y anunciaron la intención de seguir avanzando en la construcción de un espacio de defensa de intereses y posiciones comunes.

El primero, y como estaba previsto, fue el anuncio formal de la creación de un Banco de Desarrollo, con un capital autorizado de 100 mil millones de dólares y un capital inicial de 50 mil millones de dólares, aportados a partes iguales. Esta instancia tiene el propósito de movilizar recursos para proyectos de infraestructura y abrir posibilidades de cooperación con instituciones parecidas de otros países en desarrollo.

Un segundo paso, también formalizado hoy, fue la firma entre los cinco países del tratado para el establecimiento del Acuerdo Contingente de Reservas de los países BRICS, con una capacidad inicial de 100 mil millones de dólares para crear una nueva línea de defensa para enfrentar crisis internacionales. En palabras sencillas, es una red de protección manejada por los propios BRICS, describió la presidenta Rousseff.

Son, ambos, las alternativas que los BRICS plantean al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional (FMI), instituciones que funcionan todavía con base en los acuerdos políticos posteriores a la segunda Guerra Mundial, que concluyó hace 69 años.

La declaración final de la cumbre, presentada hoy, hace explícito el sentido de la decisión tomada por los cinco gobiernos. “Las estructuras de gobernanza internacional concebidas en una configuración de poder distinta muestran signos cada vez más evidentes de pérdida de legitimidad y eficacia, mientras los acuerdos transitorios y ad hoc se vuelven cada vez más frecuentes, muchas veces a costa del multilateralismo”, menciona la declaración.

La posición de los cinco gobiernos, reflejada en el documento, es clara: Creemos que los BRICS son una importante fuerza para los cambios y las reformas que requieren las instituciones internacionales para tener una gobernanza más representativa y equitativa, capaz de generar un crecimiento global más incluyente y de procurar un mundo más estable, pacífico y próspero.

La siguiente cota para el grupo fue planteada por Vladimir Putin, presidente de Rusia y anfitrión de la siguiente cumbre el próximo año. Los gobiernos de los BRICS, dijo, pueden contribuir a la seguridad energética del bloque. Hizo formal la propuesta –adelantada por uno de sus asesores antes de la cita, como publicó La Jornada– de avanzar en una asociación energética de los cinco países y crear un banco de combustibles a disposiciones de esas naciones.

Fijó un objetivo adicional. Los BRICS, dijo Putin, atesoran en sus territorios poco más de una tercera parte, 36 por ciento para ser exactos, de las reservas mundiales de materias primas. Así que, apuntó, deben utilizar esa riqueza en su beneficio.

Energía y materias primas. Dos elementos sobre los que el grupo BRICS buscará, en los siguientes años, ejercer un mayor control de sus recursos.

Un referente

El líder chino Xi Jinpeng aseguró en la reunión plenaria de la cumbre que el mecanismo de cooperación adoptado por los BRICS para atender temas de interés común se ha vuelto un referente. Necesitamos trabajar en la mejora del sistema de gobernanza económica a nivel global, y aumentar la representatividad y voz de los países en desarrollo en las instituciones multilaterales, dijo Xi, quien gobierna el país de la segunda mayor economía del mundo, después de Estados Unidos.

Después de la sesión plenaria, en la que estuvieron también el primer ministro indio, Narendra Modi, y el presidente Jacob Zuma, de Sudáfrica, la presidenta Rousseff dijo en una conferencia de prensa que los países BRICS lograron en esta cumbre formalizar iniciativas, concretarlas. El banco de desarrollo y el fondo contingente de reserva fueron planteados por primera vez hace dos años y muchos decían que no serían viables, que no se concretarían. Y el fruto de esta reunión es que vamos a tener las primeras instituciones del bloque.

Añadir un comentario