Política
Ver día anteriorJueves 17 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Refugio de horror

Unos acusan a la directora: les robó a sus hijos; otros agradecen su apoyo

Disputan zamoranos por la labor realizada en La Gran Familia

En redes sociales se defiende con emoción a Mamá Rosa; también recibe vituperios

Foto
Rosa del Carmen Verduzco, directora de la casa hogar La Gran Familia, ha provocado encendidas discusiones entre los habitantes de ZamoraFoto tomada de Facebook
Foto
La acción de las autoridades contra Rosa del Carmen Verduzco, Mamá Rosa, y la difusión de informes sobre abusos contra los menores internados en el albergue La Gran Familia estremecieron la ciudad de Zamora, que tiene unos 186 mil habitantesFoto Reuters
Periódico La Jornada
Jueves 17 de julio de 2014, p. 4

Zamora, Mich., 15 de julio.

Dos hombres discuten a viva voz, manotean, suben el tono de la disputa y están a punto de llegar a los golpes, hasta que intervienen efectivos de la Policía Federal (PF) para separarlos.

Así de viva es la polémica sobre el verdadero rostro de La Gran Familia. Esa casa hogar, fundada en esta ciudad en 1947, está hoy bajo los reflectores después de que decenas de denuncias anónimas, según las autoridades, culminaron el martes con una intervención policial y militar, y la detención de ocho personas, entre ellas la directora del lugar, Rosa del Carmen Verduzco (Mamá Rosa).

Los otros detenidos son Felipe Serrano, Lourdes Verduzco, Claudia Solórzano, Enrique Fernández, Rosa María Viveros, Miguel Ibarra y David Verduzco, con distintas responsabilidades en el albergue.

La encendida discusión de los dos hombres se produjo este mismo miércoles, después de que la intervención oficial destapó un caso estrujante, en el que convergen versiones con agudos contrastes.

El albergue ahora está inaccesible, bajo un cerco policiaco y militar que se tendió el martes y se reforzó este miércoles. Pero el lugar se convirtió de golpe en foco de atracción en Zamora.

La acción de las autoridades y la difusión de informes explosivos sobre abusos contra los menores estremecieron a esta ciudad de unos 186 mil habitantes, ubicada en el centro de un fértil valle agrícola del noroeste de Michoacán.

Al promediar la mañana del miércoles, numerosas familias formaban corrillos en el perímetro del albergue. A toda voz, algunas acusaban a Mamá Rosa de haberles robado a sus hijos, de impedirles el contacto y de negarse a devolverlos. Culpaban a los gobiernos estatales y municipales de haber permitido el engendro durante décadas.

Pero hubo quienes, ahí mismo, narraban que crecieron en ese lugar y sostenían que los padres inconformes nunca estuvieron pendientes de sus hijos. Que los abandonaron y ahora quieren culpar a quien protegió a los menores y les dio comida, atención médica y educación.

Verónica Gamina, madre de uno de los niños rescatados, dijo a la Ap, vía telefónica, que hace cuatro años ella misma llevó a la casa hogar a su hijo, entonces de nueve años, porque tenía que trabajar y no podía cuidarlo. Pero añadió que sólo le permitían verlo tres veces al año y que Mamá Rosa le pidió 37 mil pesos para devolvérselo.

Pero en el otro extremo, el panista Julio César González Jiménez, ex delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social, salió a dar la cara por el albergue. “Soy orgulloso hijo de Mamá Rosa”, dijo en su cuenta de Twitter.

Aseguró que los niños estaban bien cuidados, recibían atención médica y sicológica, acceso a la educación básica, además de poder asistir a una preparatoria de Guanajuato, para lo cual Verduzco había suscrito un convenio.

“Es una infamia lo que se le está haciendo. Mamá Rosa, a decir de personas de Zamora, es una mujer mal hablada, pero asumió el papel que el Estado nunca ha aceptado. Incluso contaban con una banda de música; candidatos y gobernadores conocieron de su trabajo. A veces había carencias, porque nunca rechazaba a ningún niño. Dicen que cientos de ex moradores la siguen visitando porque los sacó adelante, cuando fueron abandonados por sus padres o porque quedaron huérfanos”, afirmó el panista.

Partidarios de Verduzco convocaron para el jueves a una manifestación de apoyo a La Jefa, como también se le conoce.

Las redes sociales hervían hoy con defensas emocionadas de Mamá Rosa, que chocaban de frente con los reportes oficiales.

En Facebook había mensajes como: “Madre… bendiciones y muchos años más…” (Ricardo Dueñas Rodríguez); “…es duro criticarla, pero levantarse diario y pensar que vas a dar de comer a muchos niños no es fácil. Yo viví ahí por varios años y gracias a mamá Rosa la vida aquí es más fácil” (Pedro Ríos).

Hubo testimonios elogiosos de personas que conocieron a Verduzco y llamados a hacer oraciones por la mujer y a formar cadenas de mensajes. Otros simpatizantes incluyeron fotos y videos de ocasiones especiales en la casa.

(Alfredo Méndez; Ernesto Martínez, corresponsal; La Jornada Michoacán y agencias Ap y Esquema)

Añadir un comentario