Política
Ver día anteriorViernes 18 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El proceso de repatriación requiere su atención: obispo

La Iglesia debe redoblar esfuerzos para ayudar a migrantes y niños solos: CEM
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Viernes 18 de julio de 2014, p. 16

El obispo Guillermo Ortiz Mondragón, presidente de la Dimensión Episcopal de la Pastoral de Movilidad Humana (DEPMH), de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), aseguró que ante la crisis humana que experimentan los migrantes en general y los niños no acompañados en particular, la Iglesia católica de México debe continuar redoblando esfuerzos para brindar cada vez una mejor atención a nuestros hermanos migrantes.

En una carta hecha pública por la CEM, el también obispo de Cuautitlán precisa que en este momento urge que actuemos (como Iglesia) para atender a los niños y mujeres solos que están siendo deportados a sus lugares de origen y que deben transitar por nuestro país, y a los que siguen viniendo de América Central.

En la misiva propone a los obispos de las diócesis del país que los albergues con que cuenta la Iglesia católica –poco más de 50–, no sólo comuniquen sobre la situación de los niños que reciban a los obispos correspondientes, sino también a personal y agentes de pastoral de la DEPMH, así como que las casas de las diócesis que no estén en la frontera abran un espacio para recibir a niños migrantes.

También sugiere que los sacerdotes a quienes los obispos han encargado la atención de los migrantes acudan formalmente a los gobiernos estatales y municipales para pedir apoyo específico del DIF y así poder atender esta emergencia. Aclara que si bien un DIF no recibe niños en esta situación sí le pueden pedir a éstos apoyo en recurso para los centros en los que la Iglesia está realizando este servicio.

Ortiz Mondragón también insta a que pidan apoyo a las empresas de transporte terrestre para que participen en esta acción en favor de los niños migrantes y mujeres solos, previo acuerdo con la Policía Federal para su resguardo.

El jerarca subraya que lo expuesto en el coloquio México-Santa Sede sobre migración y desarrollo en el que participó el secretario de estado Pietro Parolin a principios de esta semana debe instar a la Iglesia en México a aumentar su apoyo a los migrantes, y subraya que también debe estar atenta al proceso de repatriación de los infantes.

Advierte que en ese proceso probablemente aparecerán niños que no tiene adónde ni con quien estar, lo cual requiere de una acción más amplia de la Iglesia católica y en tal sentido propone, respetando la autonomía de las diócesis, proyectar centros de acogida para niños migrantes que quedan solos, en los que además de atenderlos en sus necesidades primarias, puedan ser apoyados en sus educación, desarrollo integral y su inserción a la sociedad.

Refiere que para dicha acción la Iglesia debe ser líder en la convocación, en el ámbito de provincia y de diócesis, a los gobiernos estatales y municipales, especialmente en sus DIF, en sus secretarías de educación, de salud, de trabajo y previsión social. Asimismo, a los empresarios católicos y a personas de buena voluntad para diseñar centros de acogida adecuados que funcionen a largo plazo.

Añadir un comentario