Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 31 de julio de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La sobrevivencia de la especie, responsabilidad sólo de México, señala

Hacer cumplir la ley para preservar la vaquita marina, pide Aridjis a Peña
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de julio de 2014, p. 36

Homero Aridjis, presidente del Grupo de los Cien, llamó al presidente Enrique Peña Nieto a que se eliminen las redes agalleras y de enmalle en la captura de camarón y de otras especies en el Alto Golfo de California, ya que son las principales causantes de la muerte incidental de la vaquita marina, que sólo habita en esa región, y de la cual quedan alrededor de 100 ejemplares.

Aridjis planteó lo anterior en una carta enviada al jefe del Ejecutivo y al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra, ya que este jueves se llevará a cabo la sesión de la comisión asesora de la Presidencia para la recuperación de la vaquita marina.

Destacó que queda una centena de ejemplares, a pesar de que en los últimos cinco años el gobierno mexicano ha gastado más de 30 millones de dólares en la prohibición de la pesca en el área designada como refugio para su protección y en pagar a los pescadores para cambiar sus artes de pesca.

En la misiva advierte que el programa ha fracasado y la vaquita marina está en peligro crítico de extinguirse, igual que la totoaba, pez que alcanza dos metros de longitud y que sólo se encuentra en el Alto Golfo de California, debido a su captura ilegal para satisfacer el mercado chino.

En 1993, recordó, se decretó la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, zona de gran riqueza biológica que alberga especies marinas y terrestres raras, endémicas y en peligro de extinción. La joya de esta reserva es la vaquita, el cetáceo más pequeño del mundo, cuya sobrevivencia depende ciento por ciento de México, porque no se encuentra en ninguna otra parte del planeta. Hace nueve años quedaban alrededor de 500 ejemplares e iba camino a la extinción debido a la sobrexplotación de camarón en el Alto Golfo.

Dijo que se deben prohibir las redes agalleras en la pesca en la región: “pedimos que se establezca un operativo para poner fin a la pesca ilegal de la totoaba. El gobierno debe tomar todas las medidas a su alcance para lograr estas metas”.

Señaló que la mayor parte del camarón que se captura en el Golfo de California se consume en Estados Unidos. Si México no quiere enfrentarse a otro boicot de sus productos marinos, como ha sido el caso del atún, cuya captura sigue implicando la muerte incidental de delfines, tendrá que remediar la situación, haciendo cumplir las vedas y las leyes, señala.

Y se pregunta: ¿Habrá bastantes consumidores listos para dejar de comer camarón mexicano para impedir la extinción de la vaquita?