Capital
Ver día anteriorViernes 1º de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Antes debe mejorar la competitividad de la ciudad y desvincularlo como unidad de pago

Condiciona la Coparmex negociar sobre salario mínimo con el GDF

Un aumento por decreto no es deseable, dicen los directivos José Luis Beato y Juan Pablo Castañón

Laura Gómez Flores, Susana González y Alejandro Cruz Flores
 
Periódico La Jornada
Viernes 1º de agosto de 2014, p. 35

El incremento al salario mínimo dependerá del mejoramiento de la competitividad de la ciudad de México y desvincularlo como unidad para el pago de más de 800 conceptos, como impuestos, derechos, prima de seguros y multas, entre otros, afirmó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en el Distrito Federal (Coparmex-DF), José Luis Beato.

Luego de participar en el foro Diagnóstico de la situación energética en el Distrito Federal, precisó que no estamos en contra de que (el salario) suba, porque es muy bajo, pero deben mejorar las condiciones de competitividad y que las autoridades no cierren los negocios por cualquier motivo. Cuando esto suceda, van a establecerse más empresas, se generarán miles de empleos y subirán los sueldos, apuntó.

Como organismo empresarial se carece de una cifra de incremento del salario, pero sabemos que 2 mil pesos mensuales no es digno ni suficiente, pues 30 por ciento se va al pago de transporte y tenemos 7 por ciento de trabajadores que ganan eso, aunque habría que ver cuántos tienen además propinas, porque son meseros o despachadores de gasolina, señaló.

El salario mínimo está indexado a multas, prima de seguro y otras contribuciones fiscales, de las cuales debe desvincularse como unidad de medida, porque yo estoy de acuerdo que suban los sueldos, pero no las multas. Creo que no debería ser tan difícil concretar esta acción, y cuando se haga, nos sentaremos a negociar con el gobierno, se comprometió.

Un aumento por decreto de cualquier precio no es deseable, coincidió con el presidente nacional de la organización patronal, Juan Pablo Castañón, quien en entrevista por separado advirtió que sería perjudicial para los trabajadores, ya que la inflación se dispararía, como ocurrió en los 80, cuando se incrementó 30, 20 y 10 por ciento.

Sería un proceso de serpentín que no tendría fin, consideró respecto de la iniciativa del Gobierno del Distrito Federal, que plantea aumentarlo para 2015 en al menos 20 pesos (de 67 a 87 pesos), es decir, 29 por ciento, y hasta 171 pesos como meta para 2025.

Estamos muy de acuerdo en incrementar los ingresos de los trabajadores, pero debe haber un gran debate nacional acerca de cómo poder hacerlo responsablemente. Hay dos condiciones indispensables para iniciar el diálogo: la productividad de las empresas, que les permita pagar mejor a los trabajadores, y la eliminación del salario mínimo como unidad de cuenta, planteó.

Por otra parte, el jefe delegacional de Iztapalapa, Jesús Valencia, después de inaugurar la Feria del Empleo para Jóvenesllamó al gobierno federal a aceptar la propuesta de su homólogo local y firme un aumento a esta percepción de al menos 87 pesos que establece el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política y el Desarrollo Social como necesario para acceder a la canasta básica. Cuestionó que el PAN vaya a proponer un aumento al minisalario, cuando no lo hizo en los 12 años que gobernó.