Economía
Ver día anteriorSábado 2 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Obtuvieron ingentes beneficios al no alcanzar un acuerdo, declara ministro de Economía

Argentina advierte de maniobra especulativa de los fondos buitres

El juez Griesa regañó al gobierno de Cristina Fernández por las verdades a medias

Se disparó en Nueva York el pago de seguros contra la cesación de pagos por mil mdd

Foto
La economía argentina está en recesión y el default probablemente sólo empeorará la situación, consideró la calificadora de riesgo FitchFoto Ap
Pl, Ap, Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Sábado 2 de agosto de 2014, p. 23

Nueva York, 1° de agosto.

El juez estadunidense Thomas Griesa ratificó su sentencia contra Argentina y favorable a los fondos especulativos, ordenó continuar las negociaciones y regañó al gobierno del país sudamericano por las declaraciones que ha hecho y que a su juicio son verdades a medias.

Por su parte, el gobierno argentino pidió al órgano regulador de valores local que investigue si el juicio en Estados Unidos es una “fachada de una maniobra especulativa en favor de los fondos buitres”.

Mientras se desarrollaba la audiencia convocada por el juez Griesa, un comité de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) declaró la moratoria de Argentina como un evento crediticio, lo que disparó el pago de seguros contra la cesación de pagos valuados en aproximadamente mil millones de dólares. ISDA es una entidad privada en cuya comisión de pagos se encuentra Elliot Management, la empresa matriz de NML Capital, uno de los fondos que enfrentan a Argentina.

Tras la decisión del juez, los activos argentinos profundizaron sus bajas, pero después recortaron las pérdidas.

Argentina cayó el miércoles por segunda ocasión en 12 años en cesación de pagos, obligada por la decisión del juez Griesa, quien le impidió pagar intereses a tenedores de bonos que aceptaron, según leyes extranjeras, dos canjes de deuda en 2005 y 2010, los cuales incluyeron quitas de capital hasta de 70 por ciento.

Cláusulas polémicas

Griesa dictaminó que Argentina debe llegar primero a un acuerdo con los fondos liderados por NML y Aurelius, que litigaron con el país en años recientes y obtuvieron una sentencia judicial favorable del propio Griesa para ser compensados con mil 330 millones de dólares más intereses por la moratoria de pagos del país sudamericano en 2002.

El gobierno argentino afirma que no puede llegar a un acuerdo con los demandantes porque se lo impide una cláusula en las reestructuraciones de deuda que realizó en 2005 y 2010.

Tras la falta de pago de su deuda, Argentina se puede enfrentar a cancelar anticipadamente al menos unos 34 mil millones de dólares por el capital de sus títulos PAR, Discount y Global 17, emitidos conforme leyes extranjeras en las restructuraciones de deuda.

Esos títulos incluyen cláusulas que permiten a sus tenedores exigir la devolución anticipada de sus inversiones si cumplen con una serie de requisitos y están dispuestos a enfrentarse con el país en cortes extranjeras.

Este mismo viernes el Ministerio de Economía argentino anunció en un comunicado que pidió a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que investigue si el juicio en Estados Unidos es una “fachada de una maniobra especulativa en favor de los fondos buitres”.

Buenos Aires cree que el proceso legal podría ser una jugada para que también los fondos cobren seguros contra cesación de pagos. “La CNV solicitará a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) información precisa sobre las transacciones con esos títulos, para investigar si los propios fondos buitres, por sí o a través de terceros, obtuvieron ingentes beneficios al no alcanzar un acuerdo”, dijo el ministerio.

La orden para volver a la mesa de negociaciones tuvo lugar menos de 24 horas después de que la presidenta argentina Cristina Fernández cuestionara a Griesa por un claro manejo discriminatorio de la causa.

El juez Griesa regañó a Argentina por sus declaraciones públicas altamente engañosas sobre sus obligaciones crediticias, en las que incluye a 92.4 por ciento de los bonistas que entraron en los canjes.

Más allá de la retórica, lo cierto es que durante la audiencia Griesa dejó varias situaciones en el limbo, señaló en uno de sus despachos la agencia de noticias Afp. Por ejemplo, apuntó, no tomó ninguna decisión concerniente a los 539 millones de dólares del pago argentino bloqueados en una cuenta del Bank of New York, que presentó una moción de aclaración sobre esta cuestión.

Otra moción sin respuesta es la reposición de una medida cautelar que suspenda la sentencia hasta 2015, lo que le permitiría continuar haciendo los pagos de deuda restructurada mientras se negocia una solución con los querellantes, presentada por un grupo de tenedores de esos bonos canjeados.

Los bonos en dólares en el mercado extrabursátil de Buenos Aires perdían en promedio 1.2 por ciento, mientras el índice Merval de la bolsa de Buenos Aires llegó a caer 3.5 por ciento, pero al final cerró con ganancia de 1.69 por ciento y terminó con 8 mil 326.92 puntos.

La agencia Fitch bajó el viernes las calificaciones de instrumentos de deuda emitidos por la ciudad de Buenos Aires, la provincia de Salta y el municipio de La Plata, en consonancia con un recorte del jueves de la nota soberana de Argentina, luego de que el país cayó en cesación de pagos.

Fitch considera que a consecuencia de la falta de pagos la economía argentina se verá sometida a una mayor incertidumbre y volatilidad financiera.

Añadir un comentario