Capital
Ver día anteriorMiércoles 6 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Necesario, debatir el tema sin sesgos partidistas: PRI, PAN y PRD

Cepal: México, único país de AL donde el salario es inferior al umbral de pobreza
Gabriela Romero Sánchez, Laura Gómez Flores y Julio Reyna Quiroz
 
Periódico La Jornada
Miércoles 6 de agosto de 2014, p. 33

México es el único país de la región donde el salario mínimo es inferior al umbral de pobreza per cápita, advirtió Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

En un videomensaje transmitido en la inauguración del foro internacional Salarios mínimos, empleo, desigualdad y crecimiento económico, Bárcena señaló que casi 14 por ciento de los trabajadores reciben un ingreso inferior al salario mínimo, mientras alrededor de dos de cada cinco ganan hasta dos.

Explicó que en la pasada década, con excepción de México, en todos los países de América Latina se ha vivido un proceso de crecimiento y recuperación de los salarios mínimos, como un mecanismo potente para promover la igualdad, el consumo masivo y un robusto crecimiento económico. En Brasil, Argentina, Uruguay y Chile la mejora del salario mínimo se ha traducido en una caída de la desigualdad y no ha afectado negativamente el empleo ni la formalidad, detalló.

Comparó el caso de Costa Rica, donde el salario mínimo triplica el ingreso equivalente al umbral de la pobreza –mínimo necesario para sostener a una familia–, es decir, 3.18 veces, frente a 0.66 por ciento de México, cuando el promedio es de 2.

En el encuentro organizado por el Gobierno del Distrito Federal, en coordinación con la Universidad Nacional Autónoma de Mexico y la Cepal, el secretario ejecutivo de esta última, Antonio Pardo, indicó que México es uno de los peores países en cuanto al umbral de pobreza, y el riesgo de no subir el salario mínimo es tener una baja en la cohesión social y mayor violencia derivada de la desigualdad, por lo cual se requiere voluntad política para atender este tema, porque se trata de la segunda economía en importancia de la región.

Andrés Marinakis, especialista en políticas del mercado de trabajo de la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), señaló que es probable que el uso del salario mínimo como indexador de beneficios sociales y precios constituya un freno a su alza, pero parece necesario salir de la inercia de los reajustes periódicos y atender este tema.

Representantes de los principales partidos de México (PRI, PAN y PRD) coincidieron en la necesidad de debatir este tema sin distingos partidistas, aunque con sus matices. El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, propuso desaparecer la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, crear un instituto autonómo y dejar de discutir o realizar consultas; hay que procesarlo.

Adrián Gallardo, de la Fundación Colosio, en representación del dirigente priísta César Camacho Quiroz dijo que es tiempo de remover los obstáculos para el crecimiento, la creación de empleo, la productividad y el mejoramiento real de las condiciones de vida de los trabajadores.

Por su parte, el secretario general del PAN, Ricardo Anaya, consideró que el nivel de los salarios mínimos en México es insostenible y penoso, y lamentó la insensibilidad de quienes piensan que una familia puede vivir con 67 pesos diarios.