Política
Ver día anteriorViernes 8 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cantidad se entregó a Movimiento Ciudadano como ‘‘aportaciones extras’’

Devuelve Monreal $15 millones a la Tesorería de la Federación

La diputada Zuleyma Huidobro denunció recientemente que AN, Verde y Panal recibían dinero por su voto

Foto
Imagen del cheque que el legislador zacatecano puso a disposición de la tesorería
Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de agosto de 2014, p. 3

El coordinador del partido Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Ricardo Monreal Ávila, reintegró a la Tesorería de la Federación 15 millones de pesos, cantidad entregada en tres partidas a partir del pasado 15 de octubre, bajo el concepto de ‘‘aportaciones económicas extras’’, autorizadas por la secretaría general en San Lázaro.

Esa cantidad de recursos se ajusta a la denuncia que desde la tribuna de la Cámara de Diputados hizo el pasado primero de agosto su correligionaria Zuleyma Huidobro, al acusar a los diputados del PAN, Partido Verde y Nueva Alianza de recibir dinero a cambio de su voto en favor de la reforma energética.

Los señalamientos de la legisladora provocaron reacciones de encono desde las bancadas de los verdes y del panismo. Los inconformes le reclamaron, se dijeron ejemplo de honestidad y aseguraron que nunca se habrían prestado a recibir dinero extra al que perciben como salario.

Partidas fantasmas

La denuncia de la diputada Huidobro se sumó a una cadena de revelaciones en torno a una partida extra de recursos millonarios presumiblemente destinada a los coordinadores parlamentarios en San Lázaro con objeto de atender diversas tareas legislativas. Esos recursos no son fiscalizados por ninguna dependencia externa a la Cámara de Diputados. Es decir, el Legislativo se revisa a sí mismo a través de sus órganos de transparencia. La secretaría general sólo entrega y los coordinadores y sus administradores se encargan de resolver qué se hará con ese dinero.

Tan sólo el año pasado se denunció un sobrante del presupuesto camaral por más de 300 millones de pesos a repartirse entre los partidos políticos, con fundamento en el criterio de que a mayor número de diputados, mayor será la cantidad de dinero. En aquel capítulo no se documentaron dichas operaciones. Por el contrario, la revelación de Monreal Ávila evidenció la opacidad en el manejo de los recursos públicos en el gasto de los diputados.

En la fase final del gobierno de Felipe Calderón, también la oposición acusó al PAN de utilizar recursos extraordinarios del presupuesto camaral para impulsar el contenido del paquete económico integrado por el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) y la Ley de Ingresos, a través del pago de gratificaciones a diputados de otros partidos, quienes negociaban su voto en favor de las propuestas del gobierno panista.

Ayer Monreal Ávila envió a la titular de la Tesorería de la Federación, Irene Espinoza Cayetano, un oficio solicitándole que reciba los 15 millones de pesos, porque él y su partido político representado en San Lázaro no los aceptan.

El texto cita como fundamento la Ley del Servicio de la Tesorería de la Federación y demás disposiciones aplicables, que obligan a la vigilancia de los fondos y valores, y que tiene por objetivo administrarlos con eficiencia, eficacia y transparencia. La tesorería tiene la facultad legal de ejecutar todos los pagos que se le incluyan y que estén autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, y rendir cuentas de ingresos, egresos e inversión.

El político zacatecano refiere en cuatro puntos los sucesos que atañen al depósito de 15 millones de pesos en la cuenta del partido Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados:

‘‘Con fecha 15 de octubre de 2013 llegó a la cuenta del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano una aportación económica de 7 millones de pesos, sin conocer el propósito o el fin de su destino. Dos días después intenté la devolución del mismo, según consta en el oficio del 17 de octubre de 2013.

‘‘Posteriormente, el 20 de marzo de 2014, se recibió un depósito más por 5 millones de pesos en la cuenta del grupo parlamentario, mismo que intenté devolver el 14 abril del actual, como lo demuestro en el anexo 3, que consiste de copia simple de oficio y del cheque correspondiente. Al no aceptarse la devolución de esos recursos económicos, con fecha 9 de mayo de 2014 volví a poner a disposición de la cámara el total de recursos, que suman ya 12 millones de pesos, a lo que se me comentó que eran subvenciones extraordinarias y que (...) podrían emplearse por el coordinador o darles el destino que se quisiera, consejo que por supuesto no se atendió.

Foto
El diputado Ricardo Monreal Ávila, en imagen captada el pasado 16 de julioFoto Roberto García Ortiz

‘‘Hace apenas unos días, el 30 de julio de 2014, se recibió en la cuenta de Movimiento Ciudadano un abono más por 3 millones de pesos. Como lo observará –refiere Monreal a Irene Espinoza– he decidido rechazar estos recursos dado que riñen con los principios que invariablemente he sostenido. En ese sentido solicito a usted se me dé a conocer el procedimiento mediante el cual deben reintegrarse las sumas de estos informes, que dan un total de 15 millones de pesos.’’

La Tesorería de la Federación selló de recibido el documento e informó al legislador que el lunes o martes próximos recibirá una respuesta sobre el procedimiento para reintegrar los recursos citados.

Para el actual ejercicio presupuestal de la Cámara de Diputados los legisladores aprobaron un monto de 6 mil 800 millones de pesos. Esos recursos se destinan a atender la labor legislativa de 500 diputados que cuentan en promedio con cinco ayudantes cada uno, una oficina y secretaria particular. Además, cubren el mantenimiento físico del Palacio Legislativo de San Lázaro.

De dietas y ayudas diversas

La secretaría general administra esos recursos, que tienen múltiples destinos, como pago de dietas, ayudas diversas y, ahora se observa, entrega de compensaciones.

Por dieta, cada legislador recibe 70 mil pesos al mes (de esa cantidad se les descuentan 14 mil pesos para cuotas enviadas a sus respectivos partidos políticos (esto es voluntario, pero se les entrega un formato para que quien esté de acuerdo lo signe); fondo de ahorro de 10 por ciento de la dieta, mismo porcentaje que aporta la cámara; 55 mil pesos para asesores; ayuda para traslados, en promedio 30 mil pesos (este rubro sustituyó al pago de boletos de avión); asimismo, para cumplir su agenda legislativa se les pagan 50 mil pesos y 28 mil más para atención ciudadana. Todo esto por mes suma 219 mil pesos a cada diputado.

Si se es presidente de alguna comisión, también se paga un monto mayor para el pago de secretaria, un ayudante, chofer y un automóvil nuevo.

Niega la cámara que sea un bono por la reforma energética

Por su parte, el presidente del comité de administración en San Lázaro, Guillermo Sánchez Pérez, negó que los 15 millones de pesos entregados al grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, que encabeza el diputado Ricardo Monreal, sea un bono con motivo de la reforma energética. Afirmó que Movimiento Ciudadano ‘‘sí conoce el origen y el destino de estos recursos, que son de los presupuestados para la Cámara de Diputados en 2014’’.

En un comunicado insistió en que la entrega de los fondos se realizó conforme a lo establecido en el artículo 8 de la norma que regula las transferencias y el control de recursos financieros asignados a los grupos parlamentarios, por lo que se distribuyeron conforme a la ley.

Subrayó finalmente que las asignaciones ordinarias y especiales forman parte del presupuesto regular del órgano legislativo, por lo que no fueron entregados por el gobierno federal para el ‘‘pago de bonos’’.

Añadir un comentario