Política
Ver día anteriorViernes 8 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Al organismo se le eliminaron 7 derechos: análisis legislativo

Pemex Exploración y Producción no tendrá ningún alivio tributario
Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de agosto de 2014, p. 5

Las modificaciones al régimen impositivo a Petróleos Mexicanos (Pemex) no implicarán un alivio tributario real para el principal organismo subsidiario, Pemex Exploración y Producción (PEP), pese a la eliminación de siete derechos, por lo que sus pérdidas anuales pasarían de unos 14.7 mil millones de pesos a 78.8 mil millones, advierte un amplio análisis legislativo.

El citado estudio confirma que la carga fiscal, en el contexto de la reforma energética, se incrementará haciendo imposible que Pemex cuente con los recursos suficientes para realizar las inversiones necesarias para mantener la capacidad de producción actual y desarrollar las asignaciones que está solicitando conforme a la ronda cero.

De acuerdo con los cálculos oficiales, las inversiones necesarias en Pemex se estiman en alrededor de 300 mil millones de pesos anuales, con los que claramente no contará.

En consecuencia, la empresa petrolera se verá obligada a migrar hacia contratos, es decir, la privatización total de las actividades del sector.

Es importante señalar que la carga fiscal de la petrolera ahora incluye tres derechos: uno nuevo, más otras tres cargas fiscales (en total son cuatro las cargas, una contenida en la ley de Pemex). Estos son el derecho por la utilidad compartida (artículo 39), que a pesar de haber reducido su tasa tiene un peso fiscal importante; el derecho de extracción de hidrocarburos (artículo 44), y el derecho de exploración (artículo 45).

Las otras tres cargas son: impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos (artículo 55); impuesto sobre la renta (artículo 46), y el dividendo estatal (capítulo VI de la Ley de Petróleos Mexicanos).

Aun con la supuesta disminución de la carga fiscal, por el cambio del derecho ordinario sobre hidrocarburos debida al derecho por la utilidad compartida (tasa disminuye de 71.5 a 65 por ciento) y la eliminación de siete derechos actuales, el monto de recursos que entregará Pemex aumenta sustancialmente.

Por ejemplo, el nuevo dividendo estatal incrementará la carga fiscal para la petrolera en un monto de alrededor de 141 mil 301 millones de pesos. En otras palabras, las reformas de la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, de manera conjunta con lo ya dispuesto en la de Petróleos Mexicanos, continúan sometiendo a Pemex al yugo fiscal.

Este cálculo se refiere sólo a Pemex Exploración y Producción, al que se aplica el régimen fiscal, por lo que las estimaciones no son para la empresa en su conjunto. El nuevo derecho sobre utilidad compartida implicará que Petróleos Mexicanos pague alrededor de 606 mil 86 millones de pesos; por extracción de hidrocarburos, unos 146 mil 926 millones, y por impuesto sobre la renta alrededor de 141 mil 301 millones de pesos.

Con ello, después de la obtención de ingresos por ventas, con una referencia similar a la de 2013 (de 1 billón 250 mil 772 millones de pesos) y después de gastos de operación (por 245 mil 5 millones); depreciación y amortización por 127 mil 29 millones y beneficios a empleados por pensiones y prestaciones por 36 mil 532 millones, entre otros rubros, el remanente neto de Pemex sería de (-) 78 mil 865 millones de pesos.

El análisis de la fracción parlamentaria del PRD en el Senado concluye que la carga fiscal de Pemex aumenta, es decir, la petrolera estará fiscalmente peor que ahora en relación con él mismo y lo pone en una situación desventajosa frente a la carga fiscal privilegiada de las empresas privadas.

Así, Petróleos Mexicanos contribuirá más al erario que las empresas privadas, por lo que tampoco se entiende la razón de estos cambios que aportarán menos a la nación. ‘‘Es claro que se trata de una reforma sin lógica económica, irracional y contraria al interés nacional. Sólo puede tener sentido para quienes se han comprometido ante los grandes intereses privados’’, subraya el estudio.

Añadir un comentario