Cultura
Ver día anteriorMartes 12 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La zona arqueológica requiere una conservación integral, dice funcionaria de Tlaxcala

Buscan que los gobiernos federal y local tengan plenitud de derecho sobre Cacaxtla

La propiedad privada de una parte aledaña al sitio y la falta de recursos económicos dificultan atender el deterioro en las pinturas y el basamento, señala Adriana Moreno Durán

Foto
Visitantes en Cacaxtla, sitio prehispánico cuya preservación es urgente, debido al grave deterioro de esos vestigios, manifiesta Adriana Moreno Durán, titular de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico del gobierno del estado de TlaxcalaFoto Javier Verdín
José Carlos Avendaño
La Jornada de Oriente
Periódico La Jornada
Martes 12 de agosto de 2014, p. 6

Tlaxcala, Tlax., 11 de agosto.

La titular de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico (Setyde) del gobierno de Tlaxcala, Adriana Moreno Durán, reconoció que es difícil atender el deterioro que sufren las pinturas y el basamento de la zona arqueológica de Cacaxtla, debido a que una parte de ese sitio es propiedad privada y por la falta de recursos económicos.

La funcionaria local precisó que una parte aledaña al sitio prehispánico es propiedad privada, de ahí que es difícil entrar a trabajar sin la autorización de los dueños, por lo que ya solicitó a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) encontrar un mecanismo que resuelva de fondo esta problemática, con la finalidad de que los gobiernos federal y estatal tengan plenitud de derecho en la zona.

Agregó que se han realizado visitas con trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y así coordinar acciones para que se apliquen recursos estatales y federales en la zona arqueológica, porque sí requiere de un programa de conservación integral.

Murales dañados por el viento

Moreno Durán dijo que el deterioro profundo y grave que registran los murales es porque la techumbre los protegió de los efectos del sol, pero no del viento, por lo que existe una propuesta de mantenerlos en el lugar y otra de que sean trasladados a otro sitio con las condiciones necesarias para su preservación y restauración.

Cualquiera de los dos mecanismos requiere de una gran cantidad de recursos económicos para su conservación y mantenimiento; me queda claro el nivel de deterioro muy profundo, hay que ver la diferencia de cuando se descubrieron las pinturas a lo que se aprecia a la fecha en las tonalidades, no podría dimensionar un porcentaje, pero sí es grave, expuso.

También mencionó que al basamento donde están las pinturas se le han hecho trabajos en varias etapas de conservación, pero toda la pirámide es tierra compactada y eso representa una debilidad, porque su hechura no es de piedra, como en Teotihuacán, ni siquiera es barro y evidentemente el aire se lleva la tierra.

Asimismo, la titular de la Sectyde dijo que están en busca de recursos económicos para la protección de las zonas arqueológicas de Cacaxtla y Tepectipac.

Cacaxtla fue fundado por la cultura olmeca-xicalanca entre los años 100 y mil 100 dC. La historia cuenta que esta civilización fue un grupo muy rico y evidencia de ello es la enorme plataforma de Cacaxtla y la suntuosa decoración que se refiere más al pasado histórico del grupo que al modo de vida en su tiempo.

El atractivo principal de esta zona arqueológica es la creación artística de sus habitantes, quienes dejaron plasmadas en frágiles paredes pinturas sobre historias de mar, batallas, hombres aves, mazorcas humanas, estrellas y serpientes. Para ello utilizaron el color de los pigmentos del caolín, la obsidiana, la cal y otros minerales de la región.