Política
Ver día anteriorMartes 12 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cárteles desplazan a estados: magistrado

En Centroamérica, efecto cucaracha del narcotráfico
Érick Muñiz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 12 de agosto de 2014, p. 18

Monterrey, NL., 11 de agosto.

Centroamérica padece el efecto cucaracha del narcotráfico luego del derrumbe de las Torres Gemelas en Nueva York y la política antidrogas de Colombia. Los cárteles trasladaron sus operaciones financieras a la región, donde le están quitando el control a los estados y convirtiéndose en opción de gobierno para los ciudadanos, afirmó Francisco Dall’Anese.

El representante de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, juez de la Suprema Corte y ex procurador de Justicia de Costa Rica aseveró que las naciones más afectadas por las operaciones de la delincuencia organizada son Guatemala y Honduras.

“Allí (en Centroamérica) los países no están preparados y están siendo tomados poco a poco por el crimen, sobre todo en regiones abandonadas por el Estado históricamente, donde no hay crecimiento social; se va generando un tejido que legitima a los capos y no al Estado. Entonces, ya hay una alternativa de gobierno de los delincuentes”, apuntó Dall’Anese luego de participar en el 17 Congreso Mundial de Criminología.

Agregó que en algunas regiones de Centroamérica se legitima más a los cárteles que a los gobiernos, y la prueba es que donde persiste la pobreza ahora es posible ver autos Mercedes Benz y BMW.

No se ha perdido todo, pero se requiere que la gente tenga más servicios, mejoras y esperanzas, porque si no se obtiene del Estado nada más que la nacionalidad, los delincuentes se vuelven una opción, explicó.

Dijo que el combate contra los delincuentes debe ser no solamente policiaco, sino también empresarial. Se pronunció contra la militarización del combate al narcotráfico.

Lo que hay que hacer es combatir las organizaciones empresarialmente, sin dejar lo judicial, pero empresarialmente hay que quebrarlos.

Una de esas medidas sería que en lugar de destruir las drogas decomisadas las autoridades las proporcionaran gratuitamente, mediante controles estrictos a los adictos, porque ello afectaría la economía de los narcos, declaró.

Costa Rica ha logrado un control relativo del problema, tomando en cuenta que venimos de una tradición no militar (el país no cuenta con ejército). No apruebo la participación militar en asuntos criminales. Los soldados deben ser para agresiones externas al país.

Cuando en Centroamérica los ejércitos han intervenido en asuntos de seguridad ciudadana, han creado mayores problemas, subrayó el jurista.

Añadir un comentario