Opinión
Ver día anteriorDomingo 17 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Bajo la lupa

Fórmula Brzezinski/Rice/Peters/Clark/Wright para balcanizar Medio Oriente

Alfredo Jalife-Rahme
Foto
Un grupo de palestinos participa en la jornada de oración del pasado viernes sobre las ruinas de la mezquita Al Sousi, en la ciudad de Gaza, destruida por un ataque aéreo israelíFoto Xinhua
E

n junio de 2006, Condy Rice –ex secretaria de Estado y ex asesora de Seguridad Nacional de Ba by Bush– prometió desde Tel Aviv dolores de parto para un nuevo (sic) Medio Oriente.

Sin explicación, su ominoso anuncio fue removido de la página oficial del Departamento de Estado (http://goo.gl/tUJvX4).

Rice, hoy en la alta dirección de Chevron, fue una de las encargadas por el Olimpo petrolero anglosajón en adoctrinar a los entreguistas mexicanos del Wilson Center para privatizar Pemex (http://goo.gl/du2H7r).

El mismo junio del mismo año de la distocia obstétrica de Rice, Ralph Peters, teniente coronel retirado del ejército de EU, expuso su proyecto de balcanización para el gran Medio Oriente en la revista Armed Forces Journal ( AFJ) en su ensayo Fronteras sangrientas (sic), con mapa alusivo, también removido (http://goo.gl/rUdvu).

Casi siete años más tarde, la AFJ rememora el desaparecido artículo Fronteras sangrientas de la fórmula Peters sobre la balcanización distócica del nuevo Medio Oriente http://goo.gl/FpZVum, en referencia al perturbador artículo, días antes, de la reportera estadunidense Robin Wright: Imaginar (¡supersic!)la reconfiguración del Medio Oriente (http://goo.gl/8GF2qg), variante del mapa Peters que constituiría un punto de inflexión estratégico casi (sic) para todo el mundo, reconfigurando potencialmente alianzas, desafíos de seguridad, comercio y flujos de energía (sic) para gran parte del mundo también.

Casi nueve meses más tarde (2/3/07), en una entrevista a Amy Goodman de Democracy Now!, como coincidencia obstétrica tanto a la distocia de Rice como a la fórmula Peters, el general estadunidense retirado de cuatro estrellas, Wesley Clark –ex comandante supremo de la OTAN durante la guerra de Yugoslavia en 1999 que desembocó en su balcanización– confesó sin rubor el plan de EU de despedazar a siete países en cinco años, curiosamente todos árabes, con excepción de la chiíta persa Irán: Irak, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán (http://goo.gl/vd8OJ).

Clark no oculta la maldición de la entropía del Medio Oriente: su petróleo.

El muy polémico general retirado Clark estuvo a punto de detonar una tercera guerra mundial con Rusia debido a su agresividad desbocada en Kosovo (http://goo.gl/qWybwG).

Nueve años más tarde a la entropía Clark, su vaticinio se cumple exquisitamente con la notable excepción de Irán, cuando Sudán, uno de los siete países maldecidos, ha sido balcanizado –con la creación del disfuncional Sudán del Sur–, mientras los otros cinco cursan la entropía centrífuga, de acuerdo con la fórmula Peters y su nueva reconfiguración por el punto de inflexión Wright.

¿La fórmula Peters, la entropía Clark y el punto de inflexión Wright constituyen la aplicación de la teoría geoestratégica de los Balcanes euroasiáticos del obsesivo rusópata Zbigniew Brzezinski, ex asesor de seguridad nacional de Carter e íntimo de Obama?

Brzezinski aborda los Balcanes euroasiáticos en su imprescindible libro el Gran tablero de ajedrez mundial de hace 17 años que evoca los Balcanes globales, como prolongación de la teoría geopolítica del británico Halford McKinder, y que profundiza en su reciente entrevista a la revista Foreign Policy en la que invita a China a un G-2 secreto contra Rusia y Europa (http://goo.gl/VUE6vf).

Para Brzezinski, muy influyente en la Casa Blanca, hoy sólo son viables cuatro polos en el Medio Oriente: Turquía, Irán (¡supersic!), Egipto e Israel.

¿Los demás países creados por el británico sir Mark Sykes y el francés François Georges-Picot en 1916 para repartirse el féretro del imperio otomano con sus respectivas esferas de influencia, son negociables, desechables, balcanizables y vulcanizables y cuyo caos afecta(ría) a Rusia, a China e India, tres miembros nucleares de los BRICS?

El rotativo ruso RIA-Novosti explora El martillo de demolición kurdo y la geoestrategia estadunidense en Medio Oriente (http://goo.gl/CGPRcp) a propósito del enésimo retorno bélico de EU al norte de Irak mediante sus selectivos bombardeos quirúrgicos que favorecen a los kurdos, bajo el disfraz de la muy tardía ayuda humanitaria, y que tienen como objetivo la balcanización de Irak/Siria, la creación de Kurdistán –pletórico en petróleo–, así como poner en jaque a Turquía y frenar sin derrotar (todavía) al nuevo califato sunnita del siglo XXI en Irak/Siria.

Mientras prosigue la gestación crónica del Israelistán como estado único, en detrimento del mapa de la antigua Palestina de 1948 –hoy mediante el infanticidio de Gaza, pletórico en gas en su costa del mar Mediterráneo y bloqueada por el ejército israelí desde hace ocho años–, la nueva cartografía Wright modifica parte del mapa Peters donde brotan mas balcanizaciones, acordes con la entropía Clark, como el Sunistán árabe, transfronterizo de Irak y Siria, y el Chiístán árabe del sur de Irak, que quizá carcomería la parte oriental de Arabia Saudita –frente al golfo Pérsico, también pletórica en hidrocarburos– que es descuartizada cruelmente en cinco nuevos pedazos, o cómo cinco países se convierten en 14 (¡supersic!) (http://goo.gl/N2zHqK): 1) Arabia oriental, 2) Wahabistán (capital Riad), 3) Arabia del norte; 4) Arabia occidental (con Yeda y la Meca) y 5) Arabia del sur. ¡Tremendo!

Siria es despedazada en tres entidades, entre las cuales destaca el Alawistán (país de la secta de los alawitas, cercanos al chiísmo) en la costa del mar Mediterráneo, mientras Libia es amputada en tres entidades –1)Tripolitania (capital Trípoli), 2) Cirenaica (capital Bengasi)y 3) Fezzan (capital Sabha)– y Yemen es mutilado en dos: 1) Norte (chiíta/zaiditas/hutis) y 2) Sur (sunita) que podría integrarse a lo que queda de Arabia Saudita para tener una salida al mar Arábigo y cesar de depender del golfo Pérsico bajo predominio de Irán, que controlaría el superestratégico estrecho de Hormuz.

¿Qué advendría de las restantes cinco petromonarquías árabes del golfo Pérsico sin la cobertura de Arabia Saudita, hoy aliada a Egipto en la fase neomilitar del general Sisi? ¿Cómo respondería Pakistán, dotada de 120 bombas nucleares y aliada de Arabia Saudita y de China?

Por lo pronto, ya existe un Jihadistán –el nuevo califato del siglo XXI que hoy representa el Sunistán transfronterizo de Irak/Siria–, mientras el Israelistán asienta sus reales sin desparpajo pese al universal rechazo casi unánime de su enésimo infanticidio en Gaza, cuando se perfila en el horizonte el Kurdistán petrolero bajo la férula de EU, la OTAN e Israel.

Lo que falta por ver cuando las fronteras sangrientas de Medio Oriente son borradas trágicamente por la conjunta fórmula Brzezinski/Rice/Peters/Clark/Wright.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037