Economía
Ver día anteriorJueves 21 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No generaría inflación ni desempleo, dice

Existe espacio en la economía mexicana para subir el salario: Bancomer
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Jueves 21 de agosto de 2014, p. 29

En la economía mexicana existe espacio para incrementar los salarios mínimos en una proporción mayor a la inflación, sin que se afecte la generación de empleo o se genere un problema de repunte de precios, medida que incluso puede contribuir a reducir la pobreza, aseguró este miércoles BBVA Bancomer, el principal intermediario financiero en el país.

Si el salario mínimo deja de ser la unidad de medida en que se cobran servicios, créditos o multas, como ocurre ahora, sí hay espacio para subirlo, consideró Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, al opinar sobre el debate planteado por Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del Distrito Federal, para resarcir parte del poder adquisitivo que han perdido los salarios mínimos en las últimas décadas.

La experiencia de otros países muestra que hay casos de incremento de los salarios mínimos que no han afectado la generación de empleos, expuso Serrano, en una conferencia en la presentó el reporte Situación México, elaborado por el área de análisis de BBVA Bancomer.

“En esta discusión que se ha dado respecto del incremento de los salarios mínimos, muchas personas dicen que si se da un salario mínimo por arriba del mercado va a crear un exceso de oferta de trabajadores y eso generaría desempleo. Eso sería cierto en entorno de competencia perfecta, donde hubiera muchas empresas, muchos trabajadores que compiten. Pero lo cierto es que cuando hay situaciones donde las empresas tienen cierto poder de mercado, es posible que suba el salario y que incluso también suba el empleo.

Hay experiencias en algunos paises, incluso en Estados Unidos, donde en ocasiones ha subido el salario minimo y eso no tuvo costo en empleos, apuntó.

El efecto inflacionario de que los salarios mínimos fueran incrementados en un porcentaje mayor al de los años previos –que no ha sido mayor a 4 por ciento anual– sería límitado y no se extendería por mucho tiempo, de acuerdo con lo expresado por Serrano.

En lo que toca a inflación, si llega a subir el salario mínimo, esa variación sí se refleja en precios, pero sería algo similar a lo que vimos en la reforma fiscal de enero pasado (cuando aumentaron algunos impuestos): los precios suben una sola vez y eso no distorsiona la trayectoria de reducción de la inflación, consideró.

Hay que cambiar la referencia de indexación

Dicho lo anterior, expuso, el caso de México es particular porque el salario mínimo está referenciado a multas o créditos hipotecarios, y subirlo haría que subieran, por ejemplo, los saldos deudores de algunos préstamos para vivienda.

“Antes de discutir si se debe o no subir el salario mínimo, habría que cambiar la referencia de indexación.

“Sería deseable que todo lo referenciado al salario mínimo, que no es una variable de mercado, sino que se decide por cuestiones políticas, estuviera referenciado a la inflación.

Pensamos que una vez que esto se haga, sí se podría considerar la medida de tener, en una sola ocasión, la posiblidad de subir el salario mínimo para corregir parte de la caída (en el poder de compra que ha tenido en los últimos años).

Si se resuelve el tema de la indexación de los salarios a factores como pago de multas o créditos sí hay espacio para subirlo y en ese sentido sería una herramienta para combatir la pobreza, porque hoy quienes perciben un salario mínimo están en pobreza.

De acuerdo con datos oficiales, alrededor de un millón de trabajadores perciben un salario mínimo, 67.29 pesos diarios.