Capital
Ver día anteriorViernes 29 de agosto de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Subir 23% al mínimo no es inflacionario, aseguran especialistas

Pasar de $67.29 a $82.86 permitiría alcanzar la línea de bienestar que plantea el Coneval, señalan

Gabriela Romero Sánchez y Alejandro Cruz Flores
 
Periódico La Jornada
Viernes 29 de agosto de 2014, p. 41

Un incremento de 23 por ciento al salario mínimo en México provocaría un alza de 0.9 por ciento en la inflación o incluso podría ser menor a 0.3 por ciento si sólo se considera a los trabajadores formales, explicó el investigador del Centro de Estudios Económicos de El Colegio de México Gerardo Esquivel, al presentar a nombre de un grupo de especialistas de alto nivel la propuesta Por una recuperación de salarios mínimos en México y el Distrito Federal, en el salón Benito Juárez del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Es decir, la inflación, el aumento del nivel de precios, no sería un tema de preocupación, aseveró.

El académico desmenuzó que pasar de 67.29 a 82.86 pesos permitiría a los trabajadores alcanzar la línea de bienestar mínima que propone el Consejo Nacional de Evaluación de la Política del Desarrollo Social (Coneval).

El objetivo es llegar al punto en que un trabajador no sea pobre, ya ni siquiera que no sea pobre extremo, sino que ni siquiera sea pobre, eso equivale a 171 pesos con tres centavos al final del sexenio; esa es la propuesta nacional, expuso.

Gerardo Esquivel aclaró que sería un aumento salarial no para todos los trabajadores, sino sólo para los que perciben un salario mínimo.

Detalló que se proponen 10 medidas, cinco a escala nacional y cinco locales, las cuales en conjunto posibilitarían una nueva política de recuperación de los salarios mínimos en México y en el Distrito Federal.

Para el ámbito nacional se plantea establecer un acuerdo para incrementar el salario mínimo a 82.86 pesos en 2015, es decir, 15.57 pesos en esta primera vez, como medida justificada, posible e impostergable, y des-indizar el salario como referencia de otros precios y variables ajenas al mercado laboral, mediante una ley general de la unidad de cuenta del Estado mexicano, y ponen como ejemplo lo hecho en Uruguay.

Foto
El mandatario capitalino saludó a Porfirio Muñoz Ledo, comisionado del gobierno de la ciudad de México para la reforma política del Distrito Federal, al llegar a la reunión en la que se presentó la propuesta para recuperar los salarios mínimos en MéxicoFoto Jesús Villaseca

Más que desaparecer a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos proponen fortalecer su autonomía, institucionalidad y capacidad técnica; integrar una comisión interinstitucional para monitorear y dar seguimiento puntual de los efectos del alza al minisalario, y modificar el calendario para la determinación de los incrementos.

Para la ciudad de México se establece que la Asamblea Legislativa pueda avanzar en la desindización en todas las leyes locales, mientras el Gobierno del Distrito Federal podría establecer un programa de mejora laboral para sus trabajadores con más bajos salarios, en especial los que son contratados por honorarios o los que mantienen una relación laboral diferenciada.

Recomiendan al gobierno capitalino establecer una política general para la contratación de servicios y de bienes y relacionarse con las empresas que paguen un salario mínimo propuesto o más a sus trabajadores de más baja calificación; implementar una política de excepción fiscal al impuesto sobre nómina en las micro y pequeñas empresas durante el primer año, y establecer los mecanismos de vigilancia e inspección de las condiciones generales de trabajo en los establecimientos y empresas del Distrito Federal.