Cultura
Ver día anteriorMiércoles 24 de septiembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Expondrá en la Galería Juan Martín 42 fotografías intervenidas

Francisco Toledo prosigue en su defensa del maíz

El pintor encabeza la lucha contra los cultivos transgénicos

Encarna la metamorfosis en su arte y acción social, dice Jaime Moreno Villarreal

Foto
Ángel Vargas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 24 de septiembre de 2014, p. 4

Una serie de 42 fotografías antiguas intervenidas por Francisco Toledo integra la exposición El maíz de nuestro sustento, que será inaugurada el sábado 27 en la Galería Juan Martín, en Polanco, en víspera de la celebración del Día Nacional de ese cereal.

La muestra –que compartirá espacio con Longitud y latitud desconocidas, esculturas de Marina Láscaris– es parte de la campaña encabezada por el artista en defensa del maíz y contra los cultivos trasgénicos en la República.

Son imágenes de autor anónimo, captadas entre los años 20 y 30 del siglo pasado en un lugar del país que aún no ha sido precisado, trabajadas e impresas por el fotógrafo Rafael Donis en inyección de tinta sobre papel de algodón e intervenidas por Toledo con pastel.

Se aprecian en ellas diversos personajes, actividades y utensilios relacionados con el cultivo de esa planta gramínea, como campesinos en el momento de preparar la tierra, la siembra y la cosecha, así como yuntas, arados, molinos, mazorcas y granos.

Respeto por el fotógrafo

La genialidad del pintor se expresa de manera sutil y contundente en los colores y la nueva vida que confirió a cada pieza, así como la inclusión velada en algunas de ellas de elementos propios de su imaginario, como un cráneo que parece emerger, como un fantasma o una ilusión, de entre filas de mazorcas.

Es un trabajo con doble valor el que obsequia aquí el maestro Toledo. Por un lado, el respeto que tiene por el fotógrafo que captó esas imágenes y, por otro, el enriquecimiento que hace de él con su creatividad, así como su compromiso social, destaca Donis, propietario de la colección fotográfica que da pie a esta exposición.

“Comparte un cúmulo de imágenes que nos acercan al gozo estético, pero también a la reflexión de lo que pasa con el maíz hoy en México; el peligro en el que está merced a los transgénicos.

Es un resultado que será muy disfrutado por el público, al tiempo que enseña algo muy importante para la sociedad y nuestra cultura. Allí, el doble valor de este maravilloso trabajo del pintor.

De acuerdo con el escritor Jaime Moreno Villarreal, autor de la presentación de la muestra, las fotografías intervenidas por Toledo exponen el salto de la agroindustria convencional a la tecnoindustria de transgénicos.

De igual manera, subraya en entrevista, el pintor se presenta en este caso como un hombre de metamorfosis, que critica ese modo de cambio antinatural que son los trasgénicos, cómo pueden llevarnos a cambios bruscos e inesperados, no sólo peligrosos, para el equilibrio ecológico del mundo, sino de nuestra propia especie.

“Artista que encarna la metamorfosis tanto en su acción social como en su trabajo creador –en su imaginería, hombres, animales y plantas se transforman todo el tiempo en otros seres–, Toledo nos previene del uso deformante, economicista, atentatorio contra la naturaleza y el medio ambiente, que impone la plaga transgénica”, apunta el poeta y ensayista.

Foto
Fotografías de autores desconocidos intervenidas por Toledo, incluidas en la exposición del artista, El maíz de nuestro sustento
Foto

El motivo de la metamorfosis en la obra de Toledo se toca tanto con el nahualismo mesoamericano como con el animismo grecolatino. Él es un personaje que incorpora en su gráfica referencias al mono. Como dibujante suele autorretrarse como tal, pero también ha sido cangrejo, escorpión, pez. Le gusta mucho devenir animal.

El maíz de nuestro sustento da cuenta del trabajo más reciente del creador, pues las piezas en exhibición tiene un mes de que las intervino.

Fue la última etapa de un proceso que se remonta a un par de años, cuando Donis adquirió en un mercado de pulgas de la capital un cuaderno de trabajo en cuyas hojas estaban pegados más de 70 negativos.

De forma paulatina, el fotógrafo y coleccionista revisó y recuperó el material, dañado por suciedad y rayones, y lo digitalizó.

Al imprimir, decidió hacerlo con inyección de tinta sobre papel de algodón.

“Los encuadres son sorprendentes –destaca–, aunque no creo que sean de un fotógrafo profesional, sino de un especialista en agricultura que hizo un registro del procedimiento de producción del maíz.”

Una vez concluida esa tarea, entregó a Toledo las impresiones y fue el artista quien, por iniciativa propia, hizo la selección de 42 piezas y las intervino con pastel.

Quise compartir este trabajo con él, porque le gusta la fotografía, la respeta mucho; fue fundador del primer museo de fotografía, el Manuel Álvarez Bravo. Recibió con mucha emoción el material, se dijo cautivado por la sencillez, la profundidad y la fuerza que desbordan las imágenes, dice Donis.

Francisco es un artista comprometido y le llevé este material porque yo estaba enterado de su admirable lucha contra los transgénicos. Esta muestra es un mensaje de lucha. Es un artista único en el país, en su posición artística, humana y también política.

La muestra El maíz de nuestro sustento en la galería de Dickens 33-B, Polanco –concluirá el 7 de noviembre– y es parte de la campaña para reunir un millón de firmas que respaldarán la carta que envió en marzo al presidente Enrique Peña Nieto.

En la misiva, Toledo y José Márquez, titular del Patronato Pro Defensa y Conservación del Patrimonio Cultural del Estado de Oaxaca solicitan al mandatario que no autorice la siembra de semillas transgénicas y escuche razones de científicos, así como a las comunidades indígenas (El texto completo y cómo adherirse a la petición está en la página web www.uccs.mx/doc/p/no-a-los-transgenicos_es).