Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 29 de septiembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Tráfico de vida silvestre, tercer negocio ilícito más importante del mundo: Interpol

AICM, puerta principal para el comercio ilegal de flora y fauna

México, punto de tránsito para el contrabando de animales y plantas, señala documento

Foto
“De 2013 a la fecha, la Profepa ha realizado 556 operativos en todo el país con la finalidad de combatir el tráfico ilegal de fauna y flora, lo que permitió el aseguramiento de 4 mil 665 ejemplares de vida silvestreFoto Alfredo Domínguez
César Arellano García
 
Periódico La Jornada
Lunes 29 de septiembre de 2014, p. 41

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) es la principal puerta de entrada y salida para el comercio ilegal de flora y fauna en el país. Entre las especies animales que más se trafican se encuentran tortugas, monos, loros, guacamayas, pericos, tarántulas, mariposas, cocodrilos, serpientes, anfibios y hasta tigres y leones, así como pieles de jaguares y ocelotes.

La mayoría de los ejemplares tienen como destino Estados Unidos, Rusia, Alemania, Malasia, China, Japón, Argentina, Brasil y Colombia.

El tráfico de especies deja cuantiosas ganancias económicas, ya que los ejemplares mexicanos tienen un costo en el mercado local de entre 6 mil y 45 mil pesos. En el mercado internacional se llegan a vender hasta en 500 y 600 mil pesos, como los ciervos.

Otra especie muy solicitada es la guacamaya verde, que se cotiza en 3 mil pesos y su precio de reventa llega hasta 400 mil; el loro de cabeza amarilla se vende en mil pesos y su costo en otros países es de 300 mil; el tucán pecho amarillo, 500 mil, y se vende en 600 mil. Un mono araña se cotiza fuera del país hasta en 150 mil pesos. 

Marisol Vega, agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Contra el Ambiente y Previstos en Leyes Especiales (Ueidaple), de la Procuraduría General de la República, comenta que hay extranjeros que arriban al AICM exclusivamente para dejar y/o llevarse animales de varias especies.

Dice que los ejemplares que más entran al país desde diversas entidades son aves y mamíferos de Sudamérica, como monos titis de talla pequeña, fáciles de trasladar y que pueden ocultarse en equipajes, cilindros de rollos de papel, refractarios e incluso debajo de la ropa.

Menciona que sólo sobreviven 30 por ciento de las aves que ingresan clandestinamente a México.

Una persona tenía la intención de traficar desde Perú 18 monos bebés en envoltorios de tobimedias. Previamente los drogó y para pasar los escondió en una faja debajo de la ropa y para que no se notaran, se puso una chamarra encima, que la Policía Federal detectó a tiempo, creyendo que era droga. Se logró rescatar a los titi, la persona fue detenida y consignada, explica.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el tráfico ilegal de vida silvestre es considerado por la Interpol como el tercer negocio ilícito más importante del mundo, después del de las armas y el narcotráfico.

La agente de la Ueidaple manifiesta que la terminal aérea de la ciudad de México es la principal puerta de entrada y salida de ese tráfico ilícito, pero además han detectado el incremento de operaciones de ese tipo en otros aeropuertos y puertos del norte y sur del país.

“En cuanto a ingresos, tenemos más presencia en el aeropuerto capitalino, pero los traficantes también están utilizando empresas de paquetería para envíos internos o externos en el traslado de pepino de mar.

Hay paquetes que llegan de Tabasco al Distrito Federal con pieles de cocodrilo e iguana ya curtidas para ser procesadas o manufacturadas para bolsas, cinturones y otros productos.

Para la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) el mercado ilegal de mascotas es uno de los principales factores que contribuyen a la extinción de especies en su hábitat natural. En los países en vías de desarrollo es común la venta de animales silvestres tanto para el mercado local como para exportación.

De 2013 a la fecha, la Profepa ha realizado unos 556 operativos en todo el país a fin de combatir el tráfico ilegal de fauna y flora, lo que permitió el aseguramiento de 4 mil 665 ejemplares de vida silvestre. Además, se pusieron a disposición del Ministerio Público Federal a 87 personas por la presunta comisión de delito ambiental.

Indica que el tráfico ilegal de ejemplares, partes y derivados de flora y fauna silvestres es un delito, según el artículo 420 fracciones IV y V del Código Penal Federal, que se castiga con uno a nueve años de prisión y de 300 a 3 mil días de salario mínimo de multa. Cuando se realiza o afecta un área natural protegida, o cuando se lleva a cabo con fines comerciales, se aplica una pena adicional hasta de tres años más de prisión y hasta mil salarios mínimos de multa adicionales.

La mayoría de las especies silvestres se distribuyen en la ciudad de México para comercializarlas a particulares, quienes las tienen como mascotas, aunque también son trasladadas a estados de la República donde la gente tiene ranchos, añadió.

En Tráfico ilegal de especies silvestres y susimpactos, documento elaborado por la Semarnat, Profepa, el Instituto Nacional de Ecología, entre otras dependencias, se señala que México es un importante punto de tránsito para el contrabando de animales a Estados Unidos.

Menciona, asimismo, que el terrirorio mexicano alberga 10 por ciento de las especies del planeta y que ocupa el primer lugar en reptiles (50 por ciento endémicas), el segundo sitio en mamíferos, tercero en plantas, cuarto en anfíbios y décimo en aves.

Concluye que México es una de las cinco naciones con mayor diversidad de vida silvestre. Sin embargo, su vecindad con Estados Unidos –principal importador y exportador de plantas y animales–, ha deteriorado seriamente la diversidad de flora y fauna mexicana, que se trafica principalmente desde el AICM.