Política
Ver día anteriorMartes 28 de octubre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Casarrubias culpa a esposa de Abarca
Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Martes 28 de octubre de 2014, p. 4

Sidronio Casarrubias Salgado, identificado por la Procuraduría General de la República (PGR) como líder máximo del grupo criminal Guerreros Unidos, admitió ante el juzgado segundo de distrito de procesos penales federales que María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del alcalde con licencia de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Velázquez, fue quien ordenó ‘‘dar un escarmiento’’ a los jóvenes normalistas que el pasado 26 de septiembre irrumpieron frente al lugar en que la mujer rendía su informe de labores como responsable del DIF municipal.

Según consta en la causa penal 84/2014, a la que tuvo acceso La Jornada, Casarrubias ratificó en el juzgado (que hoy dictó su formal prisión) su declaración ministerial rendida ante funcionarios de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido).

En esa declaración, Casarrubias informó que Pineda Villa era quien mantenía en control de los policías en Iguala y quien coordinaba las actividades delictivas de Guerreros Unidos en varios municipios guerrerenses, agrupación a la que se entregaba cada mes entre 2 y 3 millones de pesos para la nómina de las personas que apoyaban las operaciones criminales.

‘‘No sé dónde los fueron a tirar’’

El detenido sostuvo ante las autoridades que desconoce con precisión el número exacto de normalistas que fueron privados de su libertad el pasado 26 de septiembre en Iguala, pero dijo que tras ser asesinados por integrantes del grupo criminal, con el apoyo de policías municipales, el propio Sidronio ordenó que desaparecieran los cuerpos.

‘‘No se dónde los fueron a tirar, pero la orden fue desaparecerlos’’, dijo el líder de Guerreros Unidos, según consta en el expediente judicial consultado.

Además de Casarrubias, el juzgado segundo dictó formal prisión a Norman Isaí Alarcón Mejía por delincuencia organizada y portación de arma de uso exclusivo del Ejército. El fallo se notificó a los probables responsables en el Penal del Altiplano.

Casarrubias y su presunto cómplice fueron detenidos el 16 de octubre en la autopista México-Toluca, cuando viajaban en un vehículo con destino a la capital mexiquense.

La Procuraduría General de la República cuenta con órdenes de aprehensión en contra de Abarca Velázquez, de su esposa y de los jefes de las policías municipales de Iguala y Cocula, Felipe Flores Velázquez y César Nava, respectivamente.