Estados
Ver día anteriorLunes 10 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Una dio a luz a los 10; es un problema de salud pública, advierte el secretario del ramo

Jalisco: 24 mil adolescentes y jóvenes resultaron embarazadas en sólo un año
Juan Carlos G. Partida
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 10 de noviembre de 2014, p. 31

Guadalajara, Jal.

Durante 2013 hubo en Jalisco más de 24 mil embarazos de adolescentes y jóvenes, entre ellos los de por lo menos 500 de entre 12 y 14 años, lo que, según el titular de la Secretaría de Salud (SSJ), Jaime Agustín González, se ha convertido en un verdadero problema de salud pública.

De 2009, cuando la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) registró 14 mil 608 embarazos en ese sector, a 2012 (con 24 mil 123 casos) hubo un incremento de 66 por ciento.

El funcionario precisó que en 2013 la mayor cifra de embarazadas fue en el grupo de 15 a 19 años y hubo una niña de 10 años que dio a luz.

Dijo que la SSJ y otras secretarías, entre ellas las de Educación y Desarrollo Social y el Instituto de la Mujer planean convertir el embarazo adolescente en un gran tema, como sucedió con las campañas para combatir la obesidad infantil.

La Organización Mundial de la Salud ha advertido que las adolescentes embarazadas enfrentan mayo peligro de muerte durante la gestación, el parto y el puerperio, además de que son más vulnerables, sobre todo si están marginadas socialmente.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, en 2013 la población femenina de 15 a 19 años era de 364 mil 318 personas en Jalisco, y al menos 6 por ciento se embarazaron.

La Enadid arrojó que 97 por ciento de las adolescentes dijo conocer al menos un método anticonceptivo, pero sólo 39 por ciento lo utilizó en su primera relación sexual.

Apenas el 31 de octubre una adolescente de 12 años dio a luz a un bebé en los servicios médicos municipales de Tlajomulco, municipio conurbado al sur de Guadalajara.

Eli Valdovinos Sánchez, de 33 años, fue detenido por la Fiscalía del Estado y se encuentra consignado ante el juez octavo penal por abuso sexual infantil y corrupción de menores, pues después de realizar varios peritajes se comprobó que embarazó a la menor.

En cuanto a la niña de 10 años embarazada en 2013 a la que hizo referencia el secretario de Salud, este caso ameritó una recomendación de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos contra la SSJ que, sin consentimiento de la madre de la menor embarazada, le colocaron un implante anticonceptivo subdérmico.

La niña fue embarazada por su padrastro, Abundio García, de 44 años, pese a lo cual las autoridades permitieron que ella regresara a su domicilio. El sujeto fue detenido posteriormente y sigue encarcelado.