Política
Ver día anteriorMiércoles 12 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Profesores y normalistas chocan con la policía

Incendian manifestantes la sede del PRI en Chilpancingo

Reportan 25 heridos; entre ellos un fotógrafo de La Jornada Guerrero

Foto
Luego de incendiar las instalaciones del PRI en Chilpancingo, profesores y normalistas se enfrentaron con policías antimotinesFoto Rubicela Morelos
Sergio Ocampo, Rubicela Morelos y Héctor Briseño
Corresponsales
Periódico La Jornada
Miércoles 12 de noviembre de 2014, p. 7

Chilpancingo, Gro.

Normalistas e integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) incendiaron parte de las instalaciones del PRI, se enfrentaron con policías y retuvieron al subsecretario de Seguridad Pública de la entidad, Juan José Gatica Martínez, a quien liberaron a cambio de la entrega de dos maestros detenidos durante la refriega, en la que resultaron heridas 25 personas, entre profesores, estudiantes, reporteros y uniformados.

La jornada de protestas para exigir la presentación con vida de los 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa dio inicio a las 11 horas. Decenas de manifestantes llegaron a la sede estatal del PRI, permitieron que los trabajadores de ese instituto salieran del inmueble y comenzaron a prender fuego a las oficinas y al auditorio al grito de Un México sin el PRI sería otro.

También pintaron mensajes contra el presidente Enrique Peña Nieto, a quien exigieron que renuncie, porque representa el “narcoestado” que asesina y desaparece estudiantes. ¡Vivos se los llevaron y vivos los queremos!, decía uno.

También gritaron consignas contra Luis Adrián Ramírez, secretario de organización del Frente Juvenil Revolucionario del PRI, quien en redes sociales ha manifestado su rechazo a las protestas por el caso Iguala.

Enfrentamiento a pedradas

Cerca de las 11:30 horas, la columna de humo se observaba desde varios puntos de la capital. Diez minutos después, cuando el fuego consumía el edificio del tricolor, llegaron unos 200 policías antimotines con el propósito de abrirle paso a los bomberos y trabajadores de Protección Civil para que apagaran las llamas.

Con un altavoz, el subsecretario de Seguridad Pública del estado, Juan José Gatica Martínez, pedía a maestros y normalistas que se replegaran para que ingresaran los bomberos.

De pronto, unos cien manifestantes con el rostro cubierto comenzaron a lanzar piedras y palos contra la primera patrulla que encontraron; después arremetieron contra los policías antimotines, pero al ver que los superaban en número, retrocedieron.

Luego se escuchó la explosión de varios cohetones. Sobre la avenida José Francisco Ruiz Massieu ambos bandos se arrojaron piedras. Los docentes reclamaron a los uniformados que defendieran más las oficinas del PRI que el palacio de gobierno, el cual han incendiado dos veces.

Los normalistas agrupados en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (Fecsm) y los miembros de la Ceteg se replegaron a unos 500 metros de la sede del PRI.

En el cruce de la avenida Ruiz Massieu con el bulevar René Juárez Cisneros pidieron refuerzos a los maestros que se quedaron en el plantón del zócalo de Chilpancingo para hacer frente a los antimotines.

Minutos más tarde llegaron refuerzos y cerca de las 12:15 horas lanzaron cohetones y pedradas contra los policías apostados a unos 200 metros de ellos.

En la lluvia de piedras, algunas lanzadas con hondas, resultaron lesionados dos fotógrafos –José Eduardo Ramírez, de La Jornada Guerrero– y Juan Carlos Navarrete, reportero de El Sur; tres policías y unos 20 integrantes de la Ceteg.

Los manifestantes avanzaban y los uniformados no cedían. El contingente Ayotzinapa embistió una camioneta tipo Urvan, la volcó y destrozó, lo que obligó a los agentes a dispersarse y permitió a profesores y normalistas avanzar unos metros. Los antimotines respondieron a pedradas.

Algunos policías y funcionarios del gobierno de Guerrero propusieron iniciar un diálogo con los manifestantes. Integrantes de la Ceteg y la Fecsm solicitaron que mediaran los periodistas, pero cuando éstos se aproximaban al grupo policiaco los agentes no dejaban de lanzar piedras.

En el intento por calmar los ánimos, los manifestantes retuvieron al subsecretario de Seguridad Pública, Juan José Gatica Martínez, y se lo llevaron rumbo al zócalo de Chilpancingo.

Enseguida, lanzando cohetones, piedras y palos replegaron a los uniformados hasta la sede del PRI. A las 12:40 horas los policías comenzaron a lanzar gases pimienta y lacrimógeno, por lo que maestros y normalistas se dispersaron. Los antimones detuvieron a dos profesores.

Casi a las 13 horas, maestros y normalistas marcharon hacia el zócalo, y a las 16 horas las partes negociaron el intercambio de los dos profesores detenidos por Gatica Martínez.

Toman caseta de peaje en Acapulco

En Acapulco, unos 400 jóvenes marcharon por la avenida costera Miguel Alemán para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas. La manifestación concluyó con un mitin frente al parque Papagayo, donde los inconformes realizaron tres bloqueos viales intermitentes.

En tanto, unos 30 normalistas tomaron durante una hora la caseta de peaje La Venta, en la Autopista del Sol México-Acapulco, pidieron cuotas voluntarias a automovilistas y destruyeron una pluma de contención.