Política
Ver día anteriorViernes 14 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Visitará Chihuahua, Zacatecas, Jalisco y Michoacán

Salió de Tixtla la primera caravana de padres de alumnos desaparecidos
Foto
Durante una marcha ayer en Tixtla, Guerrero, profesores y estudiantes mantuvieron la exigencia de que sean presentados con vida los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembreFoto Reuters
Sergio Ocampo Arista y Rubicela Morelos
Corresponsales
Periódico La Jornada
Viernes 14 de noviembre de 2014, p. 10

Tixtla, Gro.

¡No son uno, no son 10, queremos con vida a los 43!, corearon unas 2 mil personas que marcharon en Tixtla, en apoyo a las caravanas que integran la Brigada Nacional de los 43 Desaparecidos, que partió ayer a los estados de Chihuahua y Chiapas para exigir que sean presentados con vida los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala.

La primera caravana de padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos y alumnos de Ayotzinapa salió rumbo a Chihuahua después de las 10 de la mañana en tres camiones y una camioneta. En este viaje también visitarán los estados de Zacatecas, Jalisco y Michoacán.

Por la tarde, otro grupo partió con destino a Chiapas, Oaxaca, Morelos y Tlaxcala, y una tercera caravana saldrá este fin de semana para visitar varios municipios de Guerrero,

El 20 de noviembre los tres grupos se concentrarán en el Zócalo de la ciudad de México.

Casi al mismo tiempo en que partía la primera caravana, contingentes de maestros, campesinos, comerciantes y vecinos de Tixtla iniciaron una marcha en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa.

El contingente recorrió tres kilómetros desde la cabecera municipal hasta las instalaciones de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, entre consignas como ¡Gaviota, Gaviota tu marido es un idiota!, ¡Ni con tanques, ni metralla, Ayotzi no se calla!, aunque la más coreada fue: ¡Cuidado, cuidado con Guerrero, estado, estado guerrillero!

Cuando los manifestantes llegaron a la explanada de la Normal de Ayotzinapa, el estudiante Uriel Alonso Solís recordó que el 26 de septiembre les decíamos (a los pistoleros que los agredieron) que éramos estudiantes. En ese momento nos balacearon pero no llevábamos nada, si no, nos hubiéramos defendido.

Entre lágrimas, dijo que el próximo 24 de diciembre los estudiantes desaparecidos no van a estar en su casa, y sus hermanos mayores no los podrán ver. El llanto le impidió continuar.

Mario César González, padre de uno de los alumnos desaparecidos, lo abrazó y ambos lloraron juntos durante varios minutos.

Otro estudiante dijo: que le hagan saber a (el presidente Enrique) Peña Nieto, que vamos a dar con ellos (con los pistoleros que desaparecieron a los estudiantes), vamos a hacer justicia y serán castigados con todo el peso de la ley.

Advirtió que los estudiantes “estamos dispuestos a todo; si en esta lucha perdemos la vida, bienvenida sea. Mi persona se siente con rabia, pedimos que desaparezca el cártel de los Guerreros Unidos y aquí estamos; lo decimos sin careta”.

Mario César González señaló: Ya no confiamos en la ley, sólo se burla de nosotros, nos dice puras mentiras. Reprochó que fuimos con el Presidente y no hubo nada, y afirmó: Nos arrebataron a lo más valioso que tenemos. Estoy enojado por la impotencia, pero no nos vamos a cansar de buscar a nuestros hijos.