Política
Ver día anteriorDomingo 16 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

A su llegada de China, lamenta los actos de violencia luego del ataque a estudiantes en Iguala

El Estado, facultado a usar la fuerza para restablecer el orden, advierte Peña

Sobre la casa de Las Lomas que se le adjudica, dice que la Presidencia aclarará los datos imprecisos

Foto
Luego de marchar para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, maestros de la CNTE instalaron un tribunal popular para realizar juicio político contra Peña NietoFoto Víctor Camacho
Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Domingo 16 de noviembre de 2014, p. 7

A su llegada anoche a México, el presidente Enrique Peña Nieto lamentó los hechos de violencia registrados en algunas ciudades del país luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Advirtió que aunque hay una actitud de diálogo, acercamiento y apertura, el Estado está legítimamente facultado para usar la fuerza “cuando se ha agotado cualquier otro mecanismos para restablecer el orden.

Yo aspiro y espero que no sea el caso de lo que el gobierno deba hacer; que no lleguemos a este extremo de tener que usar la fuerza pública. Queremos convocar al orden, a la paz, añadió.

Existen mesas de diálogo y acercamiento, continuó, para atender a los grupos que se han manifestado.

El mandatario reiteró la convocatoria al orden y a no hacer de este momento de duelo y de dolor por el que pasan los padres de familia (de los jóvenes secuestrados en Iguala) una bandera de otras causas, una bandera que concite a la violencia y al desorden.

Fue interrogado también sobre la propiedad que se le adjudica de una mansión con valor superior a 80 millones de pesos en Lomas de Chapultepec, de la cual sólo se aclaró oficialmente que es propiedad de su esposa, Angélica Rivera.

Será la vocería del gobierno de la República la encargada de dar información precisa sobre el asunto de la casa y se amplíe lo ya argumentado para aclarar lo que sin duda son aseveraciones imprecisas y carentes de sustento, respondió.

Se dará la información y documentación correspondiente para que se aclare este hecho, pues cuando salió a la luz pública no estábamos aquí; justamente se dio cuando íbamos en trayecto a China. Pero hoy estamos en oportunidad de hacer una puntual aclaración de este tema para que no quede la menor duda sobre el asunto.

En el hangar presidencial, inmediatamente después de aterrizar del viaje de una semana a China y Australia, Peña Nieto dio una conferencia de prensa a las 22 horas. Luego de detallar las actividades de la gira, sobre la cual muchas voces se manifestaron en contra, aseguró haber estado en permanente atención y seguimiento de los acontecimientos en el país.

Lo más lamentable es haber observado a lo largo de la semana distintos actos cargados de violencia, contrarios al respeto a la ley y al orden, contrarios al respeto a los demás.

Dijo entender el dolor que embarga a la sociedad mexicana y la consternación que han causado los hecho en Iguala, más aún después del informe rendido el día 7 por el procurador general de la República, Jesús Murillo, en torno a la línea de investigación, y que nos habla de hechos horribles, abominables y atroces.

Advirtió que lo ocurrido a los estudiantes de Ayotzinapa, de ninguna manera puede convocar a la violencia. Si lo que buscamos es encontrar solución, si lo que demandamos es justicia y que los responsables de estos hechos paguen por sus crímenes (...) esto no puede ser por medio de actos de violencia o de vandalismo, y más cuando afectan derechos de terceros.

La tarea de restablecer el orden, dijo el mandatario, es responsabilidad de todos los niveles de gobierno. La administración federal ha privilegiado el diálogo con los distintos grupos y se ha solidarizado con quienes sienten el dolor por la pérdida de los jóvenes. También ha procurado hacer justicia y ha dialogado con los padres de familia para seguir el plan de búsqueda y las líneas de investigación de la PGR.

Añadió que su gobierno ha sido solidario y cumplirá con su responsabilidad de hacer justicia, pues esta es su misión, tarea y empeño. Pero ahí mismo enfatizó: a quienes hay que condenar por estos hechos es a los criminales, que son los responsables de estos actos abominables.

Llegar a la justicia se complica cuando la solidaridad se expresa fuera del orden, señaló. No lo digo por aquellos que lo han hecho en paz y expresando un verdadero sentimiento de dolor (...) pero no podemos aceptar a aquellos que han recurrido al uso de la violencia, al ataque a las instituciones, a lo que ha construido la sociedad mexicana.

Pidió actuar con civilidad, con respeto a la ley y con orden; y admitió que los hechos de Iguala han generado reprobación e indignación a escala mundial.

A pregunta expresa, dijo no tener mayores detalles sobre lo ocurrido este sábado en distintos momentos en Ciudad Universitaria, de la UNAM.

Casi al concluir la conferencia se refirió a que algunos municipios del país han sido cooptados por el crimen organizado, sobre todo los más pequeños en cuanto a sus capacidades y con mayor debilidad institucional.

Es momento de entrar a un análisis profundo, reflexivo, de reconocer esta realidad que se viene arrastrando hace muchos años. En los próximos días se establecerá la línea a seguir para ir corrigiendo estas debilidades, adelantó.