Economía
Ver día anteriorViernes 21 de noviembre de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Cuestionan prometedoras perspectivas surgidas del gobierno

Descontento de mercados por eventos políticos y sociales en México: Moody’s
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Viernes 21 de noviembre de 2014, p. 28

La agudización de los problemas sociales en México no paran la economía, pero sí las decisiones de inversión y cuestiona las prometedoras perspectivas que se generaron al inicio de la administración sobre el país, aseguró este jueves Moody’s Analytics.

La firma especializada calificó como decepcionante el desempeño de la actividad económica en el tercer trimestre, justo un día antes de que sea dado a conocer oficialmente el dato sobre la evolución del producto interno bruto (PIB) en ese periodo.

El decepcionante avance de la economía en el tercer trimestre y el descontento más generalizado de los mercados, sobre todo los internacionales, con respecto a los recientes eventos políticos y sociales en el país, han empezado a empañar las perspectivas de la economía mexicana, aseguró Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

En México, la economía ha dado señales de un avance más lento en el tercer trimestre, contrario a lo esperado por autoridades y mercados, destacó.

Los acontecimientos políticos y sociales de los últimos meses han empezado a generar cuestionamientos con respecto a las prometedoras perspectivas que se generaron con el inicio de la nueva administración, sostuvo Coutiño.

Los mercados, sobre todo internacionales, han empezado a desilusionarse e incluso a criticar al mismo país que hasta hace apenas unos meses sobre vendían, añadió.

La desaparición forzada de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero, y el asesinato de otras seis personas, ambos hechos del pasado 26 de septiembre, desataron una ola de protestas nacionales e internacionales y sobre las cuales el gobierno federal no ha presentado todavía una conclusión definitiva.

El asunto para la economía no es que los problemas políticos y sociales se hayan aparecido de repente en el horizonte, sino más bien la tardía respuesta y la baja efectividad de las acciones para resolverlos, sostuvo.