Opinión
Ver día anteriorJueves 18 de diciembre de 2014Ediciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dinero

Coca-Cola, Walmart y McDonald’s en Cuba

Se amparan contra obra del casero del sexenio

La destrucción de la avenida Masaryk

Astillero

Ni perdón ni olvido

Reclamos a Peña

Los pasos de Obama

Evo: México, modelo fallido

Enrique Galván Ochoa
Julio Hernández López
México SA

Cuba: no al bloqueo

EU: enfoque caduco

La crónica de Gabo

Ciudad Perdida

Otra vez el PAN y el PRI

Afrenta a los capitalinos

Castigo en puerta a azules y tricolores

Carlos Fernández-Vega
Miguel Ángel Velázquez
Cuba: triunfo histórico
E

l principio de la normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, anunciado ayer en sendos mensajes públicos por los mandatarios Raúl Castro y Barack Obama, constituye un triunfo histórico para la sociedad y el gobierno de la isla, y es un hecho que dará trascendencia a la trayectoria presidencial del segundo.

El Correo Ilustrado

Incertidumbre

C

on la tragedia que se vive en Iguala, el gobierno muestra su incompetencia y la poca credibilidad que tiene ante la sociedad, y esto pone al país en una gran incertidumbre y miedo. México no merece estas condiciones, ni gobernantes como los tres últimos presidentes emanados de PAN y el PRI.

Disminuye el acoso
Señales del hoy y del mañana
Foto
Cascarón de un viejo misil soviético pintado en octubre de 2012 para su exhibición en el complejo militar Morro Cabaña, que está abierto a los turistas en La Habana, Cuba. El mundo se puso de pie al borde del Armagedón durante 13 días en octubre de 1962, cuando el presidente John F. Kennedy trazó una línea simbólica en el Atlántico y advirtió de graves consecuencias si el primer ministro soviético, Nikita Khrushchev, se atrevía a cruzarlo Foto Ap
México secuestrado
M

uy mal deben de andar las cosas en México para que hasta Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se atreva a señalar que nuestro país atraviesa por una grave crisis social, que somos una sociedad con miedo, secuestrada por la violencia; y sus palabras sean secundadas por el Presidente de ese organismo, quien frente al Presidente de la República hizo referencia al dolor y la indignación popular por la violación de los derechos humanos. En años anteriores los miembros del Poder Judicial procuraban no opinar sobre estos temas, que consideraban propios de los opositores al gobierno en turno, menos si formaban parte la cúpula judicial. Ahora ya no sucede así, y si expresan sus opiniones mas allá de la interpretación de las leyes, seguramente es porque, aunque colocados en una situación de privilegio, también miran la crisis del país, sienten el miedo en que la mayoría vemos transcurrir nuestras vidas y temen ser la próxima victima de la violencia.

Gerardo Arreola*
Francisco López Bárcenas
Irritación y pesimismo
E

l año concluye y el horizonte nacional sigue oscureciéndose. A las duras, insuperables señales de la tragedia que nos marcan para siempre –y cuyo desenlace sigue pendiente– se unen la incertidumbre económica, la desazón de las élites que lo quieren todo ahora, la sensación generalizada de los de abajo de que algo va mal y nos afecta a todos, aunque la distribución de las cargas sea como siempre injusta, desigual. Por primera vez en mucho tiempo la conciencia de la crisis desborda las soluciones imaginadas para atenderla. La necesidad del cambio es innegable. Sin embargo, a la irritación manifiesta se añade, riesgosamente, el aura pesimista que anuncia el retroceso de la democracia como aspiración, el fatalismo que se apoya en la vuelta al principio de autoridad como requisito del orden.

Los ruidos del silencio
L

os miembros del gabinete y el presidente Peña Nieto han perdido la confianza incluso de las corrientes de opinión pública que hasta aquí los apoyaban. La información publicada a propósito de créditos y de casas que recibieron de parte de un contratista que sólo buscaba complacerlos ha tenido un efecto catastrófico sobre la imagen del gobierno. Según el canciller Meade, México no es considerado en el exterior como un narcoestado. Puede ser, pero de lo que no hay duda es que, gracias a la clase política nos proyectamos en el mundo como un país dominado por la corrupción de sus funcionarios y la tolerancia de la sociedad. Eso fue lo que dijo el presidente de Uruguay, José Mujica, que con la candidez de un abuelo chocho, a unas semanas de una visita oficial a nuestro país tuvo a bien decir que estamos carcomidos, y que la corrupción se ha instalado como una tácita costumbre social, que es objeto de admiración y aplauso. ¿No pudo usted pensar en nada más ofensivo?

Adolfo Sánchez Rebolledo
Soledad Loaeza
Rusia y algunos otros damnificados
H

an transcurrido tres semanas desde la reunión de la OPEP. En ellas, los precios internacionales del petróleo han estado en caída libre. Como se sabe, el largo periodo de estabilidad en altos niveles (superiores a los 100 dólares por barril), iniciado con el decenio, se interrumpió hacia mediados de 2014, con un trimestre de fluctuaciones agudas con clara tendencia a la baja y fuertes caídas repetidas día a día en las fechas de la reunión de Viena. La caída de los crudos marcadores, entre el 26 de junio y el primero de diciembre fue de 39.1 por ciento para el Brent, al pasar de 113.75 a 68.22 dólares por barril, y de 39.6 por ciento para el WTI, que se movió de 106.54 a 64.40 dólares por barril. En diciembre, la caída se ha acelerado, con repuntes momentáneos y acentuadas bajas: el viernes 12 las cotizaciones fueron de 63.00 para el Brent y 59.25 para el WTI, con caída de 7.7 y 8.0 por ciento sobre el principio de mes y de 45.6 y de 40.8 por ciento sobre finales de junio, respectivamente (cifras del blog beyondbrics del Financial Times). Hasta el momento, el mercado no ha tocado fondo y se fortalece la noción de que no se enfrenta una corrección de coyuntura, sino un ajuste estructural.

Nuevas perspectivas
C

erca ya del cierre del año en el que el grupo gobernante pensaba que las reformas aprobadas estarían empezando a aplicarse y, por tanto, próximas a rendir sus primeros frutos, la situación se ha modificado drásticamente. Los acontecimientos de Ayotzinapa, el movimiento social que se ha desarrollado y la impresionante solidaridad global que se ha expresado, dieron al traste con su proyecto. Además, las revelaciones que ilustran la corrupción a los más altos niveles, les hizo perder la autocolocada aureola de modernizadores, dejando al descubierto su primitivismo depredador. Consecuentemente el mundo ha desestimado sus imágenes publicitarias, reconociendo que lo que verdaderamente expresa lo que sucede en el país es que se vive sin Estado y al margen de la ley.

Jorge Eduardo Navarrete
Orlando Delgado Selley
Borges y Bioy: ¿neorrabiosos?
H

ay movimientos críticos en la literatura que pretenden renovar y al mismo tiempo rendir homenaje a otros autores para crear nuevas genealogías literarias. Existe el neobarroco con Lezama Lima, Severo Sarduy, et al; el neobarroso con Néstor Perlongher y otros poetas muy distintos a él que suelen agruparse dentro de esta catalogación: Tamara Kamenszain o José Kozer, entre otros. Pero también está el neorrabioso, un blog de un escritor español que recoge frases de escritores contra escritores. Está a tono con el tipo de anécdotas que he venido recogiendo acerca de Borges en los Diarios de Bioy Casares sobre Borges, que el crítico español también destaca entre los numerosos que se encuentran en ese espeso tomo de mil 662 páginas.

Margo Glantz