Política
Ver día anteriorMartes 6 de enero de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La AFL-CIO envía carta al mandatario estadunidense

Piden obreros a Obama dialogar con Peña sobre daños a derechos
De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Martes 6 de enero de 2015, p. 6

En la víspera de la reunión entre los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y México, Enrique Peña Nieto, la AFL-CIO (la mayor central obrera estadunidense) y el movimiento sindical global manifestaron su preocupación por el rápido deterioro de los derechos humanos y laborales en territorio mexicano, crisis que afecta de manera directa y sustancial a los trabajadores de ambos países.

Por ello esa federación envió una carta al mandatario estadunidense, en la cual expone algunos casos que ejemplifican la crisis y lo apremia a que durante el encuentro de hoy en la Casa Blanca ambos aborden esos temas y trabajen para adoptar una agenda política coordinada que mejore las garantías fundamentales y laborales, así como las condiciones de vida de los trabajadores y sus familias en ambos lados de la frontera.

La misiva es firmada por Richard L. Trumka, presidente de la AFL-CIO (Federación Estadunidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales). En ella, el dirigente obrero asentó que las causas de la crisis de derechos humanos en México son, entre otras, la desigualdad económica en aumento, el creciente desempleo, la ausencia de trabajo decente, el desplazamiento rural, la arraigada corrupción pública y la ausencia del estado de derecho en todos los niveles.

Entre los casos más graves contra las garantías fundamentales, Trumka menciona la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero; la ejecución de 22 civiles a manos de elementos del Ejército en Tlatlaya, estado de México; que se hayan encontrado cientos de fosas clandestinas, y los reportes de Naciones Unidas sobre la persistencia de la tortura en el país. Todos ellos, crímenes que rara vez se investigan y los perpetradores casi nunca son perseguidos, lo cual permite a las fuerzas de seguridad pública operar en absoluta impunidad.

El dirigente obrero también menciona los bajos salarios y la explotación laboral que enfrentan los mexicanos; que en muchos campos agrícolas se emplea incluso a niños, la dificultad para asociarse en sindicatos independientes y la escasez de contratos colectivos que beneficien al trabajador.

Otro punto es el de la migración: Puesto que el TLCAN no logró generar salarios reales más altos y oportunidades de empleo, mexicanos en busca de una vida mejor se vieron forzados a emigrar a Estados Unidos, donde enfrentaron nuevas explotaciones.

El texto completo puede consultarse en la página de Internet de La Jornada o en el siguiente enlace.