Política
Ver día anteriorMiércoles 21 de enero de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

‘‘La respuesta me hace pensar que allí (en Cocula) mataron a los 43’’: Murillo

Innsbruck no pudo establecer un perfil genético de los restos

La institución austriaca ofrece aplicar otra técnica de identificación forense; PGR lo acepta

Gustavo Castillo y Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 21 de enero de 2015, p. 3

La Procuraduría General de la República (PGR) dio a conocer ayer los resultados de los estudios forenses realizados por la Universidad de Innsbruck a 16 restos hallados en Cocula, Guerrero. La institución austriaca detalló que, ‘‘tras la aplicación de una técnica de cuantificación muy sensible para evaluar la cantidad de ADN mitocondrial, no se encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético bajo esta técnica’’.

Sobre el particular, el procurador Jesús Murillo Karam afirmó que ‘‘después de los resultados dados a conocer por la Universidad de Innsbruck, me queda claro que allí (en Cocula) mataron a por lo menos uno (Alexander Mora Venancio)’’.

Agregó que ‘‘las declaraciones, las pruebas y todo lo demás, me hacen pensar que allí los mataron (a los 43 estudiantes)’’.

Sólo hay la certeza de un normalista muerto

La declaración del funcionario fue realizada horas después de que la institución austriaca dio a conocer los resultados finales de los estudios realizados a 17 fragmentos óseos, de los cuales sólo uno pudo ser identificado, mientras que en los otros 16 ‘‘no se encontró cantidad útil de ADN que permitiera obtener un perfil genético’’.

De esta manera, de los peritajes solicitados por el gobierno mexicano sólo se pudo lograr la identificación genética de uno de los restos que presuntamente pertenecen a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos desde el pasado 26 de septiembre, mismos que correspondieron a Alexander Mora Venancio.

El Ministerio Público Federal indicó que ‘‘si bien el dictamen establece que ‘el calor excesivo ha destruido el ADN y el ADN mitocondrial en los restos, por lo menos hasta el punto en que los métodos rutinarios no pueden emplearse para un análisis exitoso’, existe la posibilidad de utilizar una tecnología novedosa llamada ‘‘secuenciación masivamente paralela’’ (massively parallel sequencing o MPS), que podría ser útil para seguir investigando estos restos. ‘‘Dicho documento (de la Universidad de Innsbruck) incluye las siguientes oportunidades y riesgos de aplicar la MPS en los restos mexicanos:

‘‘... Hay oportunidades de que la MPS proporcione resultados útiles para ayudar a identificar víctimas. No podemos proporcionar un estimado sobre el éxito, pero las especificaciones técnicas son más prometedoras que cualquier otro método de identificación genética molecular existente...’’

Asimismo, se menciona que ‘‘el principal riesgo es que los extractos de ADN sean consumidos sin obtener ningún resultado adicional de ADN, que ayudaría en el proceso de identificación.

‘‘Ofrecemos analizar el ADN mitocondrial usando MPS sobre los restos sin costo adicional. Esperamos que estos análisis tomen tres meses, pero no podemos proporcionar una fecha de terminación definitiva’’, concluye el peritaje.

Ante ello, la PGR solicitó ‘‘al Instituto de Medicina Forense de la Universidad de Innsbruck que proceda de inmediato a realizar los estudios’’.

Foto
‘‘Ya tenemos una prueba plena de que sucedió lo que sucedió’’, dijo el procurador Jesús Murillo KaramFoto José Antonio López

Además, Murillo Karam informó que ya les fue dictado un nuevo auto de formal prisión por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita al ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa.

Al ser entrevistado al término del foro Equidad para víctimas en el debido proceso penal, desarrollado por la organización Alto al Secuestro, Murillo Karam expresó: ‘‘Lo primero importante con Innsbruck es el hecho de que efectivamente nos pudo dar una prueba plena de que sucedió lo que sucedió’’.

Las investigaciones de la PGR han señalado que los 43 jóvenes normalistas fueron detenidos ilegalmente por policías de Iguala y Cocula, por órdenes del ex alcalde José Luis Abarca. Posteriormente fueron entregados a miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, quienes los habrían privado de la vida, arrojado e incinerado en el basurero municipal de Cocula y posteriormente las cenizas fueron arrojadas al río San Juan.

Durante las investigaciones, el gobierno federal localizó dos bolsas con restos óseos y fragmentos en la zona del basurero, de los cuales envío 17 muestras a la universidad austriaca para su estudio y solamente una dio positivo para obtención de identificación genética.

–Ante estos resultados de la Universidad de Innsbruck, ¿qué les dice a los padres y madres de familia? –se preguntó al procurador.

–Después de los resultados de la universidad me queda claro que allí (en el basurero) mataron por lo menos a uno; las declaraciones, las pruebas y todo lo demás me hacen pensar que allí los mataron (a los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa).

–¿Qué les dice a los padres?, ¿que hay que seguir esperando?

–La verdad, no puedo mentir. Les tengo que decir la verdad y la verdad es la que acabo de decir.

‘‘La indagatoria no se debilita, al contrario’’, asegura el procurador

Murillo Karam indicó que la Universidad de Innsbruck ‘‘nos dice que agotó el procedimiento de carbono y nos pide autorización para procesar por otro método las muestras que faltan. Es muy difícil, sin duda alguna, pero seguimos haciendo todo lo que es necesario. Los resultados no debilitan la investigación, al contrario’’, señaló el procurador.

En cuanto a los siguientes peritajes, Murillo indicó que si bien puede ‘‘destruirse la evidencia y desaparecer una parte importante de ésta, ya autorizamos a Innsbruck que haga todo lo que tenga que hacerse’’.

En otro asunto relacionado con el caso Iguala, el procurador informó que en los próximos días dará a conocer mayor información del resultado de los interrogatorios a los que ha sido sometido Felipe Rodríguez, El Cepillo, identificado como uno de los integrantes del grupo delincuencial Guerreros Unidos que presuntamente ordenaron el asesinato e incineración de los estudiantes de Ayotzinapa.