Espectáculos
Ver día anteriorLunes 2 de febrero de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Me and Earl and the Dying Girl obtuvo el premio del jurado y el del público

Triunfa Alfonso Gómez-Rejón en el fesival de cine de Sundance

“De lo que realmente trata esta película es de la superación de una pérdida; la hice para homenajear a mi padre, afirmó el realizador estadunidense de origen mexicano

Foto
Esto es absolutamente un sueño, comentó el director Alfonso Gómez-RejónFoto Ap
Afp
 
Periódico La Jornada
Lunes 2 de febrero de 2015, p. a13

Los Ángeles.

Me and Earl and the Dying Girl, un conmovedor drama dirigido por el estadunidense de origen mexicano Alfonso Gómez-Rejón, se alzó el sábado con el premio principal de la 31 edición del Festival Internacional de Cine de Sundance.

La cinta, que cuenta la historia de un reservado adolescente que se hace amigo de una compañera de clases que padece cáncer, ganó el premio del jurado al filme dramático estadunidense, el máximo galardón de este festival de cine independiente cuya ceremonia de premiación se extendió dos horas en Park City, Utah.

También obtuvo el premio del público al mejor drama, tercer año consecutivo en el que una misma película obtiene ambos premios, luego de Whiplash el año pasado, y Fruitvale Station en 2013.

Esto es absolutamente un sueño. Esta semana ha sido una catarsis increíble por muchas razones. Esta película significa mucho para mí, dijo Gómez-Rejón al dedicar el premio del público a los cientos de jóvenes artistas de Laredo (Texas), su ciudad natal, y la vecina Nuevo Laredo, del otro lado de la frontera en México.

De lo que realmente trata esta película es de la superación de una pérdida. La hice para homenajear una hermosa vida y un hermoso hombre, que es mi increíble padre. Así que gracias por esta oportunidad, agregó emocionado.

Se trata del segundo largometraje de Gómez-Rejón (luego de The Town That Dreaded Sundown, 2014), quien ha hecho carrera asistiendo a consagrados realizadores como Alejandro González Inárritu –cuya película Birdman obtuvo nueve nominaciones al Óscar–, Martin Scorsese y Ben Affleck, entre otros.

También dirigió aclamados episodios de las series para televisión Glee y American Horror Story, según la página especializada IMDb.

Los ganadores de Sundance suelen cosechar buenas críticas y estar presentes en las principales ceremonias de entrega de premios de Hollywood. La cinta que se llevó el máximo galardón del año pasado, Whiplash, es candidata al Óscar a mejor película este año.

La 31 edición del festival de cine de Sundance, creado por Robert Redford en 1978, se inauguró el 22 de enero pasado y cierra oficialmente este domingo.

En Me and Earl and the Dying Girl, Thomas Mann encarna a un creativo y poco sociable estudiante de secundaria, Greg, al que su madre obliga a visitar a su compañera de clases Rachel, diagnosticada de leucemia, interpretada por Olicia Cooke.

La cinta está basada en la novela homónima de Jesse Andrews, quien la adaptó para la pantalla grande. Triunfó sobre títulos que habían hecho más ruido en Sundance como Dope y The Witch, cuyo realizador, Robert Eggers, ganó el premio a mejor director dramático.

The Wolfpack, de Crystal Moselle, se llevó el premio de jurado a mejor documental estadunidense, mientras el mejor director en esa categoría fue para Matthew Heineman por Cartel Land, coproducción mexicano-estadunidense que retrata el trabajo de los policías que luchan a ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México contra los cárteles de la droga.

Por su parte, Western, de Bill y Turner Ross, se alzó con el galardón del premio del jurado a mejor documental Verité. La cinta trata de cómo las ciudades fronterizas de Eagle Pass (Texas) y Piedras Negras (Coahuila, México) cambian cuando cae la noche.

El talento latino fue reconocido también con el premio especial del jurado a la actriz dramática extranjera, que se dividió entre Regina Casé y Camila Márdila, protagonistas del filme brasileño ¿Que Horas Ela Volta? (The Second Mother), dirigido por Anna Muylaert.

En la categoría de drama extranjero los principales premios fueron para el cineasta escocés John Maclean, por su película Slow West, y para el filme The Russian Woodpecker, sobre la revolución en Ucrania y el desastre nuclear de Chernobyl ocurrido en 1986, que dirigió Chad Gracia.

No creo que podamos detener a Rusia con bombas, pero con un poco de arte y verdad tal vez podamos hacer algunos avances, dijo el director estadunidense respecto del conflicto en desarrollo entre Moscú y Kiev.