Política
Ver día anteriorMiércoles 1º de abril de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Desde hace tres décadas arrastra proyectos sin concluir

Auditoría a Fonatur revela tareas pendientes y pérdidas económicas
Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Miércoles 1º de abril de 2015, p. 11

A 30 años de haberse instituido, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no ha logrado consolidar los centros integralmente planeados –Cancún, Ixtapa, Los Cabos, Loreto y Huatulco. Y en 2013, a pesar de habérsele asignado un presupuesto de mil 436 millones de pesos, no programó ni realizó centros turísticos, tampoco asignó recursos presupuestarios para evaluar el cumplimiento de la creación de centros sustentables, conforme a los planes del Programa Sectorial de Turismo 2013-2018.

La auditoría de desempeño al Fonatur, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), advierte que ese fondo tampoco estableció criterios de sustentabilidad en materia ambiental, social y económica, obligaciones a considerar para que se determine la viabilidad de un centro turístico sustentable.

La crítica a la administración del Fonatur, por parte de la ASF, es aguda, porque considera que el fondo incumplió –también– al no adquirir la reserva territorial de los predios Chankón y Yaxcabá, en el estado de Yucatán, faltando a lo dispuesto en el apartado 13 de su propio manual de organización.

En un catálogo de incumplimientos se especifica que el Fonatur tampoco siguió el mandato establecido en el artículo 44, fracción segunda de la Ley General de Turismo, relativo a consolidar los centros integralmente planeados en operación, ni asignó los recursos presupuestarios para evaluar el cumplimiento de dichos objetivos.

En 2013, refiere la auditoría de desempeño, el fondo se ocupó de 33 obras previstas con un presupuesto ejercido de 230 millones 769 mil pesos, y un costo promedio por obra de 6 millones 923 mil pesos –inferior 6.2 por ciento, respecto del costo original de 7 mil 458 millones–, lo cual denota deficiencias en la programación de recursos para el desarrollo de obras de cabeza, urbanización y equipamiento turístico.

Con relación a la situación financiera del fondo, se determinó que de 2007 a 2013 registró una pérdida neta de 599 millones de pesos, y aun cuando en 2007 obtuvo una utilidad bruta de 102 millones de pesos, en 2013 tuvo pérdidas por 268 millones, por lo que no se garantiza la sustentabilidad financiera del Fonatur en el corto, mediano y largo plazos.

Así, la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados solicitará a la ASF una evaluación de la política pública del sector turismo para identificar en qué medidas se han conseguido los objetivos planteados.