Directora General: Carmen Lira Saade
Director Fundador: Carlos Payán Velver
Suplemento Cultural de La Jornada
Domingo 3 de mayo de 2015 Num: 1052

Portada

Presentación

Bazar de asombros
Hugo Gutiérrez Vega

En memoria de Ramón Martínez Ocaranza
Evodio Escalante

FINI: Festival
Internacional
de la Imagen

Wendy Selene Pérez

Un encuentro entre
la idea y la imagen

Francisco García Noriega

Helena Araújo, una
Scherezada en el trópico

Esther Andradi

Leer

Columnas:
Tomar la Palabra
Agustín Ramos Aguilar
Jornada Virtual
Naief Yehya
Artes Visuales
Germaine Gómez Haro
Bemol Sostenido
Alonso Arreola
Paso a Retirarme
Ana García Bergua
Cabezalcubo
Jorge Moch
Prosaismos
Orlando Ortiz
Cinexcusas
Luis Tovar


Directorio
Núm. anteriores
jsemanal@jornada.com.mx
@JornadaSemanal
La Jornada Semanal

 


© Marcus Bleasdale, Niño trabajando en la mina de oro de Watsa, noreste del Congo, 2004

Wendy Selene Pérez

Es la quinta edición de este encuentro de profesionales de la imagen.
Fotografía análoga y digital, estampa digital, video documental y cartel,
las categorías.

Carlos Jurado, Paisaje

Carlos Jurado, Caballito

Es como cuando llegan las sorpresas. Cerrar, abrir los ojos. Y al abrirlos, no saber a dónde mirar, ¿a dónde primero si es tanta la diversidad, la calidad y la genialidad? Algo así pasa desde el primero de los siete días del Festival Internacional de la Imagen, el FINI, que desde el año 2011 organiza la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en su campus de Pachuca, esta ciudad de ventarrones y clima templado que ronda los 268 mil habitantes, a sólo 92 kilómetros de Ciudad de México.

Al FINI hay que hacerle justicia. Su eslogan, “el encuentro de las imágenes y las ideas”, resume por qué. La característica peculiar del FINI es que, si bien da un peso importante a la fotografía, es multidisciplinario: conjunta la foto fija, la foto análoga digital, las técnicas alternativas, la estampa digital, el video documental y, a partir de este año, el cartel. Hay un concurso para cada una de estas áreas, para estudiantes y profesionales. Y les ha ido bien, cuentan sus organizadores. Hay mil 300 finalistas de treinta y cinco países para las diferentes categorías, con una bolsa de premios de 40 mil dólares. El tema es justicia social.


Carlos Jurado, Autorretrato

Carlos Jurado
homenaje especial a un mexicano

Carlos Jurado tiene ochenta y ocho años y sigue imparable. Tanto, que contagia. Continúa haciendo magia durante años con sus cámaras de cartón. Él mismo las fabrica, él mismo las pinta y él mismo las dispara. Cuando le preguntan cómo hace para calcular el tiempo de exposición, responde con una genialidad: “Con el corazón.”

Jurado nació en San Cristóbal de las Casas en 1927, pero no se queda quieto. En 1944 inició sus estudios de pintura en la escuela La Esmeralda de Bellas Artes, con maestros destacados como Antonio Ruiz el Corzo y María Izquierdo. En 1951 trabajó en zonas indígenas del país produciendo materiales para la enseñanza. Y posteriormente ingresó al taller de Gráfica Popular, en el año 1954.

En 1963 recibió el Premio Nuevos Valores, del Salón de la Plástica Mexicana y en 1973, el Premio del Salón Anual de la Plástica Mexicana. En 1986, el Museo Universitario del Chopo organizó una exposición retrospectiva de su obra en la cual se presentan más de doscientas piezas, entre las cuales se encuentran, pinturas, grabados, serigrafías y ambientaciones.

Durante sus inicios fue considerado como un fotógrafo adelantado a su tiempo por ser el precursor del renacimiento de los procesos alternativos de impresión, la captura de la imagen estenopeica, incluso la fiebre “lomográfica”. Con el transcurso de los años ha desempeñado diversas actividades tanto artísticas como académicas. En 1973 se inicia en la creación fotográfica. Ocupa cargos de dirección en la Universidad Veracruzana, donde establece, por primera vez en México, la carrera de Fotografía a nivel de licenciatura.

En 1974 publicó, con el apoyo de la unam, El arte de la aprehensión de las imágenes y el unicornio, un libro que se volvería mítico, convirtiéndose en un clásico o una obra de culto. La Universidad Veracruzana le otorgó el Doctorado Honoris causa junto a los escritores Carlos Monsiváis y Mario Muñoz en 1995. Y en 2006 recibió la Medalla al Mérito Fotográfico por parte del Sistema Nacional de Foto-tecas del INAH.

Este festival le da cuerda a los sentidos y a la mente; quien asista podrá encontrarse las fotos de gran formato, colocadas por diversas áreas, incluida una barda perimetral entre el campus y las calles, una gran muralla de exposición donde los transeúntes y los automovilistas participan. También estarán los coloquios y conferencias con artistas ubicados en el top mundial.

Para esta edición, del 8 al 15 de mayo, el invitado de honor es Marcus Bleasdale, que dejó su vida como banquero y que tiene un potente trabajo sobre El Congo. Y Mary Ellen Mark y Martin Bell, autores del documental Streetwise, nominado a un Oscar. Habrá una exposición y reconocimiento a la artista Ambra Polidori y el homenaje del año lo recibirá el gran fotógrafo Carlos Jurado, un broche de oro para cerrar el FINI. Otros invitados son la española Ana Soler Baena y Stephanie Sinclair, quienes impartirán conferencias y presentarán su trabajo.

En entrevista, Lorena Campbell, coordinadora artística del Festival, y Giovanni Troconi, coordinador de Arte del festival, cuentan más detalles sobre esta cuarta edición.

–¿Qué tiene el FINI que no tienen otros festivales?

Lorena: Además de que es multisiciplinario, tiene la parte académica con un coloquio de cinco días, donde hay unas mesas de reflexión alrededor del tema central que se analizará y se propondrán soluciones; este año es alrededor de la justicia social, pero otras veces ha sido el medio ambiente, la infancia, la mujer.

Giovanni: Si te pones a recorrer los festivales que hay en México, por ahí encuentras festivales culturales de diferentes estados. Por ejemplo, el Cervantino, que sí es multidisciplinario pero para mí se queda en artes escénicas. Claro que es interesantísimo; han traído cosas maravillosas. Es de muy alto nivel en teatro, danza, música, pero no del arte.


© Marcus Bleasdale, Entierro de la hija de ocho meses de edad
de un minero de oro
, Mongbwalu, noreste del Congo, 2004

–¿Y cómo surge el FINI?

Giovanni: “Fue una iniciativa del Patronato Universitario de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Querían hacer un proyecto que les ayudara a internacionalizar la universidad; era algo importante para el rector y para los directores de la universidad. Primero pensaron en un concurso, pero después se decidió hacer algo diferente, multidisciplinario, que no sólo fuera fotografía. Ya tenían la Feria Universitaria del Libro y la FIL vino a sumar. El FINI se podría calificar como un festival tradicional en cuanto a los temas y técnicas que toca.

–Destaca mucho la parte artística, ¿cómo hacen la selección de invitados?

Lorena: Este festival, de lo que se ha preocupado desde un inicio, es de traer artistas de una gran trayectoria, que realmente sean importantes en su área, que tengan un prestigio y sean reconocidos en las mejores revistas, que su obra pertenezca a colecciones de museos importantes o provenga de colecciones privadas y públicas. Son artistas importantes y gente relacionada con el arte desde otro punto de vista, como galeristas, editores de imagen, críticos, curadores, videoastas, documentalistas. Tratamos de abarcar todos los géneros de la imagen desde muchas perspectivas.

–Han estado Cristina García Rodero o Kimiko Yoshida, ¿quién más?

Giovanni: Nos hemos preocupado por que sean de un altísimo nivel. Hemos tenido a James Mollison, el de la serie Where Children Sleep, que hizo en conjunto con Fábrica-Benetton. Yoshida es una fotógrafa muy contemporánea que utiliza mucho la ambientación, el vestuario y el maquillaje. Casi todos son autorretratos, pero toda la puesta en escena es fabulosa. Cristina García Rodero es una de las fotógrafas documentalistas más importantes. Ha estado Graciela Iturbide, que por supuesto es una señorona en la fotografía, además de una mujer encantadora, de verdad una persona con una gran riqueza en muchos sentidos. Han estado curadores como José Kuri, que es uno de los dueños de Kurimanzutto. Viene ahora Marie Ellen Mark, una de las mujeres top de la foto documental, pero también son top en foto Nan Goldin y Sophie Call, con una foto más contemporánea, más conceptual, aunque nosotros estamos trabajando más como sobre fotoperiodistas, fotógrafos documentalistas.

Marcus Bleasdale
invitado de honor

Marcus Bleasdale es el artista invitado especial en la v edición del Festival Internacional de la Imagen (fini). Es un fotoperiodista inglés que vive en Oslo, Noruega. Es considerado uno de los mejores fotógrafos documentales actuales, especializado en conflictos y derechos humanos.
De financiero se convirtió en un fotorreportero que revela cómo la mayor parte de las guerras son generadas por intereses económicos. Como veinteañero ya tenía dos casas, un Porsche 911 y ganaba medio millón de libras esterlinas al año.

“No creo haber estado involucrado en un solo conflicto que no haya sido motivado por intereses económicos, ya sea una lucha por la tierra o los diamantes o el oro”, dijo Marcus Bleasdale en una reciente entrevista.

Comenzó a hacer fotos después de que una novia terminó con él y le dejó la cámara. Quién hubiera pensado que años después estaría casi una década documentando un mundo cruel en República del Congo y se convertiría en uno de los documentalistas más reconocidos en el mundo. Su trabajo ha sido utilizado como testimonio en el Senado y la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la onu y el Parlamento británico.

Ahora cuenta en entrevistas que es propietario de una firma que conjunta fotógrafos de todo el mundo, que vive en un discreto departamento en Oslo y no tiene auto. Ha recibido diversos premios internacionales, pero por su trabajo en el Congo ha ganado en dos ocasiones el World Press Photo.

Sus fotografías han sido publicadas en Europa y en Estados Unidos, en medios como Times Magazine, The Telegraph Magazine, Geo, The New Yorker, Time, Newsweek y National Geographic.

–Y luego está la parte teórica…

Lorena: Ha estado José Ramón Alcalá, un teórico de las nuevas tecnologías, una de las personas que más sabe de estas cosas del arte y que se ha metido en comunicación y redes sociales. Tuvimos a Enrico Bossan, que es un editor de la revista Colors, una revista con mucho impacto visual. Esa revista ha sido un hito dentro del mundo de la publicidad con todas las campañas que inició Bennetton. Bossan dirige una escuela que se llama Fábrica, cerca de Milán, propositiva en cuanto a estas tendencias del arte, es como una Escuela de Bauhaus, más o menos.

–¿Quién participa este año?

Lorena: Viene Marcus Bleasdale, dos veces ganador del Premio World Press Photo, reconocido como uno de los documentalistas del mundo; viene Mary Ellen Mark, que sin lugar a dudas es una de las fotógrafas top del mundo. Estará Ana Soler Baena, una artista multidisciplinaria española que va a hacer una instalación muy interesante, hecha especialmente para el FINI y basada en el concepto de justicia; le ayudará un grupo de estudiantes voluntarios. Se proyectarán 12 mil metros de elásticos, desde una serie de ventanas hasta un asta bandera que está en una explanada, el patio del Patronato Universitario. Es como la mirada del que pierde la libertad y está en el encierro, hablando de la justicia; a través de esas ventanas la mirada se centra en el ese punto, que representaría de alguna manera la libertad y la esperanza.

–Cada año hacen un homenaje a un artista mexicano; el año pasado fue emotivo con Vicente Rojo, ahora será Carlos Jurado, el alquimista de la foto.

Giovanni: Cada año le rendimos homenaje a un artista visual importante para el acervo mexicano. Lo ha recibido Julio Sousa Mayo, el único sobreviviente de los hermanos Mayo. Luego, Felipe Cazals, que presentó su filme Ciudadano Buelna, el cierre de una trilogía sobre la Revolución Mexicana. Han resultado sumamente conmovedores. Obviamente, es con la presencia de estos artistas; les hacemos un video homenaje. Este año se lo vamos a hacer a Carlos Jurado, que es un personaje superquerido en el mundo de la fotografía en México. Él tiene un par de libros icónicos de la fotografía en México; sigue trabajando con cámara oscura, porque construye sus propias cámaras de cartón. Todo su trabajo lo hace así, es un gran personaje, muy simpático, con mucha energía y muchas ganas de vivir, enamorado de la foto. Y también es pintor.

Ambra Polidori, Materia prima

Ambra Polidori, de la serie Observaciones sobre los colores, 2001

–Cuando vienen los artistas a Pachuca, un tanto lejos de la urbe defeña, ¿cómo se han ido?

Giovanni: En cuanto a lo que opinan, la última fue la de Isabel Muñoz, que cuando llegó y vio la calidad de las impresiones-exposiciones, la museografía y el montaje, dijo “¡guau!, yo tenía mucho temor de lo que fueran a hacer con mis imágenes!”, que ese es el temor de la mayoría de los artistas visuales, cómo las vas a imprimir, cómo las vas a presentar, si las vas a cuidar, porque finalmente ellos no están aquí en ese proceso: ellos seleccionan sus imágenes y se ponen en tus manos y te las mandan. Habló maravillas de la calidad de la impresión, de la museografía, de la manera general en la que se presentó todo su trabajo. Muñoz dice que está sonando mucho el festival en Europa, sobre todo en España.

Ambra Polidori
reconocimiento a otra mexicana

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y su Patronato otorgarán, en esta quinta edición, un reconocimiento a la artista mexicana Ambra Polidori.

Ambra Polidori nació en Ciudad de México. Estudió Lengua y Literatura Hispánicas en la Universidad Nacional Autónoma de México y entró de manera autodidacta en el campo de las artes, realizando video, fotografía, instalación y ambientación desde 1985.

Su obra se ha expuesto de manera individual en México, Estados Unidos, Cuba, Francia, Italia y España. De manera colectiva ha participado en más de cien exposiciones. Su trabajo se encuentra en numerosas colecciones privadas y en veintiocho colecciones públicas, entre las cuales podemos mencionar: El Museo del Barrio, Nueva York; Maison Européenne de la Photographie y Bibliotèque Nationale, París; Accademia Carrara, Galleria d’Arte Moderna e Contemporanea, Bergamo, Italia; Banco de España; Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana; Museo de Arte Moderno, muac y Centro de la Imagen, Ciudad de México, y la Colección Jumex, México.

Ha sido acreedora a varios premios y reconocimientos como el del Sistema Nacional de Creadores, Fonca; Bienal de Fotografía (Conaculta e inba); Imagine Donna organizado por udi/Mandragola y el arci, Palermo, Italia.

Ha colaborado como crítica de arte en diferentes suplementos culturales, periódicos y revistas, tanto de México como del extranjero, y ha publicado, entre otras ediciones, dos libros de artista en Italia. Asimismo, su trabajo ha sido reseñado o comentado por importantes escritores y críticos de arte.

–¿Hay exposiciones que después se podrán ver en el DF?

Lorena: Todas las exposiciones son en las instalaciones de la universidad y después algunas tienen salidas en otro lado, como la de Isabel Muñoz, que estuvo en el Centro Cultural España y ahora está en el Metro Pino Suárez. Ha tenido mucho éxito, son unas impresiones muy buenas.


Mary Ellen Mark, Tiny, Streetwise, WA, 1983

–El invitado de honor de este año es Marcus Bleasdale; sus fotografías hacen recordar a Sebastião Salgado. Es la primera vez que estará en México. ¿Qué pueden anticipar de su trabajo?

Lorena: De Marcus no conocía mucho y es muy impresionante porque él ya lleva varios años fotografiando tanto África Central como el Congo. Cuando yo vi sus fotos me di cuenta de que en ese lugar, República del Congo, suceden, al mismo tiempo todas las injusticias sociales: el hambre, las enfermedades por epidemias, la pobreza, la falta de empleo, la discriminación, la trata de personas, el mercado negro, la prostitución, niños que trabajan o que son obligados a enlistarse a los ejércitos para matarse unos a otros. Leí una historia por ahí, que a los chavos los obligan a meterse en la guerra aunque no quieran. A veces los obligan a que maten a un integrante de su familia, como para que se vayan fogueando. El Congo tiene minas muy ricas en minerales, uno de ellos es el coltan, que es el material que se usa para las pantallas de los celulares, para tablets y computadoras, y ahora es un mercado enorme. Hay muchas marcas que buscan ese material para hacer sus aparatos electrónicos, lo que ha generado una guerra para controlar ese mercado. Estados Unidos sacó una ley que prohíbe a todas sus empresas comprar este mineral en República del Congo. Tienen que demostrar que las minas son legales, que tienen a trabajadores legales, si no, no pueden comprarles. Como generalmente ninguna es legal... Y entonces Marcus, en el correo que manda desde su celular, al final viene una leyenda que dice como: “Este correo esta enviado desde un celular que estoy casi seguro no fue hecho con minerales extraídos de una mina ilegal.” Él suele decir que hace fotos como un testigo porque, y así lo dice, está enojado por las situaciones de injusticia. Cree que la foto es una herramienta de cambio, como el fotógrafo Lewis Hine, que a principios de 1900, empezó a publicar en los diarios y la gente empezó a ver las fotos, ahí hubo un cambio legal con los niños y el trabajo en las fábricas.

–Mary Ellen Mark, un icono de la foto, viene junto con su esposo, ¿qué presentará en el festival?

Giovanni: Ella ha venido a México ya varias veces, a Oaxaca, a dar talleres, pero no había dado antes una conferencia en festival. Ella es una artista que realmente vale la pena escuchar, ir a ver sus imágenes, yo iría aunque no estuviera metido en el proyecto. Va a dar una conferencia magistral donde mostrará su trabajo. Viene con su esposo Martin Bell (que también participará como jurado); ambos hicieron, a finales de los años setenta, un documental que fue nominado al Oscar, Street Wise. Ahora están haciendo un proyecto para ver qué ha sido de la vida de todos estos chicos que filmaron. El documental se grabó en la calles de Seattle y trata sobre la prostitución infantil. Están tratando de reencontrar a todos esos niños que entrevistaron para el documental y van a contarnos de eso.


Foto: maryellenmark.com

Martin Bell &
Mary Ellen Mark

La fotógrafa Mary Ellen Mark y el cineasta Martin Bell, su esposo, exhibirán en el fini su documental Streetwise, nominado a un Oscar en 1985. Se trata de un estudio sobre la dura vida de los niños de la calle en la ciudad de Seattle, Washinghton.

Martin Bell es director, productor, editor y fotógrafo de cine británico-estadunidense. Para lograr filmar Streetwise, Bell tuvo que ganarse la confianza de la comunidad de vagabundos, traficantes, prostitutas y niños fugitivos que vivían en las calles de Seattle en el Estado de Washington. La idea de mostrar el bajo mundo de la “ciudad más habitable de los Estados Unidos” (mote de Seattle), se convirtió en una pieza poética que muestra la adversidad, la lucha por la supervivencia y la dignidad humana.

Recientemente los realizadores han puesto en marcha una campaña de recaudación de fondos para continuar con el proyecto inicial, visitando de nuevo a Tiny, la pequeña prostituta, protagonista de este documental, y descubrir qué ha sido de su vida treinta años después.

Mary Ellen Mark es una laureada fotógrafa y fotodocumentalista estadunidense con medio siglo de experiencia. Lo mismo ha retratado grandes luminarias del cine y realizado trabajos de moda o entretenimiento, que fotografiado la vida profunda de la gente marginal, de drogadictos, prostitutas, gente en el abandono y las víctimas de los flagelos de la guerra. Le ha tocado presenciar cambios sociales como la lucha de gays y lesbianas o las protestas hippies; frente a su objetivo han estado desde prostitutas de Bombay hasta Marlon Brando o Jack Nicholson, pero su pasión ha sido captar la imagen de los excluidos, de los desterrados de la Tierra.

Ha publicado en Life, New York Times Magazine, The New Yorker, Rolling Stone y Vanity Fair.

Entre los múltiples reconocimientos que ha recibido están el Premio al Logro de Por Vida, en 2014, por la Eastman Fountation y el World Photo Press Prize. Tiene varios libros, entre ellos, Pasaporte, editado en 1974; Misión de la Madre Teresa en Calcuta, 1985; Fotógrafos en el trabajo, 1992; Detrás de la Escena, en 2009, y su más reciente El hombre y la bestia, con fotos de México e India, de 2014.

Es una enamorada de México, ha impartido diversos talleres en Oaxaca. En algunas fotos aparece con trenzas largas.

–Mucha gente, estudiantes y profesionales, esperan los resultados de los concursos, ¿cómo ha sido la respuesta este año?

Giovanni: Este año incorporamos cartel y llegaron cerca de trescientos. Para ser una primera vez está bastante bien. Por ejemplo, la Bienal del Cartel en México, que ya lleva veinte años, recibe un promedio de seiscientos carteles, pero ya tiene mucha fama. Llegaron muchos de estudiantes. En el caso de cartel se selecciona a treinta finalistas.


Mary Ellen Mark, escenas del documental Streetwise, 1983