Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 13 de julio de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Aspirantes que presentaron segundo examen de ingreso opinan sobre el proceso

Evaluación de la SEP muestra que desconfía de la formación que dan sus escuelas

De 36 mil 306 docentes acudieron 31 mil 223, esto es, 86 por ciento de los que se registraron

Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Lunes 13 de julio de 2015, p. 41

Algunos de los aspirantes que participaron en el concurso de oposición para ingresar a la educación básica, en el nivel primaria, señalaron que con la evaluación a docentes el gobierno federal, en particular la Secretaría de Educación Pública (SEP), muestra su desconfianza en la formación de las instituciones donde se preparan los docentes.

Ayer tuvo lugar la segunda jornada del proceso Examen de Ingreso al Servicio Profesional Docente para la asignación de plazas en educación básica para el ciclo escolar 2015-2016, que se realiza del 11 al 19 de julio en 29 entidades del país, pues en Oaxaca, Michoacán y Chiapas se suspendió.

Antes de someterse a la prueba en una de las 34 sedes instaladas en el Distrito Federal, Félix Mondragón, egresado de la Universidad Pedagógica Nacional, resaltó que quienes se preparan para ser educadores ya fueron evaluados por instituciones serias. Todos tienen licenciatura, aplicaron un examen profesional, muchos otros también cuentan con especialización y la mayoría tienen experiencia profesional, por lo que –consideró– la prueba para ingresar al servicio desconoce todo lo anterior.

No estoy de acuerdo con la evaluación, porque tengo una formación profesional que es avalada por una universidad, la SEP debería tener en consideración la experiencia, la capacitación y la vocación. Con esta prueba todo eso se va a la basura e inclusive no corresponde con el salario que ofrecen, dijo en entrevista en la escuela aecundaria técnica 14 Cinco de Mayo, una de las sedes de la prueba.

Aun cuando está contra el proceso de evaluación, el joven docente –con experiencia de dos años en instituciones particulares y prácticas comunitarias en Sonora, Guerrero e Hidalgo– aseveró que se presentó al concurso de oposición para demostrar que con toda su formación está preparado para ser uno de los 16 mil aspirantes que obtendrá una plaza mediante este proceso.

Opinó que los profesores que mantienen su oposición a este tipo de evaluación y a la reforma educativa no sólo defienden sus derechos, sino el de todos los maestros del país y de quienes pronto ingresarán al servicio docente.

Olivia Colín, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, consideró que si bien la evaluación podría ser justa, los tiempos de duración son en extremo largos.

Eso sí se me hace injusto, deberían ser sólo dos horas por sesión, y es que de acuerdo con las normas, la prueba se divide en dos sesiones de al menos tres horas cada una (examen de conocimientos y habilidades para la práctica docente, y otro de habilidades intelectuales y responsabilidades ético-profesionales).

Explicó que no hay capacitación de las autoridades para los aspirantes, sino que la preparación para la prueba es personal, basada en guías de temarios y en la experiencia de cada uno de los aspirantes.

Ayer por la tarde, la SEP informó en un breve comunicado que de los 36 mil 306 aspirantes programados para presentar la prueba el domingo, acudió 86 por ciento (31 mil 223 docentes) a 430 sedes en las 29 entidades en las que se aplica. Un día antes llegaron 81 por ciento de los 26 mil 15 registrados. La dependencia agregó que la suma de la participación entre sábado y domingo alcanzó 84 por ciento.

Con ello, queda de manifiesto el interés y compromiso de los egresados de las instituciones formadores de docentes de educación básica y de educación superior de lograr su incorporación al servicio público educativo por los procesos de evaluación previstos en el Servicio Profesional Docente y con la reforma educativa, expuso la SEP.