Economía
Ver día anteriorDomingo 23 de agosto de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En el primer semestre el gobierno pagó intereses por $28,719 millones; 17.27% anual más

Mayor costo de la deuda pública por devaluación y alza a tasas

La subida de los réditos ocurriría a mediados de septiembre, según consenso entre analistas

La administración tiene que ajustarse, porque una crisis no la superamos en 30 años: experto

Foto
La depreciación del peso ya aumentó el costo por la deuda contratada con acreedores externos. La imagen, en Wall StreetFoto Ap
Israel Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Domingo 23 de agosto de 2015, p. 21

El gobierno federal pagó intereses en el primer semestre de 2015 por concepto de su deuda externa por 28 mil 719.6 millones de pesos, lo que significó un aumento de 17.27 por ciento respecto de los 23 mil 752.2 millones de pesos pagados en el mismo periodo del año pasado, revelan cifras de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). El costo, de acuerdo con especialistas, crecerá todavía más en este semestre por el efecto de la devaluación del peso, que generará una carga adicional calculada inicialmente en hasta 3 mil 891 millones de pesos.

Sin embargo, el mayor incremento en el costo de la deuda pública se generará una vez que comience a incrementarse la tasa de interés interna, debido a que ocho de cada 10 pesos del endeudamiento gubernamental están contratados en pesos en el mercado local, según especialistas consultados.

De acuerdo con autoridades y analistas las tasas de interés internas podrían ser aumentadas en septiembre por el Banco de México, la cual ha señalado que actuará en el mismo sentido que lo haga la Reserva Federal de Estados Unidos. En aquel país se espera un incremento de un cuarto de punto porcentual en la tasa de referencia a mediados del próximo mes.

Costará casi 4 mil millones más

La Fundación de Estudios Financieros (Fundef) del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) estimó que el impacto en el monto de la deuda externa, por la depreciación del peso mexicano será de un aumento que oscilará entre 3 mil 242 y 3 mil 891 millones de pesos.

Las cifras más recientes de la SHCP detallan que al cierre del primer semestre de 2015, el monto de la deuda externa neta es de 81 mil 69 millones de dólares, que representa 21.7 por ciento del endeudamiento total y el 78.3 por ciento restante está contratado en pesos.

Jorge Sánchez Tello, economista de la Fundef, señaló que de la mitad de 2013 a la fecha el peso mexicano ha perdido aproximadamente 27 por ciento de su valor frente al dólar.

Explicó que una depreciación de 10 por ciento del peso frente al dólar implica que el costo medio en pesos de la deuda total se va a incrementar en 1.6 por ciento. Esto es que cada vez que la moneda se deprecia 10 por ciento el costo en pesos de la deuda total se incrementa 1.6 por ciento por lo que el aumento en pesos sería de entre 4 y 4.8 por ciento.

Las cifras oficiales precisan que al cierre de junio de 2015, el saldo de la deuda neta externa es de 81 mil 69 millones de dólares, mientras la deuda en pesos es de 4.5 billones. Entonces la deuda total neta suma 5.8 billones de pesos o su equivalente en dólares, que es de aproximadamente 373 mil 600 millones.

Sin embargo, advirtió que más que la depreciación de la moneda mexicana hay que tener cuidado con el alza de las tasas de interés en Estados Unidos. El incremento en la tasa de referencia de la Reserva Federal del Tesoro de entre 0.25 y 0.50 puntos porcentuales puede elevar en 50 mil millones de pesos los intereses de la deuda total del país.

Jorge Sánchez destacó que a diferencia del pasado, que el problema era la depreciación, ahora hay que tener cuidado en cómo se va a hacer el manejo de la deuda, aunque esté en pesos, pues la tasa de interés en Estados Unidos sigue siendo referencia para las deudas en el mundo.

“Algo positivo es que un gran porcentaje de la deuda está contratada a tasa fija y eso le da una gran fortaleza a la deuda externa de México, porque 83 por ciento de la deuda neta total esta contratada a tasa fija.

Ante esta caída de ingresos con un escenario volátil y un entorno internacional muy complicado, creo que el gobierno tiene que ajustarse y ver en qué programas y sobre todo en la burocracia tiene que hacer un recorte importante para que no vayan a endeudar el país como en su momento ocurrió, porque una crisis económica en México no la superamos en 30 años, subrayó.

Evitar el endeudamiento

De los 81 mil 69 millones de dólares en deuda externa, que representa 21.7 por ciento de la deuda total, 79 por ciento está denominada en dólares, 13 por ciento en euros, 4.5 en yenes y 3 por ciento en libras esterlinas.

En entrevista, Sánchez Tello señaló que si se hace un comparativo desde 2006 la deuda neta era de 18 por ciento del producto interno bruto (PIB) y en la actualidad es de 33 por ciento del PIB, lo que demuestra que ha tenido un crecimiento muy importante, aunque todavía no es algo grave si se compara con Grecia, España, incluso con Estados Unidos, donde la deuda es el principal problema de estos países porque tienen arriba de 100 por ciento del PIB.

Pero si seguimos esta tendencia vamos a terminar el sexenio con una deuda equivalente a 50 por ciento del PIB, alertó. Aunque todavía no sería grave, pero de poquito en poquito vamos a empezar a tener problemas. Aquí el mensaje es que un gobierno responsable trata de hacer lo más que se puede, pero sin endeudarse porque estas deudas en México como en cualquier otra parte del mundo generalmente no se va a inversión, sino que se va a financiar a la burocracia, gasto corriente que al final no genera ningún tipo de riqueza.

Recordó que en 2008 vivimos una crisis externa y ahora también estamos viviendo una crisis interna; sin embargo, igual hay que señalar que aunque aún no hay señales de un problema grave en lo interno, también hay que abrir los ojos a la realidad.

Tenemos un país que viene creciendo a 2 por ciento en los pasados 30 años. Entonces también si tenemos el mismo nivel de crecimiento pero la deuda se ha incrementado desde 2006 con el gobierno de Felipe Calderón y parte de la primera mitad del gobierno de Enrique Peña Nieto, pero como vemos este mayor nivel de deuda no ha implicado más crecimiento.

El experto de la Fundef consideró que el mensaje es que la Secretaría de Hacienda en los próximos meses se va a enfrentar a los nuevos Criterios de Política Pública para 2016 en cuanto al presupuesto y es evidente que va a tener que evitar el endeudamiento, porque tenemos un escenario muy parecido al de 1982, cuando venía cayendo el precio del petróleo, tenemos ahora una depreciación aunque no es como cuando se hacía la devaluación por decreto gubernamental.