Economía
Ver día anteriorSábado 10 de octubre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Apremian a las autoridades a dar un avance sobre los principales puntos del acuerdo

Advierten industriales que tendrían que bajar salarios para competir en el ATP
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de octubre de 2015, p. 21

La precarización de los salarios es uno de los riesgos que puede provocar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (ATP), porque México tendrá que competir con países asiáticos, como Vietnam, donde se pagan 150 dólares al mes (unos 2 mil 500 pesos), con jornadas de 10 a 12 horas hasta por siete días a la semana, advirtió Rodrigo Alpizar Vallejo, dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Si vamos a competir contra los productos que tienen ese costo salarial, o somos muy productivos y competitivos, o de otra manera habrá que hacer un ajuste en todos los salarios, advirtió. Con el ATP lo que se busca son más empleos y mejor remunerados, no que se convierta en un problema de costos.

Consideró que hasta el sector automotriz, el de mayor crecimiento en el país, resultó afectado con el ATP, porque se redujo a 45 por ciento el llamado contenido regional en los vehículos, lo cual tendrá repercusiones en otras ramas industriales.

Riesgos en lácteos y textiles

En lácteos hay cierta amenaza de productos de Nueva Zelanda hacia México, porque tienen un gran nivel tecnológico que pone en desventaja a los productores nacionales que trabajan todavía con mecanismos muy rústicos y el tema de los textiles es aún más sensible, porque Vietnam es el segundo exportador de éstos hacia Estados Unidos, agregó.

Al final de cuentas, dijo, el ATP es un acuerdo que nos da la oportunidad con siete países nuevos con los que no teníamos tratado, pero con los que tenemos asimetrías económicas muy importantes, como Singapur o Malasia.

Alpizar sostuvo que el gobierno federal y particularmente el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y su equipo, encargados de negociar el ATP, consultaron en todo momento al sector empresarial, atendieron algunas de sus demandas y se lograron frenar algunas cosas, entre ellas que la reducción de contenido regional en automóviles no pasara de 60 a 30 por ciento como demandaban algunas naciones asiáticas, sino que quedó en 45 por ciento como punto medio.

Aseguró que representantes de las distintas cámaras empresariales participaron en el llamado cuarto de al lado durante las diferentes rondas de negociaciones del ATP, a las que México se incorporó desde 2011, y, sin embargo, desconocen los detalles de lo que finalmente se firmó, pero eso ocurre en todos los países, justificó. El secretario Guajardo anunció el jueves que en un mes se harán públicos los documentos del ATP, una vez que hayan sido traducidos, pero el dirigente de Canacintra manifestó que las autoridades deberían proporcionar a los empresarios un avance sobre los principales puntos del acuerdo.