Mundo
Ver día anteriorLunes 19 de octubre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El oficialista busca evitar la segunda ronda; el derechista Macri se mantiene en segundo sitio

Daniel Scioli, del FpV, favorito para ganar la elección presidencial en Argentina: sondeos

En Buenos Aires se librará la gran batalla al contar con más de 37% del padrón nacional

Foto
Daniel Scioli, del oficialista Frente para la Victoria, saluda a simpatizantes en un barrio de Buenos Aires, a unos días de la elección presidencial en Argentina, donde las encuestas lo marcan como favorito, aunque no está claro si podrá evitar una segunda vueltaFoto Ap
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 19 de octubre de 2015, p. 30

Buenos Aires.

A una semana de las elecciones presidenciales y en el último tramo, la fórmula del gobernante Frente para la Victoria (FpV) con Daniel Scioli y Carlos Zanini continúa en el primer lugar e incluso con tendencia a aumentar el 41 por ciento, mientras que el segundo competidor de la coalición Cambiemos, que encabeza la derechista propuesta Republicana (PRO) de Mauricio Macri-Gabriela Micheti, se estanca en un 28 por ciento.

Varios encuestadores admiten que la fórmula oficial tiene posibilidades reales de imponerse en la primera vuelta, superando el 40 por ciento y diez puntos de diferencia con el segundo. Scioli suma 37.9 por ciento de intención del voto y alcanzaría 40.7 puntos, según una encuesta del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) divulgada este domingo.

El tercer aspirante Sergio Massa, continúa en el tercer lugar con 22 puntos y es difícil que pueda aspirar a ser protagonista de una eventual segunda vuelta.

En el cuarto lugar aparece la alianza Progresistas con la única mujer que compite por la presidencia, Margarita Stolbizer, con alrededor de 4.4 puntos y se mantiene firme en un quinto lugar el aspirante por el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño.

El CEOP que conduce el sociólogo Roberto Bacman, señala que el candidato presidencial Daniel Scioli ha reafirmado su posicionamiento y es el único que tiene una probabilidad cierta de ganar sin necesidad de recurrir a segunda vuelta.

En el segundo lugar, cita, se mantiene Cambiemos. Es cierto que Sergio Massa ha logrado un crecimiento importante en estas últimas tres semanas; sin embargo tal crecimiento, que lo ubica en el orden del 22 por ciento, no le alcanza hasta el momento para obtener el deseado lugar que le daría un hipotético pasaje para la segunda vuelta. Su proyección lo coloca superando el valor obtenido en las primarias, pero faltan muy pocos días y la cuesta a trepar es cada vez más empinada.

De acuerdo a Raúl Kollman , analista de Página 12, sostiene que Bacman, como la mayoría de los consultores se sorprenden con el fenómeno que se está viendo en esta elección: no aparece por ahora el voto útil, no hay polarización e incluso se puede hablar de lo contrario. Quienes registran crecimiento son los que van terceros, cuartos o quintos, es decir Massa, pero no hay que descartar la hipótesis de un posible una segunda vuelta.

Esto es lo que intenta evitar movilizándose activamente el candidato oficialista, que tiene el apoyo firme de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la mandataria que se retira con el más alto porcentaje de voto positivo, en lo que va del proceso democrático, que comenzó en 1983, y el más largo sin golpes militares que recuerde el país.

A una semana de los comicios, y cuando aún queda casi un cinco por ciento de indecisos ?redondea Bacman? se hace menester pensar en encontrar las claves que definan esta elección. La primera de dichas claves es demográfica y no por repetida deja de ser importante: la provincia de Buenos Aires, la llamada madre de todas las batallas, sustancialmente porque posee más del 37 por ciento del padrón nacional, y es donde Scioli centra su esperanza de superar la barrera de la segunda vuelta.

Especialmente en el territorio del Gran Buenos Aires (primera y tercera sección electoral), donde cumplen un papel fundamental los gobernadores (que ya sin internas jugarán todos para el mismo lado), sobre todo en lo que se refiere al desafío de superar el resultado obtenido en las primarias de agosto pasado.

En los últimos días el aspirante del FpV en la provincia de Buenos Aires, Aníbal Fernández, se posicionó como el aspirante con mayor intención de voto. En este caso no hay segunda vuelta, por lo cual todo parece indicar que el próximo domingo él será elegido como nuevo gobernador de la provincia, sostiene el encuestador.

En otro orden, la Comisión Provincial de la Memoria acaba de entregar un informe que surge de los archivos de la Dirección de la Policía de la Provincia Buenos Aires (DIPPBA) donde se demuestra la persecución que existió contra el peronismo desde 1965.

Aunque se sabe que existen documentos en otros lugares sobre el fuerte espionaje desde que los militares y civiles de la derecha dieron el golpe en 1955 derrocando al entonces presidente Juan Domingo Perón e instalando la dictadura de la llama de la Revolución Libertadora, a la que el pueblo mayoritariamente peronista llamó la fusiladora.

Pese a la ley número 16910, que dispone la erradicación de toda actividad política, el peronismo recalcitrante prosigue activamente su acción dentro y fuera del país, decía un informe de inteligencia número 3 de la DIPPBA. También se hablaba de todo tipo de actividades de espionajes, a lo largo no sólo de los años en que estuvo prohibidio sino mucho después, especialmente entre 1965 y 1995.