Economía
Ver día anteriorMartes 27 de octubre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es necesario que el gobierno diga cómo se ejerce el dinero de los contribuyentes, afirma

La corrupción destruye; cuesta al año 4% del PIB: Julio A. Millán

Una contraloría social debe vigilar el uso de los recursos del gasto público de 2016, plantea el economista en el Foro México Cumbre de Negocios

Propuso una segunda oleada de reformas

Foto
El presidente Enrique Peña Nieto asistió ayer al foro México Cumbre de Negocios, que se celebra en Guadalajara, Jalisco. En la imagen, saluda a Miguel Alemán Velasco, organizador del encuentroFoto Arturo Campos Cedillo
Roberto González Amador
Enviado
Periódico La Jornada
Martes 27 de octubre de 2015, p. 20

Guadalajara, Jal.

La corrupción representa un lastre para la economía mexicana. Esta práctica tiene un costo equivalente a 4 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB), unos 740 mil millones de pesos.

En un entorno de inestabilidad financiera como el que se anticipa para el resto del año y el siguiente, México requiere acciones que vayan más allá de las reformas realizadas, entre ellas combatir la corrupción, apuntaron empresarios y expertos que participan en una reunión en esta ciudad.

La corrupción destruye, aseguró Julio A. Millán Bojalil, presidente del Grupo Corporación Azteca (Coraza). Sostuvo que cada año la corrupción cuesta al país el equivalente a cuatro por ciento del PIB, y a modo de comparación señaló que la producción del sector agropecuario, de acuerdo con datos oficiales, equivale a 5 por ciento del PIB.

El gasto público del próximo año debe ser distribuido de manera eficiente, sobre la base de una contraloría social que vigile el uso de los recursos. Lo que nos molesta es que nos mientan, que el gobierno no diga la verdad. Se requiere que nos diga cómo se ejerce el dinero que aportan los contribuyentes y así evitar la corrupción, expuso Millán Bojalil, en el segundo día de trabajos del foro México Cumbre de Negocios, organizado por el empresario Miguel Alemán Velasco.

Para hacer frente al entorno complejo que se avecina en el plano financiero y económico internacional, se requiere también que en México se realice una segunda oleada de reformas, declaró Millán Bojalil. Entre los cambios que planteó está el de reformar la educación, ahora en el terreno de los contenidos para los estudiantes. También, impulsar la innovación en ciencia y tecnología y que la innovación se vuelva una política de Estado.

Reformas adicionales son necesarias en el sistema de salud, así como en el campo y la alimentación, además de los sistemas de pensiones, planteó.

El actual gobierno ya impulsó y logró una reforma educativa que ha sido cuestionada por algunos sectores disidentes del magisterio, apuntó.

Combatir la corrupción es fundamental, no sólo en los países emergentes, dijo en el panel Eswar Prassad, de la Institución Brookings de Estados Unidos.

La correcta asignación de los recursos es fundamental para que la economía sea más estable. Combatir la corrupción, dijo, no sólo permite que la asignación de recursos sea más eficiente, sino que también se puedan aplicar correctamente las reformas porque evitaría que mucho vaya para las élites políticas y no para las masas.

Mientras, Dora Iakova, jefa de la misión en México del Fondo Monetario Internacional (FMI), consideró que una auténtica reforma educativa es lo más importante que México debe hacer para su desarrollo.

Otro gran problema que identificó es el poco aprovechamiento de las mujeres en el mercado laboral y en posiciones de mayor responsabilidad en el entramado empresarial y político. La presencia de las mujeres en los mercados laborales de México, dijo, es menor al promedio de América Latina, por lo que consideró necesario que haya políticas de inclusión en ese sentido.