Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 28 de octubre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Personas con discapacidad, adultos mayores o indígenas afrontan barreras inaceptables

Presenta Peña norma de equidad en el trabajo y no discriminación

Se busca adhesión voluntaria de la IP para la igualdad de pago y protección de derechos maternos

Las mujeres padecen además desigualdad salarial, carga laboral no remunerada y acoso, señala

Foto
México desaprovecha el capital humano de personas con discapacidad, adultos mayores e indígenas, así como el potencial de las mujeres, advirtió el presidente Enrique Peña Nieto durante la presentación de la norma mexicana en igualdad laboral y no discriminación, en Los PinosFoto María Meléndrez Parada
Rosa Elvira Vargas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 28 de octubre de 2015, p. 39

Personas con discapacidad, adultos mayores o indígenas, lamentablemente forman parte de los mexicanos que enfrentan barreras inaceptables para ejercer plenamente su derecho al empleo digno, señaló el presidente Enrique Peña Nieto.

Todos ellos, dijo, conforman un valioso capital humano que no estamos aprovechando como país, porque se les limita y frustra su capacidad y oportunidad de realización.

Lo mismo ocurre con el potencial de las mujeres, indicó Peña ayer en Los Pinos, durante la presentación de la norma mexicana en igualdad laboral y no discriminación. Asimismo, el mandatario mencionó los retos adicionales para aquellas que están incorporadas al mercado laboral: discriminación salarial, desmedida carga de trabajo no remunerado e incluso acoso sexual.

La nueva norma, expuso, promueve el respeto y la inclusión de los grupos vulnerables, además de que facilita el acceso del sector femenino al empleo. Si bien no es vinculante, busca la adhesión voluntaria de los centros de trabajo para dar igual salario por igual trabajo a ambos sexos, proteger los derechos de las madres, promover la licencia de paternidad y flexibilizar horarios para facilitar la convivencia familiar, entre otros.

Para el presidente Peña, esta generación debe hacer de la pluralidad un factor de progreso, de la diversidad una fuente de riqueza y de la igualdad una oportunidad.

Es importante, apuntó el mandatario, garantizar la equidad laboral y la no discriminación en los centros de trabajo, además de asumir la creciente y extendida responsabilidad para adoptar los mejores modelos hacia una sociedad plena de derechos.

Sin embargo, señaló, no bastan las normas, no son suficientes las leyes ni los nuevos marcos legales en el tema de la igualdad laboral y la no discriminación; se requiere ante todo que nuestra sociedad haga suyos estos principios, estas actitudes y los practique cotidianamente.

Citó las nuevas disposiciones en materia de legislación laboral, político-electoral y de inclusión de la perspectiva de género en el Plan Nacional de Desarrollo, como las piezas de un nuevo andamiaje en favor de la igualdad. Ofreció, como gobierno federal, adoptar la nueva norma para realmente asegurar condiciones de igualdad, y lo mismo deseamos ocurra en el ámbito privado.

Estos modelos se adoptan no sólo porque así lo han hecho sociedades más avanzadas, resaltó, sino porque es parte de la evolución social, para que se reconozca a la sociedad mexicana por generar conductas, actitudes, normas y principios de plena garantía a los derechos humanos.

El titular de la Secretaría del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, también habló de los marcados contrastes de desigualdad persistentes en México. Transformar esa realidad, dijo, no es tema de recursos económicos, sino de cambiar culturalmente y romper inercias.

Como resultado de las políticas públicas en la materia, mencionó que de 4 millones de personas colocadas por el Servicio Nacional de Empleo, 1.8 millones son mujeres, 109 mil adultos mayores y 39 mil presentan alguna discapacidad física. Además, de 3 millones de niños que hace tres años realizaban trabajo prohibido e ilegal, 500 mil han dejado esa condición.

El actual encargado del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Daniel Ponce, llamó a dar pasos firmes para la incorporación de las personas con discapacidad en todos los ámbitos, erradicar cualquier forma de violencia basada en la discriminación a todo grupo vulnerable y construir instituciones libres de violencia, con igualdad de oportunidades.

Las instituciones públicas deben cumplir una función rectificadora de injusticias y desigualdades sociales, destacó.