Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 28 de octubre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El cambio, entre el descrédito de la vida política, señalan en Casa Lamm

En el proceso para relevar a Narro, dos visiones de universidad: expertos
Emir Olivares y Arturo Sánchez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 28 de octubre de 2015, p. 40

Expertos en educación de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) analizaron este lunes el proceso de relevo del rector que se lleva a cabo en la institución. En el foro La inminente sucesión del rector, realizado do en Casa Lamm.

Hugo Casanova, académico del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (Iisue) de la UNAM, opinó que la designación se da en un momento de tranquilidad institucional en la casa de estudios y de descrédito de la vida política del país.

En su opinión, la sociedad demanda acciones que acoten fenómenos como la inseguridad, la violencia, el autoritarismo y el abuso del poder, y que den transparencia. Por eso, afirmó, en la sucesión de la rectoría se perciben dos posiciones principales: una que jala a que todo siga como desde hace 70 años, cuando se promulgó la Ley Orgánica que faculta a la Junta de Gobierno (JG) de la universidad para que sus 15 miembros designen al rector, y otro que pide apertura en el proceso de nombramiento.

Dijo que la JG no tiene criterios claros para escoger al rector y que no se sabe si valora los méritos académicos de los candidatos, la orientación de sus proyectos de trabajo, su adscripción política y su trayectoria burocrática, o alguna otra característica.

Marcela Fuente, representante de la organización Redes Universitarias, leyó un documento redactado –indicó– por estudiantes y académicos, en el que se dice que se requieren vías para que se escuche la voz de los universitarios en la designación de autoridades.

Axel Didriksson, también del Iisue, planteó que cada vez que la universidad vive un momento como éste, se redefinen sus relaciones con el gobierno. Y en este momento, aseguró, aunque hay 10 candidatos a la rectoría, hay en realidad dos visiones de universidad entre los que la Junta de Gobierno debe decidir: una que plantea conservar la autonomía y otro que contribuiría a su desintegración.

Dijo que la primera opción está representada por Rosaura Ruiz, directora de la Facultad de Ciencias, y la segunda por Sergio Alcocer, ex secretario general de la UNAM.