Deportes
Ver día anteriorSábado 5 de diciembre de 2015Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No existe capricho personal ni antecedente de procuración de justicia, dijo Castillo sobre la reunión

Carl Lewis y Mike Powell motivan a atletas mexicanos a fijarse metas y cumplirlas

Nuestro país va más allá de cinco o seis personas que han hecho mucho daño al deporte, afirma

Foto
Saúl Mendoza, Carl Lewis, Alfredo Castillo y Mike Powell, durante el encuentro Pro Río 2016Foto Yazmín Ortega Cortés
Abril del Río
 
Periódico La Jornada
Sábado 5 de diciembre de 2015, p. a15

Buena respuesta tuvo la reunión Pro Río 2016 organizada por la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), en la que los ex atletas estadunidenses Carl Lewis y Mike Powell fueron los motivadores de deportistas mexicanos rumbo a Río 2016 y de otras competencias de disciplinas no olímpicas.

En su mayoría becarios del programa CIMA, seleccionados nacionales, medallistas olímpicos y paralímpicos, entrenadores, preparadores, médicos y sicólogos deportivos disfrutaron la rutina de los hombres que dominaron la velocidad y el salto largo en los años 80 y 90.

Con anécdotas y simpatía en discursos ensayados como conferencista, Lewis se concentró en la idea de fijarse metas y Powell en la planeación y la disciplina que deben sostenerse para alcanzarlas.

Hablaron de la rivalidad entre ambos que los impulsó a ganar campeonatos y establecer récords mundiales, aunque no tocaron los temas de dopaje que cimbran al atletismo mundial. En conferencia de prensa posterior tampoco ahondaron en ese flagelo.

Lewis, quien alguna vez estuvo bajo sospecha de haber utilizado hormona de crecimiento, por lo que demandó a una publicación alemana, lamentó que se haya perdido la confianza en el atletismo y que los más afectados sean los estadunidenses, cuando son los más vigilados y han desarrollado los más estrictos controles antidopaje.

“La credibilidad está en duda, porque aun cuando en Estados Unidos se pasan las pruebas más duras, la percepción es que siguen siendo los peores.

“Hay diferencias respecto de otros países que no tienen las pruebas para realizar los test antidopaje y pese a que existe el problema no hay fondos para remediarlo”, dijo en referencia a los positivos a sustancias prohibidas que en la actualidad tienen suspendido al atletismo ruso, y los casos surgidos en países que dominan algunas pruebas, como Kenia e Italia.

El Hijo del Viento, quien asistió a cuatro Juegos Olímpicos, señaló que ante el dopaje sistemático que hace ver raros a los atletas que no acuden a sustancias prohibidas, lo único que cuenta es la responsabilidad de cada uno.

Lewis llegó a poner en entredicho la certeza de que esté limpio el jamaiquino Usain Bolt, el actual más veloz del mundo.

Ambos atletas se brindaron a la comunidad deportiva, que en la sesión de preguntas ventilaron dudas, desde cómo superar la falta de respaldo familiar para desarrollarse en su disciplina y la firmeza que deben tener los entrenadores.

Incluso un promotor regiomontano que ha invertido en el deporte preguntó a Lewis, como si éste fuera vidente, como para cuando la delegación mexicana llegará a un nivel más alto, ante lo cual, el ahora entrenador lanzó la recomendación general: Ponte una meta en la cancha y verás que el país te apoyará.

Durante la ceremonia de inauguración de la reunión para unos 500 participantes en un hotel de Reforma, Alfredo Castillo, titular de la Conade, se mostró consciente del conflicto que mantiene con algunas federaciones y entes deportivos por supuestos malos manejos del presupuesto gubernamental asignado al deporte.

Dijo que el objetivo del organismo a su cargo es que los mejores atletas que podamos detectar cuenten absolutamente con todo el apoyo del Estado mexicano. Esa es la instrucción del Presidente de la República y del secretario de Educación.

Y aclaró: En nada de esto existe capricho personal, en nada hay un antecedente de procuración de justicia. No debe contravenirse ésta hacia el deportista, el entrenador y todas las personas que sacrifican su vida por un atleta.

Ante la inasistencia de algunos atletas que se solidarizan con sus federaciones en pugna, dijo: México va más allá de cinco o seis personas, no instituciones, que le han hecho mucho daño al deporte y que lamentablemente hoy tienen a los deportistas como rehenes.